Con ‘El Carnavalito’, empezó la festividad más importante de Nariño

Una tradición que se transmite a las nuevas generaciones.
Foto: Sebastián Cabrera.
Foto: Sebastián Cabrera.

Con éxito se desarrolló en Pasto el desfile del Carnavalito, que cada dos de enero engalana la senda del Carnaval de Negros y Blancos con el protagonismo de los niños y niñas quienes expresan en la cultura popular su amor por la tierra y el arte.

Las nuevas generaciones expresan en esta tradición el legado adquirido de sus padres y abuelos quienes han ejercido esta labor por décadas y otros tantos en la curiosidad de crear y plasmar con papel colado, pinturas, vestuarios, danza y música aquello que como niños perciben del mundo que los rodea.

La majestuosidad de las mini carrozas y murguitas dejaron ver en esta versión del Carnaval de Negros y Blancos 2017 la diversidad en flora y fauna de nuestro territorio, así como la creatividad de los niños a la hora de utilizar material reciclable para desarrollar sus estampas.