Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Archivo.

El recuerdo de Pastor López (1944 – 2019)

Radio Nacional de Colombia lamenta la muerte del Indio Maracucho, Pastor López, tan connacional nuestro como cualquiera de los grandes músicos colombianos.

En su libro “¡Que viva el chucu-chucu! Crónicas de la música tropical” (por cierto, primera bibliografía en referirse al género tropical bajo esa denominación), el melómano Rafael España González esgrimía razones por las cuales había que ponderar al cantante: “Pastor López es importante en el panorama de la música tropical básicamente por dos motivos: primero, tiene una voz con unas tonalidades muy especiales, un engolamiento original; y segundo, porque con sus interpretaciones prolongó durante varios años el apogeo del chucu-chucu, justo después de que Nelson Henríquez entregaba el mando”.

Luego de su estreno en el campo de la música tropical como parte de Los Tomasinos de Emir Boscán, donde empezó a figurar por su interpretación de los temas “El palomo” y “Caimito”, Pastor López ingresó a la orquesta de Nelson Henriquez en 1971, donde convirtió en éxito absoluto el tema "La hamaca rayá" de Juvenal Viloria. A partir de ese momento se inició una carrera solista que lo convirtió en una leyenda en Colombia, no sólo en diciembre sino en cualquier momento del año donde la disculpa fuera la fiesta.

José Pastor López nació en Barquisimeto, Estado de Lara, Venezuela, en junio de 1944. Su madre era fabricante de instrumentos de cuerda, que el pequeño revisaba por instinto hasta aprender por su cuenta la ejecución del cuatro, lo que directamente lo llevó a interesarse en la música llanera. Desde que llegó a Colombia en 1972, nunca más dejó el país.

En diferentes temporadas residió en Barranquilla, Pereira, Medellín y últimamente en Cúcuta, donde fue internado por cuenta del derrame cerebral que se lo llevó. Pese a los quebrantos de salud constantes (en 2010 fue operado del corazón en Bogotá) y a la pérdida paulatina de esa voz que lo caracterizó por años en las décadas del 70 y 80, Pastor López nunca dejó de ser invitado a todos los escenarios en ferias, fiestas y verbenas populares.

Pastor López se queda en cada casa colombiana. Y así será gracias, entre otras, a sus buenos oficios como divulgador de la obra de grandes compositores y arreglistas como Víctor Gutiérrez, Isaa Villanueva, Jorge Ramírez, Jorge Cotes y Pablo Grajales, en temas como "El ausente", "Traicionera", "Mujercita buena", "Las caleñas", "Golpe con golpe", "El ausente", "Navidad de un preso", "El hijo ausente", "La venezolana", "Lloró mi corazón", "Tienes que regresar", "Ella es, tú fuiste", "Las bonitas no son fieles", "Solo un cigarro", "Sorbito de champagne", "Fue por una cerveza", "El eco de tu adiós", "El negro parrandero" y decenas de éxitos más.