Se nos acaba la piangua

https://rtvc-assets-radionacional-v2.s3.amazonaws.com/s3fs-public/audios/4._audio_se_nos_acaba_la_piangua_con_cabezote.mp3

La piangua es vida y fuente de trabajo para las comunidades de Tumaco, pero cada vez es más difícil obtener este molusco ¿Qué la está matando? Escuche la historia

tw fb
Se nos acaba la piangua
LA VIDA EN COLOMBIA GRANDE

La piangua es un molusco de gran valor en la gastronomía del pacífico nariñense, no solo por el buen sabor que da a los platos de encocado o atollado, ceviches y sopas, sino porque es la principal fuente de trabajo para las familias que habitan las veredas de Cabo Manglares en Tumaco.

De la piangua dependen las concheras de la vereda Colombia Grande, en Tumaco, Nariño. Ellas las recolectan de los manglares para venderlas en su mayoría a compradores de Ecuador. En promedio, cada una recolecta al día entre 25 y 100 moluscos, que pueden llegar a costar ocho dólares, apenas suficientes para sostener a sus familias.

Las cifras de hoy distan mucho de las que recuerdan los abuelos, cuando en un solo día una persona podía sacar más de 500 conchas de los manglares..

La evidente disminución de pianguas y otras formas de vida en el río Mira preocupan a los científicos y ambientalistas que hicieron parte de la primera Expedición Pacífico. Por eso llegaron hasta las veredas para hablar con la comunidad y establecer las causas del deterioro de los ecosistemas.

En las veredas Candelillas de la Mar y Colombia Grande se encontraron con signos de alarma, pero también con comunidades dispuestas a implementar buenas prácticas para conservar la biodiversidad de este rincón del territorio colombiano.