Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe

La capital mundial de la ruana

Foto: Colombia de fiesta

En el centro de Boyacá el frío puede llegar a ser muy intenso y para esas bajas temperaturas nada mejor que una ruana de lana virgen. En el municipio de Nobsa se tejen las mejores.

Esta población es la capital mundial de la ruana, así que al caminar por sus calles, este abrigo boyacense se ve por todos lados: Lo usan niños, adultos, ancianos, hombres y mujeres y también se ven exhibidos en los locales comerciales donde ya están listos para la venta.

Sentadas frente a esos locales es común ver a las mujeres tejiendo mientras conversan. Ahí encontramos a Andrea Barragán, Ofelia Salcedo y Angélica Albarracín.

Andrea recuerda que el oficio de tejer lo aprendió de su mamá, quien a su vez, obtuvo de su abuela los conocimientos necesarios para confeccionar la prenda que identifica a los boyacenses en cualquier parte del mundo.

Angélica, de 19 años, teje mientras cuida a su hijo de tres años. Reconoce que hasta ahora está aprendiendo a tejer y revela que uno de los secretos de las ruanas de Nobsa es al amor con el que las tejenderas las confeccionan.

Entre tanto, Ofelia, la más madura del grupo, se lamenta porque considera que su trabajo ya no es valorado como antes. Dice que los compradores siempre piden rebajas sin tener en cuenta el trabajo que hay detrás de cada producto.

La ruana boyancense no sólo es una prenda que sirve para proteger del frio. Es considerada por el Dane como un producto de primera necesidad y es sin duda alguna, un elemento de orgullo para los habitantes del centro de Boyacá.

El compositor Ricardo Bautista, conocedor de las tradiciones de esta zona del país, dice que es difícil imaginar a un boyacense sin su ruana y su sombrero, prendas que representan lo mejor de esta cultura.

“La ruana es ancestro, es tradición, además que la ruana significa toda la laboriosidad de las campesinas, quienes hilan la lana, quienes hacen primero la destilada de la oveja y luego de la destilada viene el proceso de hilar la lana y luego vienen las tejenderas, son tejidas por las manos mismas de los artesanos”, explica Bautista.

Si de buscar el origen de la ruana se trata hay que viajar a la época de la conquista española. Elementos traídos por los europeos se fusionaron con los indígenas y así es como historiadores creen que nació el abrigo boyacense, como le dicen con cariño.

Las tejedoras son las últimas que intervienen en el laborioso proceso de hace una ruana. Primero se deben esquilar las ovejas, luego se lava este material, se tintura, se alarga para facilitar el tejido y después de todo eso ahí se teje. Ana Pérez de 78 años y quien teje desde los cinco, sabe bien que detrás de esta prenda típica hay mucho trabajo.

“Es un torno donde uno hace las cañuelas para pasarlas al telar y ya cuando lo quitan del telar uno compone, vuelve mecha, cose y carda, ese el oficio que hacemos desde pequeñitos”, dice la artesana.

De las ruanas de Nobsa dependen cerca de 300 familias. La fama que esta prenda ha adquirido ha hecho que desde el municipio se exporte a España, Italia y Estados Unidos. Es por esto que el abrigo boyacense es #DeColombia.