Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia

Radio Nacional de Colombia

Transmisión Señal Clasica

Señal Clásica

Transmisón Señal Cumbia

Señal Cumbia

Transmisón Rtvc Play

Aplicación de contenidos

“Queremos fomentar la cultura ambiental, que nuestros parajes estén cada vez más limpios”: Gina Cifuentes

Un grupo de tumaqueños, liderados por Gina Cifuentes, convierte lo que para unos es desechable, en esperanzas y oportunidades.

Foto: Miguel Ángel Cortés

Por: Natalia Cabrera

Es común que cuando escuchamos la palabra ‘Tumaco’, inmediatamente sea relacionada con el conflicto armado que azotó al Pacífico nariñense. Pero cuando los deseos de transformación nacen, los trabajos comunitarios muestran la mejor cara de esta región.

Un grupo de tumaqueños liderados por Gina Cifuentes, convierte lo que para unos es desechable, en esperanzas y oportunidades para otros. Preservar Pacífico, es una fundación que por medio del reciclaje busca cambiar la cultura ambiental de los habitantes del litoral.

Foto: Natalia Cabrera.

“La fundación Preservar Pacífico concentra su campo de acción en las nuevas generaciones, porque pensamos que es una forma asertiva de generar una cultura ambiental más positiva” así lo indicó Gina Cifuentes, gerente de la fundación.

Jóvenes entre los 15 y 18 años junto al trasegar de las olas, intentan con sus manos proteger y preservar no solamente las playas, sino también las zonas urbanísticas, los manglares y esteros, aportando al desarrollo del potencial turístico del municipio.

“Queremos empezar poco a poco a fomentar la cultura ambiental y que nuestros parajes turísticos estén cada vez más limpios y cada vez más atractivos para esta región, que ha sido tan vulnerada y tan azotada por las situaciones que ya conocemos. De esta forma la fundación busca que se muestre una nueva cara positiva, que la zona del Pacífico y Tumaco se vea como es realmente.” expresó Gina Cifuentes.

Foto: Natalia Cabrera.

Las manos de una nueva generación de tumaqueños busca edificar un mejor Pacífico, la educación es el cemento para generar esta naciente cultura ambiental, a través de charlas: niños y jóvenes conocen los riesgos y consecuencias de la contaminación.

Anny Góngora es una pequeña niña tumaqueña, que a su corta reconoce que las playas del morro son un factor esencial para la unión de las familias del Pacífico.

“Para mí y para todos, ir un domingo gozársela con la familia, nadar y compartir”, dice.

El deporte en el tumaqueño de a pie es tan importante como celebrar a son de marimba y bombo su tradicional, colorido y milenario Carnaval del Fuego. Preservar Pacífico se ha ideado un círculo de saberes denominado ‘canje ambiental’, que incentiva en los niños el deporte y las matemáticas.

La pequeña Anny a su corta edad ya siente responsabilidad por el cuidado del planeta, a través del reinado del fuego viste de esperanzas a aquellas mujeres que resaltan la belleza del Pacífico.

“El reinado es de todas las niñas de todos los colegios. Muy hermoso empiezan a decorar con cosas de reciclaje el traje con papel, copitas de vasos, las tapas de las botellas, las botellas, porque así ayudamos al planeta, nos ayudamos a nosotros mismos y al mismo planeta”.

Foto: Miguel Ángel Cortés

Lo que alguna vez fue basura, se convierten en frisbees que se mueven al son del viento y bailan al ritmo de las sonrisas de cientos de niños tumaqueños, que hoy ven cómo su trabajo ha rendido frutos.

“La idea es que los jóvenes traigan 50 latas y botellas plásticas y con eso se les regala un frisbee (…) Es un proceso muy hermoso, lo chicos aprenden, además no solamente en la parte ambiental, sino que el manejo de contar para ellos es importante, ellos dicen: me faltan tanto, guárdamelas, ya vengo por las otras. Uno tiene la oportunidad de acompañarlos en ese proceso.” comentó Alexandra Cifuentes, integrante de la fundación.

Es así como niños y jóvenes tumaqueños trabajan para exponer ante Colombia la mejor cara del Pacífico, ellos, quienes más han sufrido la violencia, son precisamente ahora quienes se encargan de construir una nueva cara de Tumaco, más limpia, más solidaria, mucho más pacífica.  

Escuche a continuación la crónica radial completa de esta historia: