Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe

El papa Juan Pablo II visita el país

fecha linea de tiempo: 
01/07/1986

grupodetabas

multimedia3
foto: 
Pie de Foto: 
Radio Nacional de Colombia - Juan Pablo II en Tumaco

El primero de julio de 1986, después de 18 años de la visita de Pablo VI en 1968, pisó tierra colombiana el papa polaco Karol Józef Wojtyła, Juan Pablo II, en una visita que se postergó por siete días y en la cual visitó a 10 ciudades y municipios colombianos entre esos Armero, que aún no se recuperaba de la avalancha sufrida en noviembre de 1985, que dejó cerca de 20.000 muertos.

Juan Pablo II llegó a Bogotá cerca de las tres de la tarde de ese día y fue recibido por el presidente de ese entonces, Belisario Betancourt. A su vez se dice que más de 1250 campanas resonaron al mismo tiempo cuando el Boeing del papa llegó a la capital del país. Esta semana recibió el nombre de “los siete días blancos” en el imaginario colectivo.

Una caravana de vehículos blancos circuló entonces por las calles de la ciudad ante los gritos de “Juan Pablo, Segundo, Te quiere todo el mundo", realizando el recorrido hasta el centro de la ciudad, al Palacio Arzobispal de la ciudad, en un despliegue de seguridad nunca antes visto en el país.

Esta visita marcó también uno de los primeros hitos en la televisión de nuestro país, al ser un evento transmitido por los canales de televisión en directo a todo el país. Un evento que estuvo marcado por los eventos que habían sucedido en los años precedentes a su visita, como lo había sido también el episodio del Palacio de Justicia, la ya mencionada tragedia de Armero, el terremoto de Popayán (1983) y el de Tumaco (1979).

Estas ciudades fueron visitadas por Juan Pablo II, quién también viajó a las ciudades de Cali, Bucaramanga, Medellín, Cartagena, Barranquilla y Chiquinquirá, en dónde oró por la pacificación del país, pidió la dejación de armas de parte de las guerrillas y condenó el narcotráfico.

De esta visita fue célebre el discurso del ciudadano Guillermo Tenorio del Consejo Regional Indígena del Cauca,en el que pedía por justicia social para los pueblos indígenas y por la paz en sus territorios, ya que la violencia de esos años se había llevado ya a varios líderes sociales y religiosos de la comunidad. Este discurso fue tratado de censurar por las autoridades, en el evento que tuvo lugar en la ciudad de Popayán.

En esta visita también se consagró de nuevo el país a la Vírgen del Rosario en Chiquinquirá, en una de las ceremonias más emotivas de su visita. En Tumaco el Santo Padre rompió el protocolo al entrar a una casa de una familia pobre en dicha localidad.

Otra de las escenas que quedaron en la memoria colectiva del país, fue la de ver a Juan Pablo II arrodillado ante una cruz sobre el desierto que quedó en el municipio de Armero, Tolima, después de lo que se ha considerado como una de las tragedias más devastadoras del país.

El 8 de julio de 1986, el Papa partió con destino al Vaticano desde la ciudad de Barranquilla donde ofreció la última misa campal que contó con la presencia de varios miles de personas, en una ciudad que inicialmente no estaba contemplada en la agenda inicial.

El llamado “Papa viajero”, motivó con su visita la construcción de varias obras de infraestructura que impulsaron el desarrollo de las regiones en las que estuvo, como servicios básicos de electricidad, alcantarillado, acueducto, vías y espacios de congregación pública que antes de su visita no existían.

fuentes: 

1. Señal Memoria

2.  El Tiempo

3. Universidad del Rosario