Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Colprensa.

Un adiós al expresidente Belisario Betancur

Por: Colprena

Pasadas las 2:30 de la tarde de este viernes falleció a los 95 años el expresidente de la República Belisario Betancur Cuartas, quien ejerció su condición de exmandatario durante 32 años con una prudente participación en el debate político, dedicado mucho más a la cultura, la educación y la paz.

Betancur se encontraba internado en la Clínica Santa Fe de Bogotá desde la mañana del jueves, cuando fue hospitalizado por una afección pulmonar, la cual le llevó a su deceso. El centro médico en un comunicado confirmó su fallecimiento: “La Dirección de la Fundación Santa Fe de Bogotá informa el fallecimiento del señor expresidente de la República de Colombia Belisario Betancur Cuartas el 7 de diciembre de 2018 a las 14:32 horas”.

Siempre militó en el Partido Conservador, por el cual ocupó la Presidencia de Colombia entre los años 1982 y 1986. Había nacido en febrero de 1923 en el municipio antioqueño de Amagá. Se casó en dos oportunidades, la primera con Rosa Helena Álvarez (fallecida en 1998), con quien tuvo a sus hijos Beatriz, Diego y María Clara. Su segunda compañera fue Dalita Navarro.

La política la empezó a ejercer desde 1945, momento en que fue elegido diputado a la Asamblea de Antioquia, luego fue miembro de la Cámara de Representantes. También fue miembro de la Asamblea Nacional Constituyente convocada por el expresidente y general Gustavo Rojas Pinilla. Además fue senador, ministro de Estado y embajador.

Cuando llegó en 1982 al poder, Belisario Betancur hizo común la frase “casa, carro y beca”, esto porque se propuso impulsar desde su administración que los colombianos tuvieran derecho a conseguir su propia vivienda, acceder al estudio y la posibilidad de un vehículo.

Pero los momentos difíciles le llegaron temprano, siete meses después de mudarse a la Casa de Nariño. En 1983, Betancur tuvo que afrontar el terremoto de Popayán, ocurrido en la mañana del Jueves Santo 31 de marzo a las 8:15 de la mañana. Ese mismo día, el mandatario visitó el lugar donde se presentó el lamentable suceso, que dejó cerca de 200 muertos y más de 1.000 heridos. Después de abandonar la ciudad, Betancur aseguró que “Popayán resurgirá de sus escombros”.

Posteriormente, en el año de 1984, su ministro de Justicia, Rodrigo Lara Bonilla, fue asesinado en su vehículo por sicarios del Cartel de Medellín el día 30 de abril. El 2 de mayo, ante los restos de Lara Bonilla, el gobierno de Betancur cambió su criterio y decidió aprobar de inmediato la Ley de Extradición, dando inicio a la guerra contra el narcotráfico en Colombia.

En el año 1985, el tercero de su mandato, Belisario Betancur tuvo que enfrentar dos de los momentos más complejos no solo de su carrera sino de la historia reciente del país. El primero fue la toma del Palacio de Justica, el 6 y 7 de noviembre, cuando la entonces guerrilla del M-19 se tomó el Palacio de Justicia, un hecho en el que murieron casi 100 personas, entre ellas los altos magistrados de las cortes.

Una acción violenta que contó con el apoyo del narcotráfico y que fue finalmente sorteada a sangre y fuego por el Ejército Nacional, que recuperó el palacio. Sin embargo, esa acción dejó varios desaparecidos y amplias dudas sobre la manera en que actuó la fuerza pública y el Gobierno, una carga que siempre llevó Betancur.

“Nuevamente pido perdón porque hoy sé que mis actuaciones causaron inmenso dolor a los familiares de las víctimas y tanto dolor histórico al país; y reitero que haría cualquier cosa para aliviarlo. El dolor ha estado siempre en mi mente durante treinta años”, reconoció Betancur el 5 de noviembre de 2015, 30 años después de aquellos hechos aciagos. “Que nuestra memoria y la del país estarán incompletas hasta cuando podamos conocer el paradero de todos los desaparecidos”, agregó.

Una semana después de la toma del Palacio de Justicia, a la medianoche del 13 de noviembre, la avalancha más grande de la historia del país, provocada por el deshielo del volcán Nevado del Ruiz que hizo erupción aquella noche, borró a la población de Armero, en el departamento del Tolima, una tragedia natural en la que murieron más de 25 mil personas.

Betancur, unos meses después, en julio de 1986, recibió en el país al papa Juan Pablo II, quien visitó la zona de la tragedia, declarada campo santo, y oró por las miles de personas que fallecieron.

Pero además de estos momentos trágicos que tuvo que enfrentar durante su mandato, Betancur Cuartas es también recordado porque en su gobierno se dio el primer avance importante en un proceso de paz, esto con la tregua que se dio con las Farc, lo que permitió crear a la Unión Patriótica. Aunque ese esfuerzo de paz fue muy grande, el mismo se frustró.

Pese a ese revés, Belisario Betancur se convirtió en el consejero de los presidentes de la República que le sucedieron para intentar los acercamientos con las guerrillas y lograr acuerdos de paz.

El exmandatario igualmente se destacó porque decidió que al salir de la Jefatura del Estado se retiraría de toda actividad política pública, y fue cuando empezó a dedicarse a la cultura, siendo la poesía una de sus principales pasiones. Apoyó concursos, fundaciones y fue promotor de diversas actividades musicales.

Durante el gobierno de Juan Manuel Santos fue uno de sus principales respaldos para seguir adelante con la negociación que tuvo con las Farc. Este viernes, al expresar sus condolencias, Santos expresó: “Todo honor y toda gloria al presidente Belisario Betancur. Gran patriota, gran amigo y gran ejemplo de entereza, honestidad y humildad. Nuestras sinceras condolencias a su familia. Colombia agradecida lo recordará por siempre”.