Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Imagen del documental 'La Noche Herida' de Nicolás Rincón Gille. Foto: Colprensa

El documental ‘La Noche Herida’ llega a las salas de cine

Por: Colprensa

‘Noche Herida’, elegida como la Mejor Película Colombiana en el Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias 2016, ahora iniciará su recorrido por las salas de cine del país desde este jueves, 30 de marzo.

Blanca es una abuela quien está preocupada por no dejar que sus nietos desaparezcan en la violencia que los rodea en un barrio de invasión en uno de los extremos de Soacha, es la protagonista de esta pieza documental realizada por Nicolás Rincón Gille.

Estuvo participando en un largo recorrido de festivales de cine en el mundo antes de llegar ahora a las salas de cine, “ha tenido una vida larga y luego de poder estar en distintos festivales del mundo, pasando por el FICCI y ahora llega a la cartelera”, comentó Nicolás Rincón.

Y agregó: “Si bien son documentales, este tipo de trabajos tienen un tratamiento cinematográfico. Siempre se concibe el documental como entrevistas o reportajes, pero yo lo creo haciendo cine sobre un terreno de la realidad, donde sólo observo y voy filmándolo, donde la diferencia está en que no hay guion”.

Una sociedad en la cual los niños crecen sin un referente paterno,  la mayoría víctimas  de la violencia, estos barrios de desplazados  están repletos de pequeños ranchitos que son liderados por mujeres, que como Blanca, son abuelas que deben criar a sus nietos, sea porque su madre los abandonó, murió o porque se encuentra trabajando.

“Todo parece ir muy rápido, donde las niñas y niños a los 14 o 15 años son padres, se unen y la familia se descompone muy rápidamente. Parece que cargan con todo ese legado violento encima que difícilmente logran superar”, afirma Rincón.

Esta es la tercera parte de una especie de trilogía que comenzó en el campo siguiendo a una campesina, donde el director empezó a preguntarse qué pasaba con las familias cuando eran expulsadas del campo y llegaban a la ciudad.

La primera parte de la trilogía se llamó ‘En lo escondido’, con Carmen que vive en Cundinamarca y que tiene una relación fuerte con las brujas que querían que ella fuera una de ellas. Luego presentó ‘Los abrazos del río’, que es un recorrido por el Río Magdalena y su folclor, con las creencias sobre el Mohan y como esta figura regula las actividades del río, en especial la pesca.

Tercera parte

Para la tercera parte de esta trilogía, empezó a buscar las familias en distintas partes de Bogotá, pero en algunos de los barrios había un fuerte control paramilitar, lo que hacía difícil poder seguir investigando allí. Todo esto lo llevó a uno de los últimos barrios de Ciudad Bolívar.

Blanca Rodríguez, nació en Samaná, Caldas y su mayor objetivo fue sacar a su familia adelante. “Nosotros salimos de allá porque había mucho grupo armado. Uno ni sabe qué grupos son… gente uniformada que no sabíamos si eran para bien o para mal. El consuelo mío era estar con mis hijas…”.

Es un lugar como muchos otros en el país, una zona cercana a los centros urbanos en la que se encuentran personas desplazadas de distintas regiones colombianas, y en muchas ocasiones, la mayoría, llegan junto con parte de la violencia que los hizo huir.

El futuro de Blanca inició en las fronteras de Bogotá, en el abandono que dejó el desplazamiento, con los tiempos trastocados pero con la esperanza de alcanzar un día la forma de no saber más de violencia.

“Llegamos como a la una de la mañana a una pieza, dormimos entre un reguero de perros, de gallinas y pollitos al otro día vimos el lugar y era un chiquero: lo arreglamos, fumigamos y pusimos los colchones y dormimos mejor”, comentó Blanca.

Una mujer valiente, fuerte, como las que suelen estar en los trabajos de Nicolás Rincón, quien en la edición del FICCI de este año, presentó ‘Besos Fríos’, un cortometraje con las madres de Soacha, quienes tuvieron que militar en búsqueda de la verdad, y ahora,  detrás de hacer justicia.