Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Darío Gómez, uno de los representantes de la música de despecho en Colombia. Foto: Colprensa. Octubre 2018.

Músicas populares, el sentir del pueblo

Por: Jaime Andrés Monsalve

No hay lugar de la geografía nacional en el que la música popular del interior no haya calado hondo, ni pena que no se haya sobrellevado con la ayuda de las profundas, plañideras y tremendistas letras de lo que antes se ha conocido como música de carrilera, música guasca o de despecho.

La llamada música de carrilera colombiana tiene como punto de partida dos orígenes: por una parte, los ya casi inexistentes ferrocarriles que otrora eran una alternativa para recorrer la escarpada geografía colombiana.

Y por otra parte, los llamados pianos traganíqueles. "Por donde pasaba el ferrocarril siempre había unas fondas camineras, y allí paraban los campesinos de las regiones a tomarse su aguardiente mientras esperaban o dejaban el tren. Los discos de las fondas provenían de las capitales del país, especialmente de Medellín", explica el investigador musical Mauricio Restrepo Gil, quien será nuestro invitado especial desde la capital antioqueña en este programa.

Los pianos traganíqueles, por su parte, ayudaron a popularizar las rancheras y los corridos de México (las Hermanas Padilla, Los Madrugadores y otras agrupaciones), así como la producción tanguera más popular y cantinera proveniente de Argentina (Agustín Cornejo, Valente y Cáceres, Gregorio Ayala y Carlos Spaventa, entre otros).

"Los vendedores de discos se dieron cuenta de que, adherido al trago, aquel era un material que podía funcionar muy bien", asegura Restrepo Gil, "ante lo cual empezaron a producir música colombiana bajo esos mismos cánones", relata.

Dentro de los nombres destacados de esas primeras generaciones estaban Los Pamperos, el Caballero Gaucho, Oscar Agudelo, Gabriel Raymon y los Relicarios.

Los paqueteros que tomaban el legendario ferrocarril de Antioquia se encargaron de distribuir los discos por las regiones del país. Así nacieron subgéneros como la música parrandera paisa, de la que también escucharemos a sus pioneros.

"Fueron tiempos en que se vendían como pan caliente los discos por cuenta de quienes con su monedita podían elegir las canciones que más les gustaban, temas que normalmente versaban sobre desamores, madres muertas, novias ausentes, esposas que abandonaban el hogar o que morían jóvenes...", explica el experto.

Para Restrepo Gil, se trata de una música lacrimógena que ha calado hondo en nuestro país y que tiene continuidad en la obra de Las Hermanitas Calle, Darío Gómez, Luis Alberto Posada y otros artistas.

No se pierda el especial ‘La música popular y cantinera’ este lunes festivo. Acompáñenos en redes sociales con la etiqueta #MúsicasPopulares