Foto: Prensa DNX Films.

“En el realismo mágico de Gabo está el sello que deben tener nuestras historias”: Jorge Ospina, cineasta manizaleño

Por: Mateo Jaramillo - Radio Nacional Manizales

El sueño de Jorge Ospina de hacer cine comenzó a los ocho años, cuando sus amigos lo acompañaron en la aventura de rodar una película sobre brujas. Allí se dio cuenta que el mundo de la fantasía, lo irreal y lo humano eran su pasión cuando de llevarlo a una pantalla se trataba.

"Creo que lo que falta en Colombia es poder compartir entre todos una visión, y que está se vuelva uniforme, para que las películas colombianas sean vistas no solo por sus temáticas viscerales, sino también acercarnos a la fantasía del realismo mágico. Y que sean bien hechas desde lo técnico, sean películas de Hollywood pero con temáticas colombianas", señala.

En su travesía por el mundo del audiovisual este cineasta manizaleño ha llegado hasta Los Ángeles (Estados Unidos). Allí, en la meca del entretenimiento mundial, ha consolidado los pasos que inició en 2009 cuando estudió Comunicación Audiovisual y Multimedios en la Universidad de la Sabana, para luego montar en Bogotá su estudio DNX Films.

"La pasión con la que uno arranca es muy bonita. Eso te lleva a pensar que el dinero y la parte técnica son solo una dificultad más en el camino, pero no un impedimento". Jorge se refiere a su primer cortometraje profesional, ‘Por favor no molestar’ que pudo grabar junto a Gustavo Agarita y Mauria Eugenia Penagos.

"La película ganó el Premio César en Manizales y guardo a 'Por favor no molestar' con mucho cariño como mi primera producción semiprofesional", cuenta

Foto: Prensa DNX Films.

En medio de ese camino de crear pero también de aprender cosas nuevas, buscó más allá de Colombia cómo mejorar su trabajo como director de cine. Esta ruta lo llevaría primero a Nueva York. Allí estudió un Master in FineArts a Los Ángeles, un mundo de producciones de cientos de millones de dólares en la que un colombiano buscaría un espacio.

Y es en medio de este país multicultural, de inmigrantes, en el que Jorge Ospina ha encontrado los mejores talentos para sus producciones. Su visión como director de cine la nutre el trabajo con diferentes culturas, idiomas y costumbres, creando historias en las que el personaje va más allá de su apariencia física.

Fue así como llegó a ‘Videl’, su más reciente trabajo. Rodada en un set de grabación de Los Ángeles y con un presupuesto bajo, comparándolo con proyectos similares en la industria, lo ha llevado a ganarse seis premios y catorce nominaciones con su historia.

"Lo que quise trabajar con ‘Videl fue el drama humano del amor y el desamor, que ocurre en todo el mundo y rompe todas las barreras de idioma y cultura. Busco narrar temáticas universales envueltas en un universo fantástico que roce con lo irreal": explica Jorge.

Precisamente es Valentina Ospina, también colombiana, quien con el papel del diablo en ‘Videl’ ganó el premio a Mejor Actriz Principal en los Premios New York Films Awards. "Ella es una actriz que desde su primer casting nos atrapó con su interpretación. Además que al ser colombiana hay una buena conexión, logró llevar a la pantalla lo que Videl pedía que fuera como antagonista de la historia".

Foto: Prensa DNX Films.

Antes de terminar la entrevista. Jorge hace una pausa y piensa en el realismo mágico de Gabriel García Márquez para dar un consejo a los futuros cineastas de Colombia: “La gente en el mundo debe ver el cine colombiano y saber automáticamente de dónde viene. Las películas norteamericanas lo tienen, igual las de la India, y creo que en el realismo mágico de Gabo está el sello que deben tener nuestras historias”.

Para los primeros meses de este año se espera proyectar ‘Videl’ en festivales y diferentes espacios culturales de Colombia y el mundo.