Foto: Agencia de Medios Universidad Nacional.

¿En qué va la discusión entre urbanizadores y ambientalistas sobre la reserva Río Blanco?

Por: Ana María Mesa - Radio Nacional Caldas

Río Blanco es una reserva que comprende una extensión de 4.932 hectáreas de bosque ubicadas dentro de Manizales, la Quebrada Minitas que la atraviesa transporta el 35% del agua de la ciudad.

Está ubicada a 10 minutos del centro de la ciudad. Su cercanía la ha convertido en motivo de disputa entre los ambientalistas y los urbanizadores, debido al proyecto de construcción de 2.200 unidades de vivienda que albergarían aproximadamente a 8.000 personas.

Biociduadela Tierra Viva y Construcciones Felipe Calderón cuentan con una licencia de construcción del año 2003 y un plan parcial de 2011, que fue aprobado los últimos días de diciembre de ese año, con los que defienden la preventa actual del proyecto ubicado en la Finca La Aurora que está a 800 metros de la reserva.

Los puntos de las organizaciones sociales en contra de la Biociudadela Tierra Viva

Infraestructura

El terreno solo cuenta con una estrecha vía de acceso y no hay servicio de acueducto o alcantarillado que llegue hasta ese sitio. Aguas de Manizales ha dicho que mientras el Plan de Ordenamiento Territorial no determine que esta es una zona de expansión no podrá llevar esos servicios.

Conflicto de intereses

El dueño de la finca La Aurora, Jorge Vélez, hizo parte de la Junta Directiva de Corpocaldas, que es la entidad encargada de aprobar los estudios ambientales con los que se concertó el plan parcial, así como de Camacol, la agremiación de constructores.

Para la Corporación Cívica de Caldas, sería necesario probar en estos casos, que hubo injerencias indebidas en la aprobación de esos documentos; sin embargo la misma entidad se pronunció en uno de los debates citados por el Concejo de Manizales, manifestando que se veía muy mal que el directivo no se apartara de su cargo durante la época en la que tuvo que tomarse esa decisión.

“... Se hizo un llamado en que no se veía muy bien que el dueño de un terreno donde se está ejecutando un proyecto de vivienda de tanta incidencia hiciera parte de la Junta Directiva. Invitamos a Corpocaldas a que tenga un régimen estricto para sus miembros de junta, que les permita separarse de su cargo en estas ocasiones. hasta ahora Corpocaldas no ha dado respuesta”, aseguró el gerente de la Corporación Cívica de Caldas, Camilo Vallejo Giraldo.


Medio ambiente

Impacto ambiental que podría tener la expansión de Manizales hacia ese lugar con la ocupación de 8.000 personas viviendo tan cerca de la reserva. Sin embargo, al colectivo se le critica no contar con estudios que contradigan los que ha hecho la misma empresa constructora. Al respecto estos admiten que los estudios son profundos, pero se muestran preocupados por el impacto que esta obra puede tener en este lugar.

“Somos conscientes de que la Constructora ha hecho unos estudios ambientales muy profundos, de hecho, el proyecto lo tienen como una Biociduadela, independientemente de que no tengan certificados nacionales o internacionales que confirmen que este será un proyecto sustentable. Los precios de los apartamentos no se corresponden con un proyecto de esta índole. No tenemos reparos sobre los estudios, pero el problema radica es en el lugar donde se quiere desarrollar, esta es una reserva protegida de carácter nacional y el impacto podría ser irreversible”, manifiesta el biólogo y director de la ONG Natural Natural Seeds Alliance, Juan Gabriel Arango.

¿Qué dice el Plan de Ordenamiento Territorial de Manizales?

Estos reclamos alcanzaron y determinaron el POT que fue aprobado el año pasado, donde se determinó que esta no sería una zona de expansión para Manizales, lo que entra en tensión con el plan parcial aprobado en 2011 y a la licencia de construcción de 2003.

Los concejales tomaron esta decisión conscientes de que esto no derogaba el plan parcial ni la licencia de construcción. Es de esperarse entonces que los constructores exijan el cumplimiento de sus autorizaciones lo que podría significar grandes pérdidas patrimoniales para el municipio.

La construcción está detenida, pero no la preventa de los apartamentos, hasta que un juez decida sobre la única acción popular que se mantiene en firme, interpuesta por el líder del barrio Minitas, Omar Vargas.

El magistrado Luis Eduardo Collazos, encargado de fallarla, solicitó traslado a otra ciudad del país sin haber decretado medidas cautelares ni haber realizado pruebas para tomar una decisión.

Dentro del peritaje que se pidió en el proceso de esa acción popular, el Ministerio de Ambiente envió un concepto en el que reafirma que Tierra Viva no viola ninguna norma.

Todos Somos Río Blanco, el colectivo de ambientalistas, se reunió hace 15 días con el procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, quien prometió atender directamente los reclamos de esta organización. Mientras tanto, los constructores han dicho que no volverán a hablar del asunto hasta que el juez encargado de la acción popular falle al respecto.