Foto: Colprensa. Abril de 2018.

Defensoría alertó a Gobierno por amenazas de orden público en Tumaco

Por: Colprensa

En un documento de 22 páginas el Defensor delegado para la Prevención de Riesgos de Violaciones de Derechos Humanos, Mauricio Redondo Valencia, le informó al Ministro del Interior, Guillermo Rivera Flórez, sobre el riesgo en el que se encuentran algunas comunidades en el municipio de Tumaco (Nariño), esto derivado de las bandas criminales que allí delinquen. 

“Me permito remitir la Alerta Temprana de la referencia, debido a la inminente situación de riesgo que enfrentan habitantes de la cabecera municipal, comunas 3 y 5 principalmente, así como de la zona rural en el consejo comunitario Alto Mira y Frontera y resguardos Quejuambí Feliciana, Chinguirito Mira, Piedra Sellada y Hojal la Turbia del pueblo indígena Awá, ante al incremento de la violencia ejercida por grupos disidentes de las Farc-EP”, se lee en el documento. 

El documento señala que el Frente de Oliver Sinisterra  bajo el mando de alias ‘Guacho’, ha sido el encargado de sembrar terror en el lugar debido a que se han registrado el aumento en las amenazas, los homicidios selectivos, los combates, ataques indiscriminados y con artefactos explosivos improvisados, desplazamientos forzados, accidentes con minas antipersonal y reclutamiento forzado, entre otros actos delictivos. 

En ese sentido, señala el defensor que debido a todos los hechos criminales que se han presentado en zona de frontera y aún más desde cuando se registró el secuestro de los dos periodistas y el conductor del diario El Comercio en zona colomboecuatoriana, las autoridades de ambos países aumentaron el pie de fuerza para dar con el paradero de ‘Guacho’.

Sin embargo, lo que preocupa al delegado del Ministerio Público es que estas acciones están afectando a las comunidades campesinas, indígenas y afrodescendientes que han sentido el rigor de los controles para el ingreso a sus territorios. 

Según el reporte de la Defensoría en la zona urbana del municipio se encuentran aproximadamente 40.000 habitantes en riesgo, y en zona rural un aproximado de 6780, “en especial situación de riesgo se encuentran los líderes y representantes de las organizaciones afrodescendientes, indígenas y campesinas pertenecientes al Consejo Comunitario de Alto Mira y Frontera2 , de la Asociación de Juntas de Acción Comunal de los ríos Nulpe y Mataje (Asominuma), y de la Unidad Indígena Del Pueblo Awá (Unipa)”, se lee en el documento. 

De acuerdo con la carta emitida el pasado 6 de mayo, las alertas ya habían sido dadas a conocer por la Defensoría. Por lo que el documento señala que la situación más grave en la zona urbana de Tumaco está relacionada con el incremento de los homicidios. 

Según la Policía, entre el 1 de enero y el 29 de abril pasados, en jurisdicción de Tumaco, se han presentado 91 homicidios, es decir, un incremento del 47% respecto del mismo periodo del 2017 cuando se presentaron 62 casos. “En el casco urbano el incremento es aún más crítico, pues se pasó de 20 casos en el mismo periodo en 2017 a 45 en el 2018, lo que señala un aumento del 125% en los homicidios”, dijeron. 

Conocidos los hechos desde la Defensoría recomendaron a los entes estatales tramitar de manera eficaz medidas de prevención y protección en cuanto a las posibles vulneraciones de derechos humanos. Hizo también un llamado a los ministerios del Interior y de Defensa.

“En coordinación con las autoridades militares y de policía con jurisdicción en el municipio de Tumaco, Fuerza de Tarea Hércules; y departamento de Policía de Nariño, desplegar los dispositivos de seguridad necesarios para garantizar la seguridad de la población civil, en particular de las cabeceras municipales y zonas rurales señaladas en este Alerta Temprana, con estricta observancia los derechos humanos y el derecho internacional humanitario”. 

Frente al Ministerio del Interior solicitó que “en coordinación con las autoridades afrodescendientes e indígenas de Tumaco, se deben definir estrategias para fortalecer los conocimientos sobre Ley 70, así como de derechos de las comunidades indígenas y afrodescendientes, a fin de que los resguardos y territorios no se vean expuestos a la injerencia de los grupos armados ilegales”. 

En cuanto a la Unidad Nacional de Protección (UNP) recomendó que se adopten medidas de protección colectivas y diferenciales para preservar la vida de los líderes y lideresas de organizaciones afrodescendientes, indígenas y campesinas. 

El llamado también lo hizo al Instituto Nacional de Bienestar Familiar (ICBF), a quien le recomendó que en coordinación con las autoridades indígenas, campesinas y afrodescendientes se promueva la protección integral de vida de los niños y los adolescentes, “propiciando la consolidación de entornos protectores mediante del desarrollo de espacios para el aprovechamiento del tiempo libre a través de diferentes estrategias como por ejemplo actividades culturales, deportivas, artísticas y participativas”.