Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Excombatientes durante capacitación en Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación. Foto: Suministrada por la ARN en el Meta y Guaviare.

Excombatientes de Farc en los Llanos le siguen apostando a la paz

Por: Johan Ticora Sánchez

Pasados siete meses, luego de que a partir del 16 de agosto de 2017, las Zonas Veredales pasaran a ser Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación, Iván Merchán Gómez, exguerrillero y coordinador del Espacio Territorial Urías Rondón, en la vereda Playa Rica de La Macarena (Meta), ve con preocupación la salida de decenas de excombatientes hacia lugares inciertos. De 300 miembros que iniciaron en esta zona, hoy solo quedan 180.

Según Merchán, gracias a información suministrada por fuentes que representan confiabilidad para él, se ha podido enterar que muchas de esas personas que han salido de los ETCR, se estarían incorporando a bandas delincuenciales, mafias y a las mismas disidencias del desaparecido grupo guerrillero. En un porcentaje bajo han buscado a sus familias y oportunidades en la legalidad.

Para el coordinador de este espacio, la lamentable situación se debe a las pocas garantías que el Gobierno les ha ofrecido para una exitosa reincorporación a la vida civil. Actualmente los excombatientes que se encuentran en el ETCR Urías Rondón viven su día a día sin agua y con electricidad suministrada por una planta que consume 450 mil pesos cada 24 horas.

Los Espacios Territoriales en la Orinoquía están distribuidos así; tres en el Meta (en La Macarena, Vista Hermosa y Mesetas), y dos en el Guaviare (en Colinas y Charras). El número de excombatientes en estos cinco espacios, según la Agencia para la Reincorporación y Normalización, ARN, superan los mil. Además, hay un asentamiento en La Uribe, Meta, con cerca de 60 exguerrilleros, quienes a pesar de haber abandonado los ETCR, continúan en el proceso

Juan Carlos Silva, coordinador de la Agencia para la Reincorporación y Normalización (ARN) en la región, señaló que dentro del acuerdo de la creación de los Espacios Territoriales, no se obliga a los desmovilizados a permanecer dentro de ellos para mantenerse activos en el proceso, por el contrario, se les da libertad de locomoción, pues después de decenas de años en la guerra muchos anhelan reencontrarse con su familia y encuentran un apoyo allí.

Solo en Villavicencio, de acuerdo con datos de la ARN, hay más de 300 excombatientes que han llegado a la ciudad luego de abandonar los Espacios Territoriales, y aun así continúan con su reincorporación.

Silva recordó que personal profesional de la agencia sigue atendiendo y orientando el proceso de estas personas que se han instalado en la capital del Meta y en otros municipios del departamento.

“Además, desde el 16 de agosto de 2017 se inició el proceso de bancarización y formación académica con el Sena y otras instituciones, para llevar la oferta pública a los ETCR, dependiendo de las necesidades de las zonas. Hoy 26 profesionales, financiados por el PNUD, ayudan a formular proyectos productivos en estos espacios, en temas como el turismo, agricultura, ganadería, modistería, entre otros”, señaló Silva.

Para la ARN, un referente de reincorporación exitosa a la vida civil que han llevado a cabo es el proceso de Orlando Ordoñez, quien se desmovilizó en el 2005 -en medio del conflicto- y actualmente es un reconocido empresario que transforma llantas en desuso, en arte.

Su empresa, Remapaz, fue galardonada por la entonces Agencia Colombiana para la Reintegración, ACR, hoy ARN, como mejor proyecto de emprendimiento del Meta y la Orinoquía.

Aunque Ordoñez sabe que su desmovilización y las recientes de miles de excombatientes, ocurrieron en momentos coyunturales diferentes -la suya durante la guerra y la de ellos bajo unos acuerdos de paz-, quiere aprovechar su indiscutible ventaja para demostrarles a los que un día fueron sus compañeros en la selva, que sí es posible trabajar por el bien común sin necesidad de recurrir a las armas.

Por otro lado, Iván Merchán, reconoce el esfuerzo de instituciones públicas y privadas, y de los mismos excombatientes, por mantener vivos los acuerdos de paz pese a las dificultades que han tenido en los ETCR.

Un día normal en estas zonas transcurre entre capacitaciones, trabajos a jornal, de costura, y de servicios domésticos en fincas y casas del área de influencia.

Los instrumentos que años atrás fueron usados para la guerra, hoy son una alternativa para aprender un nuevo oficio y crear nuevos insumos en estos espacios; por ejemplo, los taladros con los que se hacían las bombas son utilizados para hacer mesas, puertas y pupitres que sirven para tomar las clases de las capacitaciones, y para las comunidades aledañas en la zona.

Las máquinas con las que se realizaban los uniformes subversivos ahora sirven para confeccionar prendas deportivas y uniformes de colegio para niños de las veredas cercanas.

Mural en Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación.ETRC. Foto suministrada por la ARN en el Meta y Guaviare

Excombatientes manifestaron que el inventario de estas creaciones podría ser mayor si se les facilitara la materia prima; razón por la que han buscado apoyo en inversionistas y empresarios que quiera aportar al desarrollo de estas iniciativas.

“Nosotros no estamos pidiendo dinero, ni queremos nada regalado. Queremos oportunidades de trabajo y apoyo en nuestros proyectos para que se consoliden. Nosotros tenemos aquí tierra, tenemos unos tractores y hay quienes los pueden trabajar, los muchachos quieren aportar más”, señaló Merchán.

Entre los proyectos que se destacan en los ETCR en los Llanos, está el alojamiento de las Farc, para fomentar el turismo de experiencia con relación a las vivencias en el pasado de la desaparecida guerrilla y la oportunidad de conocer lugares icónicos para ellos.

En Mesetas, ya están en construcción las primeras instalaciones para alojar a turistas que quieran vivir esta experiencia poco común, y que sin duda hará parte de la historia del país.

 Más noticias e historias de los Llanos Orientales en @RadNaLlanos