Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Ingeniero Hollman Andrés Garzón

¿Cuáles son las afectaciones en el Meta por las condiciones de la vía al Llano?

Por Jhoan Ticora Sánchez

Se ha percibido desde los últimos años al Meta como la despensa agrícola de Colombia, además como un potencial turístico en el país por sus paisajes y bellezas naturales; atractivos no solo para nacionales sino también para extranjeros.

Sin embargo, líderes locales coinciden que desde meses atrás diversas situaciones han desatado un bajonazo en la economía y el turismo en el departamento.

Una de esas situaciones tiene que ver con las actuales condiciones de la vía que comunica a la capital de la república con Villavicencio. 

Para Jhoana Moreno, directora ejecutiva de Cotelco, capítulo Meta, los bajonazos en el gremio hotelero del departamento iniciaron una vez se registró la tragedia en el puente de Chirajara el pasado 15 de enero, cuando una de las pilas del atirantado se desplomó y dejó sin vida a diez trabajadores que se encontraban sobre ella. 

“Sin siquiera consultar a los gremios o a las autoridades locales o peor aún, sin tener un plan de contingencia por lo que esto significaba, el ministerio de Transporte determinó cerrar la vía a los pocos días de la tragedia, porque supuestamente los usuarios corrían peligro. Luego llegó la especulación, al punto de que se hablaba de que había otras estructuras en funcionamiento en riego de colapsar. Eso indudablemente despertó el temor en viajeros” señaló Moreno.

Desde ese momento las reservas hoteleras programadas para la semana de vacaciones de Semana Santa, empezaron a ser canceladas por los turistas, llegando al 70 por ciento de cancelaciones. Durante el Torneo Internacional del Joropo, en junio, la ocupación hotelera solo superó un poco más del 50 por ciento. En la actualidad el sector reporta una caída de casi el 90 por ciento en comparación con años anteriores.

Después de conocerse esos primeros datos, que afectaban a hoteleros y a operadores turísticos, la gobernación del Meta y el Instituto de Turismo, lanzaron la estrategia “Yo sí viajo por la vía al Llano”, para atraer de nuevo el interés de los colombianos sobre esta zona y dejar atrás el “fantasma” de la tragedia. Sin imaginar que las emergencias en el corredor vial continuarían.

El panorama empeoró en junio pasado, cuando autoridades de Cundinamarca y organismos de socorro reportaron un derrumbe sobre el kilómetro 46 de la vía, y en el que murieron cuatro personas sepultadas, luego de que el vehículo en el que se movilizaban quedara debajo de las rocas.

Después de este hecho, los deslizamientos de tierra a lo largo de la calzada y los cierres de la operatividad se han vuelto recurrentes.

Por eso autoridades del Meta, en reiteradas ocasiones, le han exigido a la Concesionaria Vial de los Andes, Coviandes, y la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, tomar medidas inmediatas frente a las condiciones de seguridad de esta vía.

Es el caso de la gobernadora del Meta, Marcela Amaya, quien ha criticado la manera de cómo la concesionaria toma decisiones y no emite mensajes claros sobre la movilidad en el corredor vial.

“La situación en la vía trunca el desarrollo de la región y las pérdidas económicas por estos cierres repentinos son millonarias para el departamento. No solo se pone en riesgo la economía sino además la vida de las personas, de los usuarios de la vía. El mensaje es uno solo, queremos una carretera que le brinde seguridad a todo el que se movilice por allí” puntualizó Amaya.

Otro de los sectores afectados, es el del transporte interdepartamental, durante las últimas semanas las cancelaciones en los despachos de buses por las condiciones de la vía han aumentado de manera considerable.

Según Alcides Socarrás, gerente de la Terminal de Transportes de Villavicencio, por una semana de cierres intermitentes, se generan pérdidas que superan los 800 millones de pesos, y que además esos recursos son irrecuperables.

Asimismo, Jorge Arango, director de Fenalco Meta, asegura que el sector agropecuario es el mayor damnificado con la situación. Solo en el tema ganadero, desde Villavicencio hacia Bogotá, se mueven cerca de 600 mil cabezas de ganado al año, es decir que entre mil 500 y mil 700 diarias, con un valor de dos millones de pesos por animal; lo que se convierte en pérdidas de más de 3 mil 200 millones de pesos, en un solo día de cierre en la vía.

Para esta entidad gremial, el panorama actual en la región no solo afecta de manera directa al departamento, sino también a Bogotá, pues como consecuencia de las pérdidas económicas se genera la especulación en los precios de los productos agrícolas que llegan a la capital. En el caso de la carne bovina, el Meta les aporta a los bogotanos el 70 por ciento del consumo diario.

Como rechazo a todos estos problemas en la vía y a las consecuencias que de allí se derivan; periodistas, gremios y en general la sociedad civil en el departamento, adelanta la particular campaña “El Meta se mamó”, con la que además pretende llamar la atención del gobierno Nacional y Coviandes, para que expliquen de qué manera se mitigará el riesgo que presenta en la actualidad este corredor vial.