Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Cortesia José Maestre.

Fallo de La Haya entre Costa Rica y Nicaragua, afectaría límites de la Reserva de Biosfera Seaflower

Por: Carlos Barraza Escobar- Radio Nacional San Andrés

Incertidumbre es la sensación que existe entre la población de San Andrés y Providencia ante el reciente fallo proferido por la Corte Internacional de Justicia, por medio del cual se definieron límites marítimos entre Nicaragua y Costa Rica. Para los isleños, esto representa un riesgo para la Reserva de Biosfera Seaflower, de la cual gran parte de su zona marítima está involucrada en dicho fallo que nuevamente sería desfavorable para Colombia.

Según conocedores en el tema como el diputado Arlington Howard Herrera, el nuevo fallo de La Haya, proferido el pasado 2 de febrero, representa un riesgo para Colombia porque entra un tercer país a tener injerencia en el manejo de la reserva.

“Esto representa un peligro, porque además de Colombia y Nicaragua, ahora Costa Rica también tendría aguas en la Reserva de Biosfera, por lo que también entra a decidir sobre estos recursos marinos”, aseguró.

Por esta razón, no fue bien recibido en las islas un comunicado de prensa emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, en el cual se explica el alcance del fallo. Según dirigentes políticos sanandresanos, en el documento la Cancillería desconoce las afectaciones que se podrían generar a futuro con el fallo de La Haya que entrega aguas marítimas colombianas en litigio con Nicaragua a un tercer país como Costa Rica.

En la isla de San Andrés se escucharon voces como la del representante a la Cámara Jack Housni, quien explicó que las aguas que involucra  este fallo son precisamente parte de la misma porción marítima inmersa en el diferendo limítrofe con Nicaragua, que la Corte falló el 19 de noviembre de 2012 y que hasta el momento Colombia no acata, por lo que significa una pérdida más para el país.

De igual manera, en dialogo con medios de comunicación el embajador de Colombia en La Haya, Juan José Quintana, afirmó que revisarán al detalle el reciente fallo en un litigio entre Nicaragua y Costa Rica.

Explicó el jefe de la misión diplomática, que básicamente el fallo lo que hizo fue cederle a Costa Rica territorio marítimo de Nicaragua, que en 2012 dejó de pertenecer a Colombia.

Este pronunciamiento fue catalogado por parte del representante Housni como “traición a la patria”, por lo expresado por el equipo negociador, ya que Colombia no ha acatado el fallo del 2012. Aseguró el parlamentario isleño que los límites entre Colombia y Nicaragua solo los puede modificar el Congreso de la República y que estos nunca serán modificados.

“Esas aguas corresponden a nuestra Reserva de Biosfera, porque en Colombia el único que podría modificar las fronteras es el Congreso de la República y eso no se ha hecho. Ahora nosotros no solo tenemos que defendernos de Nicaragua, sino de Costa Rica”, dijo.

Aseguró el congresista que por estos desaciertos en sus declaraciones, el embajador colombiano en Holanda debería renunciar, así como los delgados de la defensa ante La Haya.

Por su parte Kent Francis James, exembajador colombiano en Jamaica y el Caribe, indicó que confían en que ante las cortes internacionales se pueda demostrar los derechos ancestrales de uso histórico que tiene la población raizal sobre estos territorios marítimos, con el fin de que no se continúe afectando el archipiélago y las áreas de la Reserva de Biosfera que fue declarada en el año 2000 por la Unesco.

“Así que todos esos espacios marítimos constituyen nuestro derecho al uso tradicional, para ir demostrando a todas las cortes con el fin de demostrar y defender estos derechos históricos”, aseguró Kent Francis James.

Finalmente, ante esta polémica, la Cancillería respondió en un comunicado de prensa, que el fallo en mención solo es obligatorio para las partes involucradas, es decir, Costa Rica y Nicaragua y nada tiene que ver con el territorio nacional.