Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
José Alberto 'El Canario'. Foto: Cortesía Ángel Álvarez - Barranquijazz.

El recorrido musical por jazz y salsa que se tomó Barranquijazz 2019

Por: Robert Téllez @TellezRobert

La vigésima tercera versión del Festival Barranquijazz permitió que el público asistente disfrutara de una nutrida cantidad de propuestas sonoras tradicionales y contemporáneas, provenientes de músicos de Brasil, Cuba, Estados Unidos, Francia, Italia, Puerto Rico, República Dominicana y, por supuesto, Colombia.

La gala inaugural del Festival, realizada en el teatro de la Universidad del Atlántico, corrió por cuenta de la cantautora bogotana Mónica Giraldo y Gonzalo Lubo Crespo, saxofonista atlanticense y docente de la Universidad del Norte, al comando de un enérgico sexteto de jazz.

La voz tranquila de Mónica Giraldo, matizada con su ya acostumbrada instrumentación sencilla, cautivaron rápidamente al público con la interpretación de ‘Molinos de viento’, 'No lloraré' y ‘Vamos por el Magdalena’, su más reciente sencillo que, mencionó, será estrenado a finales de este mes de septiembre.

Por su parte, Gonzalo Lubo expuso las piezas incluidas en su reciente producción discográfica ‘Remembranza’, inspirada en diversos ritmos latinos donde predominan los sonidos del folclor colombiano, como el porro y el fandango, fusionados con unos interesantes visos jazzísticos.

Paquito D'Rivera. Foto: Cortesía Ángel Álvarez - Barranquijazz.

En la segunda gala del Barranquijazz, llevada a cabo en el Salón Jumbo del Country Club, la isla de Cuba fue la protagonista, con las presentaciones del saxofonista y clarinetista cubano Paquito D’Rivera, en la que fue su tercera visita al Festival, y la familia López Nussa.

D’ Rivera, cofundador en 1965, junto al pianista Chucho Valdés, de la Orquesta Cubana de Música Moderna y posteriormente del más importante colectivo de jazz experimental afrocubano, Irakere, dejó claro por qué es considerado una de las grandes figuras del jazz latino. 

Interpretó las piezas ‘Fantasía Impromtu’, ‘Concierto de Aranjuez’, ‘Anadalucía’ de Ernesto Lecuona, y el bolero ‘Como fue’, escrito por Ernesto Duarte Brito y llevado a la fama por Benny Moré.

A renglón seguido, la familia López-Nussa, conformada por dos pianistas, dos percusionistas, más dos invitados, realizaró un viaje musical donde, incorporados en escena, cada instrumentista expuso una personalidad bien definida. 

Familia Lopez Nussa. Foto: Cortesía Ángel Álvarez - Barranquijazz.

La agrupación formada en La Habana en 2006, liderada por Ernán y Harold López Nussa, dio muestra de un modelo único, reuniendo a dos generaciones de grandes músicos: la de los padres y la de los hijos y sobrinos. 

El jazz experimental también llegó a Barranquijazz 2019, con la participación del guitarrista norteamericano Mark Whitfield y su trío, cuya obra se manifiesta en los predios del soul jazz y el hard bop.

Whitfield demostró que es un artista de gran sensibilidad, fuertemente enraizado en la tradición cultural afro-americana. Aunque el músico sufrió una lesión en una de sus manos días antes de su presentación, ello no truncó su presentación, en la que se le vio vendado pero demostrando por qué es uno de los más firmes valores del jazz de nuestros días.

La presentación del guitarrista estadounidense graduado en Berklee College of Music fue el preámbulo para la noche de salsa con ritmos afrocubanos en el festival a cargo de Aymée Nuviola, la talentosa cantante, compositora y actriz cubana, que encendió el salón Jumbo del Country Club, con su potente voz, con una versión en tiempo de salsa de ‘La gota fría’, del juglar vallenato Emiliano Zuleta.

Mark Whitfield. Foto: Cortesía Ángel Álvarez - Barranquijazz.

Luego vinieron dos temas del repertorio clásico de la música tradicional cubana: ‘Lágrimas negras’, de Miguel Matamoros, y ‘El cuarto de tula’, de Sergio González Siaba, que el público aplaudió y hasta bailó complacido.

Nuviola, ganadora del Latin Grammy por su álbum de fusión tropical ‘Como anillo al dedo’, deleitó al público con un Popurrí en tributo a la guarachera Celia Cruz, que incluyó temas como: ‘Toro mata’, ‘El yerbero moderno’ y ‘Bemba colorá’.

Siguió el cantante puertorriqueño Tony Vega, que interpretó los temas ‘Feo pero sabroso’, grabado a finales de los años ochentas junto a la banda de Louie Ramírez; ‘Mi amigo el payaso’, popularizado por la orquesta de Willie Rosario; ‘Tributo a Rafael Cortijo’, de quién dijo fue su “primera influencia musical”; y sus éxitos en calidad de solista ‘Esa mujer’ y ‘Aparentemente’, ambas de la pluma del panameño Omar Alfanno.

Posteriormente, el sonero dominicano José Alberto ‘El Canario’ expuso su inmensa capacidad de ‘showman’ con temas como ‘A gozar’ y ‘Sueño contigo’, que retratan su época en la compañía R.M.M. de Ralph Mercado.

Aymee Nuviola. Foto: Cortesía Ángel Álvarez - Barranquijazz.

Además de ‘Discúlpeme señora’, de la autoría del cartagenero Luis Lambis, posiblemente la canción más coreada y aplaudida de la noche; ‘El molde’ y un Medley en tributo a Benny Moré, que incluyó los temas ‘Cómo fue’, ‘Santa Isabel de las lajas’ y ‘Qué bueno baila usted’, del icónico artista cubano que hace unas pocas semanas cumplió su centenario de nacimiento.

Las presentaciones de Aymée Nuviola, Tony Vega y José Alberto ‘El Canario’ fueron respaldadas por un All Stars cubana ensamblada específicamente para el Festival, dirigida por el excepcional arreglista y orquestador Juan Manuel Ceruto.

La última gala de Barranquijazz contó con la presencia de Caetano Veloso, quien ofreció por primera vez un concierto en la ciudad de Barranquilla, y lo hizo acompañado de sus tres hijos: Zeca, Tom y Moreno. Una velada muy íntima en la que compartieron algunas de las piezas que conforman el álbum ‘Ofertorio’, grabado en vivo, en el teatro NET de Sao Paulo el 27 de octubre de 2017.

Barranquijazz cerró con broche de oro cinco días de festival con una descarga de sonidos latinos. Más de tres mil personas disfrutaron el evento gratuito en la Plaza de la Paz, con La Atlántico Big Band, la orquesta del pianista, arreglista y director de orquesta barranquillero Samuel del Real, radicado desde hace décadas en los Estados Unidos, y la presencia de la cubana Aymée Nuviola.