Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Pixabay.

Coltabaco suspendió producción en Medellín y Barranquilla

Sobre la Avenida Guayabal, al suroccidente de Medellín, cerca del Aeropuerto Olaya Herrera, desde hace cerca de 100 años funcionaba la fábrica de tabacos, Coltabaco. Esta empresa desde el año 2005 se convirtió en una filial de la multinacional Philips Morris, quienes durante la última semana comunicaron la decisión del cierre de las plantas de producción de la capital antioqueña y de Barranquilla. 

Según el comunicado emitido por la multinacional de tabacos, el incremento en los impuestos al cigarrillo que empezaron a regir desde el 2016, tuvieron como consecuencia un incremento en la comercialización ilícita de cigarrillos de contrabando, la cual alcanza hasta un 25 % del mercado nacional. Es decir, que uno de cada cuatro cigarrillos que se fuman en el país, son de contrabando. 

La diferencia entre el precio de un cigarrillo de contrabando y uno legal es cercana al 100 %. En algunos lugares del centro de Medellín, se pueden conseguir cigarrillos menudeados hasta por 150 pesos, mientras que un cigarrillo legal, producido por esta compañía, puede costar entre 500 y 700 pesos. Si comparamos los precios por cajetillas, la diferencia es similar. 

El impacto económico del cierre de Coltabaco aún no se logra calcular; sin embargo, se estima que esta empresa durante el año pasado se ubicó entre las 200 compañías con mayores ingresos en Colombia, con utilidades operacionales cercanas a los 38 mil millones de pesos. 

Desde el Sindicato de Trabajadores del Tabaco, Sintratabaco, denunciaron que esta decisión implica el despido de al menos 800 trabajadores, entre quienes se encuentran 50 trabajadores amparados por el fuero sindical, y otros 80  empleados con algún tipo de enfermedad o que están cerca de la edad de jubilación. 

Además de las afectaciones directas a empleados de esta empresa, desde el sindicato de trabajadores del tabaco, estiman que alrededor de 12 mil familias cultivadoras de tabaco también se verían afectadas. 

Este anuncio ha generado temor desde diferentes sectores, pues no solo los trabajadores o cultivadores de tabaco podrían verse afectados. Comerciantes en Medellín manifestaron su preocupación ante un posible nuevo incremento en los precios de los cigarrillos, producto del transporte y costos extras que supone el cierre de la planta de Coltabaco en la capital antioqueña. 

En el momento, la planta apenas ajusta dos días de cierre, y aún se desconocen los efectos económicos que esta decisión pueda tener. Por ahora, desde las directivas de Philips Morris aseguran que su prioridad será siempre el trato justo, con respeto y dignidad a los empleados, y que avanza en acuerdos de retiro voluntario de los trabadores basados en una propuesta económica por encima de lo establecido en la normatividad legal vigente.