Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Diego Camilo Burgos.

Ciclismo colombiano: Conozca las historias detrás de la Vuelta a Nariño

Por: Diego Camilo Burgos. 

En el municipio de Aldana, una localidad ubicada al sur del departamento de Nariño, del territorio de donde han salido los grandes ciclistas nariñenses, nació Jhon Pastaz Ceballos. Un pedalista que, a pesar de estar vinculado al deporte de los escarabajos, no ha dejado sus raíces campesinas, combinando la agricultura y la ganadería con el ciclismo.

Jhon cuenta que desde las 4:00 de la mañana se levanta a ordeñar las vacas que tiene con su familia en una finca ubicada en zona rural del municipio de Pupiales. Cuando el sol ha salido inicia su recorrido por las diferentes vías del departamento de Nariño, siendo las labores del campo su principal fuente de entrenamiento.

“En ocasiones luego de entrenar llegó a ayudarle a mi padre con la siembra o cosecha de la papa, con lo cual he podido vivir del campo y sobre todo ayudar a mis padres”, contó Pastaz.

Al principio Pastaz se había inclinado por el fútbol, ser defensa era su mayor anhelo por su estatura y porte, sin embargo, tuvo la oportunidad de correr un duatlón donde ocupó la segunda posición y partir de ahí se inclinó por el ciclismo.

“Empecé a sentir pasión y adrenalina por las competencias de ruta, junto a Robinson Chalapud y Oscar Quiroz, inicié un proceso que he fortalecido con los años. Trabajar en el campo me permite fortalecer mi parte mental a la hora de competir, porque uno siendo del campo siempre la pelea y nunca se da por vencido”, afirmó Jhon.

Su primera bicicleta fue una monareta que había sido heredada por parte de su abuelo hacía su padre, de ahí tuvo la oportunidad de tener una bicicleta de hierro que pudo conseguir, porque al inicio a sus padres no les gustaba el ciclismo.

Foto: Diego Camilo Burgos.

“Mi mayor patrocinador es mi familia. El apoyo que he conseguido por parte de ellos ha sido fundamental para que a mis 22 años este compitiendo en vueltas importantes, una de ellas la Vuelta Ciclística a Nariño, donde este año logré ganar la primera etapa”, puntualizó el ciclista.

La falta de apoyo al ciclista nariñense llevó a Pastaz a tener la oportunidad de competir en la elite con el equipo de Ecuador Shimano, el año anterior participó de la Vuelta a Ecuador.

“No pude conocer la etapa más bonita de ciclismo como son las categorías juveniles, porque de una me montaron al nivel profesional”, narró Jhon

Con Jhon su familia empezó a vivir el ciclismo, actualmente su hermano menor también se encuentra compitiendo en el equipo Canapro, con el cual ha corrido la Vuelta a Soacha, El Porvenir y Ecuador.

Vuelta a Ciclística a Nariño

Las bajas temperaturas de la zona en donde arrancó la Vuelta a Ciclística a Nariño fueron el principal obstáculo para sus participantes. La lluvia generó temor en los ciclistas, debido a lo resbaloso del asfalto callera. El agua de panela o una aromática con anís, se convirtió en el mejor remedio para afrontar los seis grados centígrados de temperatura. 

“Tuve temor de lo que podría pasar en esa competencia, los días fríos que hemos tenido complican a cualquier ciclista, la lluvia generaba que fuera difícil cruzar alguna de las curvas por el miedo de caerse”, así lo narró Marlon Castro, ganador de la primera etapa categoría juvenil.

Más hacia el sur

La segunda etapa inició con la Casa de las Rosas como testigo de unas de las más vibrantes competencias. Los habitantes de Aldana aplaudieron a cada uno de los ciclistas que mientras recorrían esta etapa se admiraban de la majestuosidad del Volcán el Cumbal y Chiles, que luego de varios días nublados decidieron despejarse para no perderse la competencia ciclística. Los campesinos dejaron a un lado sus actividades cotidianas, y con banderas patrias observaron de cerca a los escarabajos.

“Desde las siete de la mañana nos ubicamos en la carretera para mirar a los ciclistas, porque en Nariño somos fanáticos e ídolos de los ciclistas colombianos y de este maravilloso deporte, sin importar las bajas temperaturas siempre tenemos que apoyarlos”, así lo narró Luis Aníbal Bolaños, agricultor del municipio de Guchucal.

El Espino, Túquerres, Pupiales y finalmente otro de los municipios leyenda para los ciclistas como es Gualmatán, tuvieron la oportunidad de vivir la segunda etapa que coronó como ganador al ecuatoriano Jorge Montenegro.

Foto: Diego Camilo Burgos.

Según dio a conocer Libardo Yépez, encargado del Club de Ciclismo El Nogal del municipio de Gualmatán, este municipio ha portado con grandes de las leyendas del ciclismo del departamento que ha permitido poco a poco recuperar entre los jóvenes la pasión por este deporte en dos ruedas.

“En Gualmatán nacieron Wilfredo Insuasty, ahí nacieron pedalistas como Wilfredo Zambrano y Raúl Coral, además el campeón nacional de ruta Oscar Quiroz quien luego viajó a Ipiales”, indicó Libardo Yépez.

El minuto a minuto

Encima del río Guáitara en el Puente Alto, salió la contrarreloj, ese momento fue la oportunidad para que las mujeres que se estrenaron en la Cuarta Vuelta Ciclística a Nariño, ratifica el rendimiento de los competidores provenientes del país de Ecuador.

Diana Jazmín Villarreal Díaz es una pastusa que desde hace ocho años se encuentra entrenando en la ciudad de Tunja en Boyacá, ha tenido la oportunidad de prepararse por las vías de ese departamento con ciclistas profesionales como Nairo Quintana y Miguel Ángel López

“Se maneja un alto nivel de competición porque entrenan deportistas que son Selección Colombia, ahí se aprende mucho y la organización que tienen fomenta mucho más el ciclismo en comparación a otras regiones del país”, precisó Diana Villarreal.

Esta deportista pastusa logró en esta vuelta ciclística ocupar la cuarta posición.

Recorrido por el Galeras

La tercera etapa nos llevó a conocer los municipios que rodean al llamado ‘León dormido’, la cultura gastronómica de la localidad de Nariño, los productos lácteos de La Florida, la variedad de pisos térmicos que existen entre estos dos municipios y la dulzura de Sandoná con su caña de azúcar. Las artesanías de sus sombreros hicieron mágico el recorrido de la vuelta a Nariño, sin dejar a un lado la historia de nuestra Independencia, como la Batalla de Bombona en Consacá, pasó obligado para llegar al municipio de Yacuanquer.

Foto: Diego Camilo Burgos.

Ecuador campeón de la Vuelta a Nariño

Durante esta competencia los equipos provenientes de Ecuador quedaron campeones. En la categoría Elite en primer lugar llegó Jorge Montenegro, con un total de recorrido de 10 horas y 23 minutos y en la categoría damas la colombo-ecuatoriana Esther Galarza del equipo Shimano, fue quien se llevó la medalla de oro con un tiempo cinco horas 26 minutos.

“Desde el principio buscamos esta vuelta a Nariño y ha sido una gran preparación para la Vuelta a Ecuador que se realizará en octubre de este año. Es interesante la altimetría que tiene el departamento de Nariño para competir”, puntualizó el campeón Jorge Montenegro.

Para el secretario de Recreación y Deporte de la Gobernación de Nariño, Ricardo Muñoz, esta competencia se convierte en un trampolín para los futuros ciclistas, permitiéndoles ser contratados por otros equipos nacionales e internacionales.