Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto tomada de internet

Humberto Martínez Salcedo, su humor y su paso por Radio Nacional

Por: Ana María Lara

Recordado por varias generaciones, Humberto Martínez Salcedo fue colaborador de la Radio Nacional de Colombia. Los 80 años de nuestra emisora son una magnífica oportunidad para rastrear parte de su trayectoria en los medios, gracias al hallazgo de valiosos documentos.

En nuestro especial Radio Nacional de Colombia, 80 años es posible encontrar muchos documentos sobre los trabajadores que han prestado su servicio a la emisora. Uno de ellos fue Humberto Martínez Salcedo (1932-1986). Antes de hacerlo en la televisión, donde llegó a ser uno de los humoristas más destacados, Martínez Salcedo había desplegado sus cualidades en el radioteatro. Para el grupo escénico de Radio Nacional, adaptó y dirigió un buen número de piezas que deleitaron a los oyentes y también actuó en algunas de ellas. 

El boletín de programas de la emisora, que por varios periodos dio cuenta de la programación semana a semana, evidencia en varias de sus páginas la labor de Martínez Salcedo. Fue gracias a su recursividad y el conocimiento del universo sonoro que los oyentes pudieron acceder a obras de Eugenio O´Neill, Samuel Beckett, Arthur Miller, Jean Anhouilh, Gerhard Hauptmann y Ernest Hemingway, entre muchos otros. 

Boletín de programas. Páginas que anuncian obras de radioteatro dirigidas o adaptadas por Humberto Martinez Salcedo.

El año 1956 fue el de su mayor producción radioteatral, según se constata en los boletines. También fue ese el año en que tomó posesión como Jefe de Producción de Televisión de lo que entonces se conocía como Televisora Nacional.

En los años sesenta, Martínez Salcedo dirigió varios programas radiales que mezclaban sátira y humor político. Sus raíces en la actuación teatral lo llevaron a ser un imitador de voces reconocido y temido. En Radio Santafé creó programas que tuvieron una gran audiencia: El Pereque, La Tapa, El Corcho. 

Nombramiento de Humberto Martínez Salcedo como Director de Producción de la Televisora Nacional

En aquel entonces y desde que se expidió el Decreto 1051 en 1944, para hacer radio era necesario contar con licencia de locución. En el especial 80 años de Radio Nacional está disponible la documentación relacionada con el trámite de licencia de Humberto Martínez, fechado en 1977. 

Al revisar los documentos es posible identificar algunos datos. Por ejemplo, en 1954 completó sus estudios de Derecho en la Universidad Nacional, lo que probablemente contribuía a obtener un mayor puntaje para obtener la licencia.  

Documento que se anexa al trámite de licencia: certificado de estudios en derecho de la Universidad Nacional. Culminados en 1954.

La licencia que obtuvo Humberto Martínez era de “primera categoría”, lo que le permitía ejercer un amplio espectro de actividades en radio y televisión, como presentación de noticias y actuación. 

Resultado de los exámenes que se exigían como requisito para obtener la licencia de primera categoría.

El trámite de dicha licencia fue validado por el director de la Radio Nacional de ese momento, Alberto Upegui. Es decir, la emisora, en nombre del Estado colombiano, era la entidad encargada de garantizar la calidad de los locutores.

Comunicación del Director de la Radio Nacional de Colombia, Alberto Upegui.

En el especial Radio Nacional de Colombia, 80 años, los usuarios pueden navegar y encontrar más de 2.000 documentos como los que nos han permitido apreciar algunos aspectos de la trayectoria de Humberto Martínez Salcedo. Allí están las evidencias de las historias que se han vivido en Radio Nacional de Colombia y la manera como fue fortaleciendo su ejercicio misional, su programación y el vínculo con la nación y el mundo. Este especial es una oportunidad para poner a andar la curiosidad y encontrar así nuevas capas de una historia que aún no termina de ser contada.