Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe

Santandereanos combaten el Covid-19 con tecnología, ciencia y gastronomía

Por: Angélica Blanco Ríos 

Luego de que el pasado 6 de marzo del 2020 se confirmara el primer caso de Covid-19 en Colombia, investigadores, médicos, estudiantes, docentes y hasta cocineros en Santander buscan, paradójicamente, darle tranquilidad a los habitantes de este departamento y soluciones para combatir el virus que hoy tiene a gran parte de la humanidad en casa.

Alejandro Arboleda Carvajal es director del programa de Ingeniería Biomédica de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, (Unab).  Desde que inició la pandemia se ideó, junto a un equipo de 12 docentes e ingenieros, “un proyecto con el que quisimos diseñar un dispositivo de soporte ventilatorio que fuera de bajo costo, de fácil ensamblaje, uso y transporte, entendiendo las problemáticas que se avecinan”, explica.

En Santander, por ejemplo, el mayor reto es expandir la red hospitalaria y contemplar la adquisición de nuevos y mejores equipos, así lo asegura Javier Villamizar, secretario de Salud Departamental, quien explica que “en este momento se necesitan mayor número de ventiladores, 1.450 camas y 638 unidades de Cuidados Intensivos, adicionales a las que ya tenemos”. 

Ante la latente necesidad, los 12 jóvenes anunciaron que con el proyecto buscan donar los primeros 10 dispositivos a los hospitales de los municipios que reciben menos recursos, “ y que no cuentan con la tecnología, en dado caso de que aumenten los casos”.  

A la fecha el prototipo inicial ya se está probando en pacientes de la Clínica Foscal Internacional y tienen contemplado que el ventilador podría costar $5 millones de pesos; es decir, casi $65 millones menos de lo que cuesta actualmente uno en el mercado.

Crean mascarilla

Por otro lado, en el área metropolitana de Bucaramanga un grupo de investigadores de la Fundación Cardiovascular de Colombia (FCV) y de la Universidad Industrial de Santander (UIS) estarían creando lo que sería el posible reemplazo de la mascarilla N95.

Según Sandra Milena Sanabria Barrera, bacteriologa, doctora en Ciencias Biomédicas y gerente del Área de Diseño y Desarrollo de Dispositivos Médicos en FCV, la fabricación de este tapabocas se haría con una tela que actualmente se importa de China y no se produce en Colombia. 

“Con ella tenemos pensado hacer filtros o máscaras de protección para el personal de salud en el departamento de Santander tras la necesidad que hay no solo aquí sino en todo el país. La idea nació porque las caretas que usa la gente no tienen la capacidad de filtrar por completo, pero sí de contener”, dice la experta.

Este proyecto fue presentado al ‘MinCienciatón’, convocatoria nacional del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación para que en medio de esta crisis se brinden soluciones. En caso de resultar ganadores recibirían entre $500 y $2 mil millones para financiar esta idea. 

Santandereano lidera laboratorio en EE.UU.

Julio Delgado, desde hace más de dos décadas, viajó a Estados Unidos a realizar un máster en Epidemiología en el Instituto de Salud Pública de Harvard. Actualmente es el director médico principal de uno de los laboratorios de Utah, desde el cual se realizan las pruebas de Covid-19 para los 50 estados de Estados Unidos. Asegura que actualmente procesan cerca de cinco mil diarias para Covid-19.

Según Delgado, la enseñanza que le dejará esta pandemia al mundo “es que nunca estuvimos preparados y todas las medidas y modelos serán insuficientes. Lo que nos reta a mejorar en todo sentido. Sin duda esto va a dejar una consciencia en la humanidad de que hay que tener más cuidado con las enfermedades infecciosas, pero también será prioridad dotar a los sistemas de salud con lo último en tecnología y por supuesto con mayores recursos”.

Pero no deja de mencionar que hay que desarrollar medidas que protejan la economía de situaciones como estas, “donde el 70% del mundo va a estar paralizado y probablemente llegue a ser el 100%. Es necesario proteger a las personas que no tienen recursos y hay que trabajar en construir sistemas educativos que permitan una enseñanza virtual de calidad y que le llegue a todas las personas que tengan la necesidad. Uno de mis grandes miedos es que esta pandemia incremente las brechas sociales, porque las personas que tienen recursos tienen la posibilidad de seguir siendo educadas, pues sus hijos tienen computador e internet, y aquellas que no tienen acceso se irán quedando atrás. Hay que trabajar mucho”.

Finalmente hace un llamado para que las personas no caigan en todas las falsas informaciones que están rondando en redes sociales e internet. “Necesitamos articular más la información y tener mayor credibilidad en las entidades oficiales”, concluye. 

Sabor en cuarentena

En medio del aislamiento obligatorio, varios cocineros colombianos se reunieron para hacer de esta cuarentena días más amenos con recetas sencillas. Uno de ellos es Yair Uribe, chef santandereano que, desde sus redes, guía paso a paso a todos sus seguidores para que cocinen más rico, saludable y barato. 

“La idea es la suma de varios profesionales, pero la principal es dar soluciones para que la gente ya no prepare las mismas cosas y tengan, al alcance de la mano recetas innovadoras pero con ingredientes que pueden obtener al abrir su nevera o en la tienda. Quisimos fascilitarles la vida y acercar la gastronomía a todo el mundo”, asegura. 

Yair en su instagram (@YairUribeD) o en su Facebook ( Yair D Uribe) ha preparado desde empanadas con ají de piña, hasta fríjoles con panceta y cremas que, al gusto de todo colombiano, evocan la cocina de la abuela y su sazón. 

Sin embargo, en cada video publicado envía un mensaje claro al Gobierno Nacional “y es que no abandonen al gremio gastronómico. Actualmente muchos grandes y pequeños cocineros se han visto obligados a cerrar porque no tienen ni cómo vender, ni cómo pagarle a sus empleados. Por eso es necesario que se tome una medida, porque esto también es necesario”, concluyó.

Como ellos, son muchos los santanderanos que están trabajando desde casa o apoyando iniciativas tecnológicas, donando mercados, jabón, tapabocas y más implementos a las poblaciones más necesitadas.

Además, se estima que en próximos días se habilite la sede de la UIS, de Floridablanca; el batallón de la Quinta Brigada, del Ejército Nacional; y hasta clínicas abandonadas para la atención de pacientes leves, moderados y graves ante un posible aumento de casos de Covid-19 en esta zona del país.