Pasar al contenido principal
CERRAR

ONU condenó todas las formas de violencia en Colombia en medio de protestas

La representante habló de la difícil situación que enfrentó Colombia en el marco del paro nacional. Según dijo, la entidad ha recibido 56 denuncias de muertes.
Michelle Bachelet,  alta comisionada de ONU para Derechos Humanos
Actualidad
Foto: Fabrice COFFRINI / AFP
Colprensa
Artículos Player

La Alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, durante la 47ª sesión del Consejo de derechos humanos, habló de la difícil situación que enfrentó Colombia en el marco del paro nacional, según dijo, la entidad ha recibido 56 denuncias de muertes. La funcionaria condenó la violencia venga de donde venga y condenó los bloqueos.

“En Colombia, a escala nacional, se han presentado protestas desde el 28 de abril, en un contexto de crisis económica preexistente y de profundas desigualdades sociales, agravadas por la pandemia de covid-19. Mi Oficina ha expresado su profunda preocupación por las alegaciones sobre graves violaciones de derechos humanos por parte de la Fuerza Pública del Estado”, dijo Bachelet.

Así mismo, sostuvo que “si bien la mayoría de las manifestaciones han sido pacíficas, se han registrado varios casos de violencia. Mi Oficina condena todas las formas de violencia, llama al pleno respeto por el derecho a la reunión pacífica y alienta a resolver la crisis mediante el diálogo”.

Desde el 28 de abril, día en que inició el paro, hasta el 16 de junio la oficina de defensa de los Derechos Humanos registró “alegaciones de 56 muertes, entre ellas 54 civiles y 2 policías, en el contexto de las protestas, principalmente en Cali; así como 49 alegaciones de víctimas de violencia sexual. Mi Oficina también está documentando abusos contra los derechos humanos por parte de actores no estatales y los efectos de los bloqueos continuos en los derechos humanos”.

Según Bachelet, “acojo con satisfacción el anuncio del Presidente de una política de cero tolerancia para los abusos perpetrados por la fuerza pública y urjo a las autoridades a que garanticen investigaciones prontas, eficaces e independientes de todas las alegaciones sobre abusos de derechos humanos cometidos desde el 28 de abril, y que los responsables sean presentados ante la justicia”.

Por último, la alta comisionada sostuvo que “la implementación plena del Acuerdo de Paz, incluido el apoyo al histórico proceso de justicia transicional, sigue siendo clave como respuesta a los disturbios actuales. El completo cumplimiento de estas promesas vitales para las personas en Colombia contribuirá a abordar las situaciones estructurales y a aumentar la confianza en las autoridades del Estado”.

00:00:00
Al aire
100%
X