Pasar al contenido principal
CERRAR

El legado de Frank Preuss en los cimientos de la música clásica colombiana

Invitamos a algunos de sus colegas, amigos y discípulos a compartir sus testimonios.
Música
Foto: Wikipedia - William Everse
María Isabel Quintero

El domingo pasado, 20 de junio, falleció el maestro Frank Preuss, y han sido incontables las manifestaciones de pesar por esta inmensa pérdida. La del violinista pasmosamente virtuoso; la del pedagogo generoso y entregado; la del gestor incansable; la del inspirador inagotable.

Pero, dado que el arte en general y la música en particular –su ejercicio y su práctica, constituyen una siembra de frutos incesante, el maestro Preuss solo dejó este plano terrenal, que habitó con pasión a lo largo de 90 años y medio de actividad sin pausa, de manera que aún en medio de su ausencia física, podemos afirmar sin equívocos que pervivirá impetuoso a través de un legado francamente incalculable.

En las manos de sus numerosísimos alumnos, en cada uno de los conciertos que ofrecen la Filarmónica de Bogotá y la Sinfónica Nacional de Colombia, en cada escenario que pisó dentro y fuera de nuestro país, y en cada proyecto, sueño o emprendimiento artístico que sus discípulos y colegas acometan con el entusiasmo y la alegría que le eran propios, ahí está y estará presente el maestro.

¿Qué podemos decir que no se haya expresado ya? Y, ¿cómo abarcar con justicia y sin omisiones un quehacer que impulsó, tanto los espacios existentes en el naciente ámbito sinfónico de los años 50, como la necesidad de implementar la interpretación de la música de cámara, laboratorio fundamental para el desarrollo de todas las habilidades interpretativas y sociales de los músicos?

Además de lo anterior, como si no fuera suficiente, se entregó con pasión a la música colombiana a través de uniones valiosísimas con músicos de gran renombre y trayectoria, emprendió la realización de festivales –como el Festival de Música de Zipacón¬–; fundamentó la enseñanza del instrumento con la creación del Centro Internacional de Violín; se involucró en las entrañas de una competencia de alto nivel, como el Concurso Internacional de Violín Homenaje a Frank Preuss, con sede en Ibagué y cuya primera versión tuvo lugar en 2014.

Así que, en aras de hacerle lugar al panorama más amplio posible, tan vasto y ancho como el alcance logrado por los múltiples talentos del maestro Preuss, invitamos a algunos de sus más allegados colegas, amigos y discípulos, todos admiradores confesos de su genio y figura. Aquí sus testimonios:

1. Carlos Villa: violinista colombiano de gran trayectoria nacional e internacional.

2. Eduardo Carrizosa: director de orquesta colombiano, compositor arreglista y docente.

3. Fernando León: bandolista, director de grupos de música colombiana, arreglista y docente.

4. Adrián Chamorro: violinista y director de orquesta colombiano residente en París, de amplia trayectoria nacional e internacional.

5. José Luis Benavides: violinista oriundo de Ibagué, miembro de la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia.

6. Angélica Gámez: violinista colombiana, concertino alterna de la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia.

7. Gonzalo Ospina: violinista colombiano, concertino de la Orquesta Filarmónica de Medellín.

8. Rubén Darío Reina: violinista colombiano residente en Madrid, miembro de la Orquesta de Radiotelevisión española.

9. Marjorie Tanaka: pianista colombiana y docente, de amplísima trayectoria nacional e internacional.

10. Aníbal Dos Santos: violista venezolano, Jefe de violas de la Orquesta Filarmónica de Bogotá.

11. Gustavo Navarro: administrador musical, músico supervisor de orquestas como la Sinfónica de Colombia y la Sinfónica Nacional de Colombia.

00:00:00
Al aire
100%
X