Pasar al contenido principal
CERRAR

¿Por qué sonó tanto Johann Sebastian Bach durante el confinamiento?

En primer lugar hay que decir que Bach nunca pasa de moda: su obra sigue siendo la base de la música occidental.
Música
Foto: Pixabay.com.
Juan Carlos Garay
Artículos Player

Acaban de ser anunciados los Premios Gramophone, que son los galardones más prestigiosos a los que aspira una grabación de música clásica. Son en total 11 discos premiados, entre los cuales se anunciará un ganador absoluto (Disco del Año) el próximo 5 de octubre. Pero este listado que ya tenemos puede ser lo más interesante, porque refleja la tendencia de los intérpretes y oyentes en los últimos doce meses.

Y el compositor que más estuvo presente fue Johann Sebastian Bach. Esto es algo que no sucede mucho, porque el Premio Gramophone tiende por amplias temporadas a privilegiar visiones más modernas de la música o a redescubrir compositores olvidados: en los últimos años, por ejemplo, vimos cómo se premiaron grabaciones de sinfonías escritas por los ‘semidesconocidos’ Langgaard (1893–1952) y Weinberg (1919–1996). Pero vino la pandemia y, al parecer, necesitábamos aferrarnos a algo más conocido en medio de tanta incertidumbre.

El primer disco que vale la pena destacar es una grabación del guitarrista escocés Sean Shibe. Este músico de 29 años explora desde su instrumento unas obras que Bach escribió originalmente para laúd o clavecín. Al menos en Inglaterra, el disco se convirtió en uno de los más vendidos durante la pandemia por cierta cualidad tranquilizante que la revista Gramophone señaló como “dulzura y fluidez”.

 

El segundo disco que explora la obra de Bach es interpretado por el pianista polaco Piotr Anderszewski. De manera experimental, este músico de 52 años decidió grabar el segundo libro de ‘El Clave Bien Temperado’ en un caprichoso desorden. Su teoría es que estas piezas no son únicamente ejercicios para el estudio del teclado sino auténticas narraciones musicales. La revista Gramophone llamó a su interpretación “natural y refrescante”.

¿Cuál es la razón para que Bach vuelva a sonar con tanta insistencia en estos tiempos? En primer lugar hay que decir que Bach nunca pasa de moda: su obra sigue siendo la base de la música occidental y en el ámbito académico, por ejemplo, no ha perdido esa preponderancia. Pero el mundo discográfico difiere del académico, se rige más por tendencias y por coyunturas. Y la coyuntura ha sido el confinamiento, esa especie de retiro espiritual obligado. En esas circunstancias, Bach ayuda muchísimo porque su mensaje es esperanzador. Su música nos está diciendo todo el tiempo que hay un curso natural de las cosas, una lógica inherente al mundo y, sobre todo, una propensión a la armonía.
 

00:00:00
Al aire
100%
Radio
+Colombia
Exploremos
Señal