Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe

Cuatro retos y desafíos que ha dejado la pandemia en los hogares

La pandemia no solo ha tenido repercusiones significativas y negativas en términos sanitarios, sino que ha provocado una transformación crucial en las relaciones sociales y afectivas. El aislamiento y distanciamiento social, el cambio del espacio laboral, la vida familiar y la invasión tecnológica han sido algunas de las situaciones que han planteado grandes retos y desafíos al interior de los hogares.

En conversación con Señal de la Mañana de Radio Nacional de Colombia, el psicólogo de la Fundación Universitaria Konrad Lorenz, Laurent Marchal-Bertrand, explicó el impacto social y emocional que ha traído la pandemia en la población.

Aislamiento y distanciamiento social

El especialista señaló que la pandemia ha gestado un cambio cultural determinante, en vista de la necesidad de los individuos de aislarse y de limitar el contacto físico.

“El aislamiento ha tenido muchos aspectos positivos, pues mucha gente pudo compartir más tiempo con su familia, pero aparece también la otra cara de la moneda en la que es muy pesado manejar este asilamiento sin contacto social con otras personas, mediados únicamente por la tecnología”, afirmó Marchal-Bertrand.

De hecho, la construcción dictada por el distanciamiento social modificó el comportamiento de los individuos con su entorno, además de los rituales propios de su cotidianidad, como es el saludo.

Vida en pareja

Otro de los inconvenientes que se ha presentado como resultado del aislamiento social, ha sido la ruptura de los vínculos maritales y afectivos, así como un incremento sustancial de la tasa de violencia intrafamiliar, considerando que las parejas han tenido que convivir mucho más tiempo de lo que estaban acostumbradas.

“Muchas parejas que antes no habían convivido tanto tiempo, porque una pareja de casados que escasamente convive 20 días al año, se vio avocada a vivir seis meses juntos 24/7, lo que generó un distanciamiento entre ellos porque no se está acostumbrado a compartir tanto tiempo con la misma persona”, mencionó Marchal-Bertrand.

El psicólogo indicó que para evitar este tipo de confrontaciones se debe trazar una ruta de convivencia, en la que cada uno de los integrantes del núcleo familiar cumpla con algunas responsabilidades, que incluye las labores del hogar.

Invasión del espacio laboral

Por su parte, el traslado de la oficina al hogar se convirtió en otro de los escenarios que afectó la convivencia familiar, teniendo en cuenta que se desdibujó la línea que separaba el lugar de trabajo con el espacio de descanso, una situación que terminó por alterar los horarios.

“No es lo mismo verse 3 o 4 horas que 24 horas al día. Allí entra en juego el tema de los oficios del hogar y el rompimiento de la frontera entre mi espacio laboral y de ocio. Es a través de esta convergencia que se termina generando muchísimo caos”, subrayó el psicólogo.

De acuerdo con Marchal-Bertrand, lo más importante para delimitar esa frontera que existe entre el espacio laboral y el hogar es organizar horarios y fijar una rutina preestablecida.

Uso de la tecnología

Antes de la pandemia, el uso de la tecnología se orientaba principalmente al entretenimiento y al ocio. Sin embargo, la llegada del Covid-19 obligó a las personas a conectarse por mucho más tiempo. Incluso, los dispositivos móviles y los computadores se convirtieron en herramientas de primera necesidad para el teletrabajo y la educación remota.

“Con esta pandemia nos vimos obligados a conectarnos tanto a la tecnología que dependemos de esto como si fuera un medio para respirar”, puntualizó el especialista.

Además, afirmó que es importante desconectarse en algún momento y fomentar el diálogo familiar, con la intención de salirse del encierro constante que ocasiona el mundo digital.