Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Fotos: Gobernación de Boyacá / Andrés Acosta, Sofia Gómez y David Granados

Descubren nuevas especies de anfibios y plantas en Boyacá

Con información de la Gobernación de Boyacá

En los municipios de Pauna, Pisba y Cómbita en Boyacá se logró identificar una nueva especie de anfibio o rana llamada ‘Hyloxalus arliensis’ y dos plantas: ‘Microlicia colombiana’ como se bautizó a la especie con flor morada y ‘Neobartsia Matiuy’.

Neobartsia matuy

Es una nueva especie de hierba endémica de los Andes orientales de Colombia, pertenece a la sección Orthocarpiflorae. Crece también en el Páramo de la Rusia, entre los 3.528 y 3.639 metros sobre el nivel del mar, sobre suelos rocosos con vegetación herbácea. Maria del Pilar Malagon, Humberto Mendoza-Cifuentes, Sofia Gómez y Simón Uribe son las personas responsables de su descripción científica. Ubicación: Cómbita, Boyacá, vereda Santa Bárbara, Reserva Natural Regional El Valle, Páramo El Valle.

Microlicia colombiana

Se trata de un género de planta neotropical y nueva especie de Microlicia endémica de las montañas de los Andes orientales de Colombia, que representa el primer registro del género para Colombia y el norte de los Andes. Tiene una flor morada con potencial ornamental. Humberto Mendoza-Cifuentes, William Ariza, David E. Granados y Rosana Romero son las personas responsables de su descripción científica. Ubicación: Pisba, Boyacá, vereda Miraflores, Sabana de Nubacá, sur del Páramo de Pisba a 2.389 metros sobre el nivel del mar.

Hyloxalus arliensis

Esta nueva especie de rana se encuentra en el valle medio del río Magdalena en las laderas entre la Cordillera Central y la Cordillera Oriental de los Andes de Colombia y habita en las coberturas protectoras de cauce en bosques subandinos. Los análisis filogenéticos de 2.440 pares de bases de ADN mitocondrial, revelaron que la nueva especie es hermana de Hyloxalus lehmanni. Los machos adultos tienen una glándula pálida en el brazo, que la distingue de todas las demás especies del género, con excepción de Hyloxalus saltarius. La nueva especie además se diferencia de otras especies de Hyloxalus por su tamaño más pequeño. Andrés R. Acosta-Galvis, Mario Vargas, Marvin Anganoy, Oscar A. Ibarra y Sandra Gonzáles, son las personas responsables de su descripción científica. Ubicación: Pauna, Boyacá a 1.180 metros sobre el nivel del mar.

Estos descubrimientos fueron posibles gracias a la integración del Instituto Humbolt, la Secretaría de Planeación y la UPTC, con una inversión total de $6.390 millones, de recursos de Ciencia, Tecnología e Innovación de Boyacá.

En una ceremonia presencial y virtual se presentó un libro, que es el documento que compila las experiencias de las 17 expediciones, que duraron entre 3 y 11 días, y que se cumplieron por las diferentes provincias del departamento de Boyacá y en la que se contó con la participación de comunidades, líderes, investigadores y expertos.

Las Expediciones BIO vincularon comunidades empoderadas que valoran, defienden y protegen su riqueza natural, y que conocen cada una de las especies de sus entornos en 28 municipios visitados: Mongüí, Mongua, Cerinza, Belén, Tutazá, Arcabuco, Cómbita, Ventaquemada, Samacá, Ráquira, Ramiriquí, Ciénega, Zetaquira, Tasco, Villa de Leyva, Chíquiza, Arcabuco, Pauna, Otanche, Puerto Boyacá, San Luis de Gaceno, Santa María, Socotá, Socha, Paz de Río, Aquitania, Tota y Cuítiva.

El biólogo Hernando García, director del Instituto Humboldt participó de la ceremonia y precisó: "las Expediciones Boyacá BIO y en conjunto la estrategia Boyacá BIO, lograron mostrar la importancia de conectar al Gobierno Departamental con la mejor capacidad científica territorial y la capacidad científica del país a través de Instituto Humboldt; ésta iniciativa logró además reconocer el capital natural del territorio -muy concentrado en la alta montaña-, regiones con gran valor ambiental y cultural que prestan los mayores servicios a la sociedad. Ésta es una apuesta por entregarle a la gente conocimiento, que pueda incorporar en sus decisiones y procesos educativos; por eso Boyacá debe ser un ejemplo para los demás departamentos".

Para diciembre de 2019, al culminar los recorridos científicos, los registros científicos llegaron a 273.693, gracias a la caracterización de grupos taxonómicos priorizados como: insectos, reptiles, peces, mamíferos, aves y plantas, en 12 sectores priorizados: Páramo El Consuelo, Páramo de Ocetá, Páramo El Valle, Páramo de Rabanal, Páramo Bijagual, Páramo de Pisba, cuenca media del Río Chicamocha, Monte y Pinal, Piedemonte llanero, Serranía de Las Quinchas, Santuario de flora y fauna Iguaque, y en el Lago de Tota.

En el balance se contemplan: 148 mil registros biológicos, 8.860 registros de especies, 156 registros nuevos confirmados, siete nuevas especies y 1.825 especies en el reconocido ecosistema de páramo, bosque alto andino, seco, húmedo tropical y en sus humedales, que actualmente son protegidos por autoridades y moradores.

Las reseñas de las dos plantas vasculares y del anfibio, ya serán publicadas y reconocidas en las revistas académicas internacionales. Para poder consultar los documentos y hacer un seguimiento a estas investigaciones puede ingresar a este sitio web.