Pasar al contenido principal
CERRAR

Radar: la red de emisoras comunitarias en Norte de Santander

En su programación, jóvenes, víctimas, mujeres y campesinos cuenten al departamento el desarrollo de la cotidianidad en la región.  
Mi país
Foto: Cortesía Teurama Estéreo
Anderson Salinas

La Asociación de Radios Comunitarias de Norte de Santander -Radar- es la organización que agrupa las emisoras comunitarias que funcionan en la región. Escenarios que se mantienen en el departamento y se presentan como una alternativa para promover la reconciliación, el diálogo y la convivencia en municipios golpeados por el conflicto armado.

Tras varios encuentros, entre los años de 1997 y 1998, se estructuró la idea de organizar a las emisoras comunitarias en una asociación que coordinara las acciones desarrolladas desde estos medios de comunicación. Diversas instituciones departamentales y nacionales mostraron interés en apoyar la iniciativa y beneficiar el proceso de radiodifusión en el departamento. 

“En el 2001 nos constituimos de forma legal, desde donde venimos recibiendo capacitación para fortalecernos con la producción de nuestros contenidos, basados en la convivencia y la reconciliación, actualmente somos unas emisoras que nos mantenemos y que le permite al oyente hablar”, explica Carlos Helí Angarita director ejecutivo de Radar.

Con el paso del tiempo, estos espacios de comunicación se convirtieron en la voz principal de las comunidades; son los mismos habitantes quienes expresan el sentir de los territorios. Angarita añade que “hoy son 25, están por legalizarse dos espacios más en Ábrego y Cúcuta, y esperamos que con los años podamos consolidarnos como la voz de todo el departamento”. 

“Tejer esperanzas”, “El espejo”, “A gatas”, “Todos tenemos algo que contar”, “La radio un lugar para la diferencia” o “Radios ciudadanos” son espacios para la democracia, son contenidos que cumplen con el objetivo de las emisoras comunitarias: la paz y la esperanza donde las comunidades dialogan y por medio de la radio buscan una solución a sus conflictos. 

“La idea es que la radio sea incluyente, entre más comunidad se tiene, más diversa es la programación. Los contenidos están direccionados a resaltar la cultura, las expresiones locales, dentro del ecosistema del departamento, así mismo, la paz y la convivencia son un pilar fundamental en la producción de los programas”, agrega Martha Isabel Martínez realizadora de contenidos. 

En el desarrollo de los contenidos, Radar se percató que la radio ya no es la misma, por lo que se encargaron de proyectarse hacia otros campos que presentan los medios de comunicación. 

Despliegan su programación para que sean los jóvenes, las víctimas del conflicto armado (en territorios como el Catatumbo), las mujeres, los campesinos quienes cuenten al departamento el desarrollo de la cotidianidad en la región.  

“La radio debe ser vigilante y las comunidades deben liderar ese ejercicio de vigilancia, tenemos experiencias muy interesantes en Sardinata con ‘Irradiarte Digital’, o en El Tarra con ‘El Tren de la Vida’, que se convierten en la oportunidad para que la radio continúe su evolución en los diferentes formatos periodísticos”, expone Martínez. 

Las emisoras comunitarias funcionan como una red, y en el Catatumbo, se convirtieron en un espacio de intermediación social, donde las comunidades pueden expresar las diferentes necesidades que presentan en los territorios, y son una respuesta clara a las cadenas comerciales. 

Es de resaltar que muchos de sus operarios y periodistas ejercen su labor de manera empírica, pero con el compromiso claro de generar desarrollo y progreso en los territorios por medio de una comunicación participativa.

“Nosotros ejercemos nuestra profesión porque nos gusta, no tenemos ningún sueldo que nos garantice el ejercicio, solo es la vocación de querer decirle a nuestros oyentes lo que a ellos les interesa”, explica Miguel Ángel Santiago León, locutor y periodista de Teurama Estéreo, la emisora comunitaria del municipio de Teorama que nace en el año de 1999.

emisoras comunitarias

Por otro lado, en Convención, Manantial Estéreo se convirtió en algo que la comunidad ya espera día a día. Para Jesús Evelio Ríos, integrante de esta emisora, ya se consolidó en una ventana para el municipio. “Una de las cosas que más nos fortalece es que en nuestro nos podemos percibir tal y como somos, sin ningún complejo porque son los habitantes quienes hablan”. 

Hoy, casi a 23 años del nacimiento de la red, las podemos seguir en https://radarenlared.com/ y son una herramienta fundamental para construir paz desde los territorios. En la subregión del Catatumbo muchas de estas continúan sus labores de informar y entretener en medio del conflicto, además son el principal medio de acercamiento entre la realidad que se respira en el departamento.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal