Pasar al contenido principal
CERRAR

Condenan a Paul Naranjo y Julián Ortegón por feminicidio de Ana María Castro

El 18 de febrero se conocerá el monto de la condena. Esta decisión acoge la solicitud de la Fiscalía, la representante de víctimas, quienes habían pedido la condena de ambos hombres.
Judicial
Foto: Colprensa
Colprensa

La juez 42 del Circuito de Bogotá declaró culpables a Paul Naranjo y Julián Ortegón, por el delito de feminicidio agravado en el marco de la investigación por la muerte de Ana María Castro el 5 de marzo de 2020 en el occidente de Bogotá.

La juez manifestó que no existe ninguna controversia sobre el fallecimiento de la víctima, esto porque “se pudo probar plenamente que el 5 de marzo de 2020, la joven Ana María Castro fue encontrada en vía pública, gravemente herida, siendo trasladada a centros hospitalarios a donde finalmente falleció a consecuencia de las lesiones que presentaba”.

La juez agregó que tampoco existe ningún cuestionamiento sobre que la madrugada de los hechos, “Ana María estaba acompañada por Paul Naranjo, Julián Ortegón y Mateo Reyes cuando abordó una camioneta negra, según se observa en los registros fotográficos y videográficos ingresados al desarrollo del juicio oral por los investigadores de la Fiscalía”.

Bajo esta misma línea, la juez agregó que el testigo de Mateo Reyes es relevante para tomar esta decisión, porque “este testimonio resulta creíble, no sólo porque recuerda algunos aspectos acaecidos esa noche, entre estos, que iba con la señorita Castro Romero, haber estado bajo la ingesta de alcohol, haber subido a un vehículo camioneta negra, que estando allí le dicen que no puede ir que se baje, así como no recordar si se bajó o lo bajaron del rodante, esta situación por estar besándose en la parte trasera del vehículo”.

Bajo esta misma línea, la jueza dijo que tuvo en cuenta la versión de Daniel Alejandro Vega, quien dijo que vio cuando votaron a una chica del carro, enrutado por la aplicación, y quien se comunicó con la línea 123 a pedir ayuda.

La Juez también tuvo en cuenta el testimonio de Sergio Esteban García, quien dijo que cuando iba camino a su casa y se encontró con el accidente, Mateo Reyes le dijo que Ana María estaba herida porque la habían arrojado de un carro.

Por todo lo anterior, la juez dijo que se permite evidenciar “que Ana María fue expulsada violentamente del vehículo cuando redujo la velocidad de manera significativa”.

Por último, la juez desestimó los testigos de la defensa y por lo tanto sus argumentos, al considerar que aunque la defensa presentó videos para argumentar que Castro fue atropellada por otro vehículo.

“Resulta ilógico que uno de los vehículos que por allí transitaban hubieren arrollado a esta mujer, si se movilizaban por el carril central y menos con las indicaciones de suposiciones que reflejó el perito médico”, dijo la jueza. Lo anterior, principalmente porque las imágenes no evidencian ningún tipo de atropellamiento.

El 18 de febrero se conocerá el monto de la condena contra Paul Naranjo y Julián Ortegón, por su responsabilidad en el feminicidio de Ana María Castro. Esta decisión acoge la solicitud de la Fiscalía, la representante de víctimas y el Ministerio Público, quienes habían pedido la condena de ambos hombres.

Lo anterior porque los tres consideraron probado el escrito de acusación presentado por la Fiscalía, en el que el ente acusador precisó que "del estudio de los elementos materiales probatorios, evidencia física e información legalmente obtenida, se puede inferir con probabilidad de verdad que el pasado 5 de marzo de 2020, estando a la altura de la avenida Medellín 69 p -20, barrio Alejandría de la localidad de Engativá de esta ciudad, los ciudadanos Paul Stanley Naranjo Calvo y Julián Valente Ortegón Mosquera, conociendo el notorio estado de alicoramiento en que se encontraba la víctima Ana María Castro Romero y que este no le permitía reaccionar ante esta agresión (...), posterior a haberla privado de la libertad de locomoción por unos momentos, la expulsan del vehículo camioneta Kia Sportage, color negro de placas FSP 598, cuando aún esta se encontraba en movimiento".

La fiscal añadió que los procesados “hicieron evidente el disgusto que les causaba que Ana María Castro Romero y Mateo Reyes se estuvieran besando en la parte trasera del vehículo, por lo que decidieron bajar del automotor a Mateo Reyes y continuar con Ana María Castro, a quien unos metros más adelante expulsaron del vehículo en movimiento, dejándola gravemente herida y abandonada en vía pública”.

Dijo que “de la situación se percató Mateo Reyes, quien la auxilió y buscó la ayuda de otros transeúntes con los mismos fines y pese a que una ambulancia arribó al lugar y trasladó a Ana María a un centro hospitalario, falleció”.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal