Pasar al contenido principal
CERRAR

Abiertas urnas de Consejos de Juventud: ¿Qué esperar del escenario de participación?

A las 8:00 de la mañana de este domingo se abrieron las urnas de las primeras elecciones donde jóvenes de entre 14 a 28 años podrán votar por primera vez.
Karol Galindo Rincón / Colprensa

A las 8:00 de la mañana de este domingo se abrieron las urnas de las primeras elecciones de los Consejos Municipales y Locales de Juventudes, comicios en donde los jóvenes de 14 a 28 años podrán votar por otros jóvenes como ellos, que decidieron entrar a la arena política y representarlos ante las autoridades municipales y locales. Será, además, la primera vez que personas menores de 18 años podrán votar en el país.

Los Consejos de Juventud fueron creados con el propósito de darle mayores oportunidades de hacer veeduría y participar en las actividades e iniciativas públicas, a una generación que tiene poca confianza en las instituciones, como se ha demostrado en las protestas que periódicamente se han venido presentando en el país desde 2019.

Los consejeros deberán actuar como interlocutores ante las autoridades en los temas que interesan a los jóvenes, con el propósito de que sean incorporados en la agenda pública, y ejercer control para que esos propósitos no se queden solo en promesas.

Según la Registraduría, más de 12.282.000 de jóvenes están habilitados para votar. En la página de la entidad, pueden consultar su puesto de votación y a través de la página Infocandidatos, que se puede descargar en el celular, pueden consultar quiénes son los candidatos en su municipio.

Los consejeros, que tendrán un periodo de cuatro años, serán elegidos en 1.097 municipios del país, incluidas las 33 ciudades capitales y los distritos de Barranquilla, Bogotá, Buenaventura, Cartagena y Santa Marta.

Las listas independientes podrán ocupar el 40% de los escaños, las organizaciones juveniles un 30% y el 30% restante será para los partidos políticos. Según la densidad territorial, habrá siete, 13 o 17 consejeros de juventud por territorio.

El pasado cinco de noviembre, las alcaldías municipales y locales eligieron a los consejeros que representarán a comunidades indígenas, campesinos, victimas del conflicto armado, afrocolombianos, palenqueros, raizales y ROM, procedimiento que se hizo por un mecanismo autónomo y concertado.

En cada territorio habrá ocho curules para representantes de estas poblaciones. Este es el caso de Dailer Montoya, quien ya fue elegido en representación de la curul campesina en Florencia, Caquetá. Tiene 24 años y considera que su representación permitirá que se visibilicen las voces que nunca han sido escuchadas.

Montoya espera participar y hacer control de las propuestas que les sean de interés y pertenencia a esos grupos poblacionales, para jóvenes de espacios urbanos, pero especialmente de los rurales en donde hay más brecha de oportunidades.

“Vamos a tratar de tener una agenda en común en donde podemos presentar propuestas concisas de política pública y de financiamiento para las juventudes tanto urbanas y en nuestro caso rurales que puedan traer con ellos mejoras en indicadores como la salud, el empleo, disminución de la inflación y aumentar los casos de emprendimiento para que se fortalezca esa industria”, aseguró el consejero campesino.

Para Montoya, aunque este es un avance importante en materia de participación, aun falta mucho, pues a los jóvenes les falta salir a votar y exponer sus propuestas. En Caquetá, su departamento, por ejemplo, la abstención es del 60%.

“Queremos que desde estas elecciones las voces se vean reflejadas y haya con ello mayor participación en la toma de decisiones. Colombia debe trabajar fuertemente en esta población, quienes debemos tratar temas primordiales como el cambio climático y toda la gestión ambiental y con ello trabajar en el fortalecimiento empresarial, pero con empresas sostenibles ambiental, económica y socialmente y trabajar por una transición energética”, aseguró Montoya.

¿Qué se busca?

Para el consejero Presidencial de las Juventudes, Juan Sebastián Arango, estas elecciones y encuentros buscan que los jóvenes tengan oportunidades de desarrollo y conversación integral para que se conviertan en agentes de cambio en cada uno de los territorios del país, esto para continuar empoderando la juventud colombiana.

“Este domingo tendremos por primera vez en un país de América Latina y el Caribe unas elecciones populares y generales para que las personas entre los 14 y 28 años escojan a sus representantes, la juventud colombiana ha hecho un llamado importante de querer participar en las decisiones de lo público y esta es una respuesta de la sociedad colombiana”, destacó Arango.

Para Juliana Uribe Villegas, directora de Movilizatorio, una organización que se dedica a la transformación social por medio de la participación ciudadana, estos comicios han despertado el interés de los jóvenes y eso se evidencia en el alto número candidaturas (hay 41.684 jóvenes inscritos como candidatos), pero coincide en que es necesario derrotar la abstención.

“Es clave motivar a los jóvenes que siendo menores pueden votar en estas elecciones y hacer que la participación sea realmente masiva. En un momento donde hay tanta desconfianza hacia las instituciones, las encuestas muestran que más del 80% de las personas desconfían de las mismas, los Consejos son un muy buen primer paso en ese sentido para empezar a restablecer esa confianza con la juventud”, expresó la directora.

De igual forma, resaltó el compromiso que debe haber por parte de las instituciones para cumplir con lo que se acuerde con los jóvenes. Señaló que el buen funcionamiento de los Consejos no es lo único que se requiere para recuperar esa confianza. La seguridad, por ejemplo, es uno de los temas más graves, teniendo en cuenta los asesinatos contra líderes sociales que se continúan cometiendo en diferentes partes del país.

“Se debe garantizar que los jóvenes sean parte de la toma de decisiones y en la discusión de las políticas públicas de juventud, ellos tienen que están en las discusiones de educación, en las oportunidades de primer empleo, de derechos como al de la protesta, a la participación, los derechos humanos, el medio ambiente”, afirmó Villegas.

Hacer realmente el uso de las herramientas de participación con las que cuentan los jóvenes es, para Marlon Pabón, coordinador de Transparencia de la Misión de Observación Electoral, MOE, el mayor reto de estos Consejos. Sostiene que es muy importante capacitar a los futuros consejeros en temas políticos para que puedan desarrollar mejor sus funciones.

“El reto grande es poder articulas las funciones que ellos van a desarrollar con las funciones que vienen desarrollando las alcaldías municipales, distritales y concejos. Nos hemos centrado muchísimo en la parte previa que es todo el proceso de elecciones, pero viene lo posterior. De estos que resultan electos: ¿Cómo van a garantizar que inicien o continúen con un trabajo de veeduría?”, aseguró Pabón.

Aunque estaba previsto que los Consejos comenzaran su actividad en el año 2020, la pandemia del Covid-19 retrasó su entrada en funcionamiento. Luego llegaron las marchas y protestas del paro nacional, en las que los jóvenes tuvieron un papel protagónico, y la necesidad de promover su participación, se hizo más evidente.

Para el analista político Carlos Andrés Arias, los consejos de juventud pueden ser también un instrumento importante para renovar los partidos políticos, que en las últimas elecciones han mostrado también un desgaste ante el electorado.

“La gran mayoría de jóvenes candidatos pertenecen a las estructuras de campaña de representantes a la Cámara, ediles, senadores, concejales que actualmente ostentan de poder político, no me parece malo ya que hace parte de lo que debe ser la política para que cada vez más jóvenes participen en fenómenos políticos como este”, afirmó Arias.

Artículos Player
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos