Pasar al contenido principal
CERRAR

Vacunación: la historia del hombre más longevo de Catatumbo

Carlos Julio Rincón Garzón, de 110 años de edad, vivió la época de otro virus mortal conocido como el H1N1.

Por: Anthony Pacheco Ropero

A don Carlos Julio Rincón Garzón se le conoce no solo por su amabilidad y buen sentido del humor, sino por ser el adulto mayor más longevo de Catatumbo y uno de los primeros en recibir la vacuna contra el Covid- 19, momento que estaba esperando desde hace meses, pues para él lo más importante era poder vacunarse y así volver a recibir la visita de sus seres queridos.

Lo afectó mucho estar alejado de su familia, según contó su hijo Santander Rincón. Don Carlos Julio ha logrado llegar a la edad de 110 años porque la alegría y el cariño de sus hijos, nietos y bisnietos es su mayor motivación, todos los días se levanta con ganas de vivir y nunca se le ve triste, siempre está con el buen sentido del humor que lo caracteriza, describen sus familiares.

El 13 de marzo de 2021, desde muy temprano don Carlos llegó al Hospital Emiro Quintero Cañizares de la ciudad de Ocaña, Norte de Santander, donde fue citado para ser vacunado junto con otros adultos mayores. Acompañado por su hijo Santander y su hija Miriam, con paso lento pero firme ingresó al lugar y contestó una a una las preguntas de rigor previas a la aplicación del biológico.

Con el talante y la valentía que caracteriza a los campesinos de esta región del Catatumbo, descubrió su brazo izquierdo para que los médicos procediera a inocular el biológico, acto seguido empezaron los monitoreos de sus signos vitales atentos a la reacción del medicamento, pero don Carlos estuvo firme como los robles y pasó la prueba.

Para Yamil Roberto Blel Cervantes, gerente interventor del hospital, iniciar la vacunación de adultos mayores es motivo de gran satisfacción. “Estamos muy contentos, ya estamos vacunando a los adultos mayores de la ciudad de Ocaña que son cerca de 2.234. De momento van 500 vacunados y se espera terminar dentro de tres o cuatro días para iniciar con la segunda línea, según los estipula el Plan Nacional de Vacunación”, afirmó.

Y es que esta no es la primera historia de una pandemia que vive don Carlos. En 1918 la humanidad fue azotada por el virus H1N1 con genes de origen aviar, que se propagó por el mundo cobrando la vida de 50 millones de personas aproximadamente.

Para aquel año don Carlos era un niño de ocho años, que vivía en zona rural del municipio de Convención, y aunque los momentos no están bien afianzados en su memoria, los datos históricos dan cuenta de la existencia del letal virus al que, como en el caso del coronavirus, le vuelve a hacer frente.

Durante toda su vida don Carlos se dedicó a las labores del campo, al comercio y a robar sonrisas a todas las personas que tienen el placer de conocerlo. “Con esta vacuna hay una protección mucho mayor con respecto a la enfermedad de Covid-19, papá nos va a durar mucho más tiempo, yo creo que otros 5 o 10 años más, y seguirá así como lo vemos siempre, lúcido y fuerte”, concluyó su hijo Santander.

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
X