Pasar al contenido principal
CERRAR

Historia, tradición y cultura en museo del Carnaval de Negros y Blancos

El museo es un espacio vivo y dinámico para las presentes y futuras generaciones de ciudadanos que quieren conocer más sobre el carnaval de Negros y Blancos.
Sandra Eraso y Bety Fajardo
Artículos Player

El Museo del Carnaval ubicado en el Centro Cultural Pandiaco, donde funciona la Secretaría de Cultura Municipal de Pasto, es un lugar que alberga historia, considerando que en este espacio funcionó años atrás el matadero municipal, que luego de quedar en abandono fue recuperado por un grupo de artistas y visionarios de la ciudad, con miras a albergar en él la memoria de esta fiesta popular que hoy en día es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Para hablar del Museo del Carnaval es necesario volver las huellas al pasado, inicialmente se referencia el sector de Pandiaco, antiguo asentamiento indígena bordeado por el río que lleva su mismo nombre que en quechua significa agua del encanto, donde había aguas termales con un alto poder curativo o terapéutico que ha caracterizado el lugar, reducto indígena del siglo 16, de filiación Quillasinga.

El edificio es parte de la memoria y se puede considerar como patrimonio cultural de la ciudad, el proyecto de edificación del inmueble estuvo a cargo del reconocido arquitecto Carlos Santacruz, inaugurando el matadero municipal el 9 de octubre de 1950, el edificio es considerado como un inmueble de conservación patrimonial, representa la arquitectura modernista, y se constituye en el primer edificio industrial en Pasto.

imagen

Posteriormente el Concejo Municipal de Pasto, mediante proyecto de acuerdo declara el inmueble de interés cultural y se lo destina para la adecuación de un centro cultural, mediante este acuerdo, se crea el Museo del Carnaval bajo el concepto de minga, en el cual participaron gestores culturales, artistas del carnaval e investigadores, así lo recuerda el maestro Álvaro Reyes, director del proyecto de creación del museo del Carnaval en el año de 1999:

“El museo del carnaval fue inaugurado en una inolvidable noche del 20 de diciembre de 1999, vivimos esos momentos en los albores de los nuevos camino del carnaval, se avizoraba su gran potencial y se comenzaban a dibujar los trazos de un camino hacia su exaltación y reconocimiento a nivel nacional y global, de ahí surgieron muchas inquietudes y el libro se llenó de todos los testimonios vivos de los hacedores del carnaval, hombres y mujeres que tallaron y moldearon la historia de la fiesta en juego de figuras de danza músicas, danzas poesía, colores, aromas, caricias y encuentros colectivos de alegría y exaltación por la vida.”

La participación de los artistas del carnaval fue determinante pues de las reuniones constantes y de las tertulias artísticas, salieron las ideas que se plasmarían en el lugar, destacando que todas y cada una de las piezas que se encuentran en el museo fueron creadas y construidas específicamente para habitar este espacio.

pasro

En su primera fase, la creación de este espacio contó con un guion museográfico, documento que detalla el proceso investigativo, la coherencia en el orden y la distribución de los espacios y las figuras; y un manual de conservación de piezas y áreas muy importantes como la tienda museo, el centro de documentación y el museo antropológico.

Con la creación del Museo del Carnaval se pretendió salvaguardar los bienes culturales y la herencia histórica, reconocida como patrimonio cultural de la ciudad, por eso es importante destacar los nombres de quienes tuvieron que ver con la formación de lo que hoy es el Museo del Carnaval, nombres como Guillermo Guerreo asesor museográfico, quien con sus conocimientos aportó en la estructuración del proyecto, el arquitecto Enrique Guerrero dirigió la obra civil de remodelación y adecuación del edificio, el reconocido artista del carnaval Raúl Ordóñez fue el encargado de coordinar el proceso de investigación y montaje del museo, la dirección general del proyecto estuvo a cargo del maestro Álvaro Reyes, quien ha tenido bajo su liderazgo muchos procesos del carnaval de Pasto.

Actualmente el Museo del Carnaval se constituye en un sitio representativo para los pastusos y nariñenses, es el lugar que alberga la evidencia del arte efímero, entre las obras expuestas están las de los maestros Henry Pantoja, Ignacio Chicaíza, Los Hermanos Ordóñez, Piero Hidalgo, obras que engalanan este museo donde la fiesta está viva durante los 365 días del año.

El Museo del Carnaval se encuentra abierto en jornada continua de 8:00 a 5:00 de la tarde de lunes a viernes; los fines de semana en horas de la mañana.

El visitante del museo del carnaval se enfrenta a una línea de tiempo que lo lleva a referenciar desde los primeros registros que existen sobre la evolución del carnaval, a continuación una museografía instalada durante todo el recorrido le brinda información sobre cada uno de los días del carnaval, y se tienen muestras pequeñas de cada una de las modalidades que hacen presencia durante la senda en los días del carnaval, como el disfraz individual y vestuarios de colectivos, hasta llegar al punto magno que es una carroza central, que es la representación más grande, en su interior se encuentra una sala audiovisual donde se proyectan constantemente videos de lo que cada inicio de año se vive en el sur del país con el Carnaval de Negros y Blancos de San Juan de Pasto.

Una de las principales acciones es aprovechar la difusión del carnaval mediante él, conozca más información dando clic en este enlace. 

 

00:00:00
Al aire
100%
Radio
+Colombia
Exploremos
Señal