Pasar al contenido principal
CERRAR

Keith Jarrett dice adiós al piano

Por: Juan Carlos GarayHay tristeza en el mundo del jazz. El músico Keith Jarrett anunció esta semana que se enfrenta a un futuro en el cual su instrumento, el piano, no podrá estar presente. En declaraciones ofrecidas al periódico New York Times (y desde entonces replicadas en centenares de medios), Jarrett reveló que ha tenido dos embolias en los últimos dos años. La situación es tan delicada que lo único que puede hacer con su mano izquierda es sostener su taza de café.

Por: Juan Carlos Garay

Hay tristeza en el mundo del jazz. El músico Keith Jarrett anunció esta semana que se enfrenta a un futuro en el cual su instrumento, el piano, no podrá estar presente.

En declaraciones ofrecidas al periódico New York Times (y desde entonces replicadas en centenares de medios), Jarrett reveló que ha tenido dos embolias en los últimos dos años. La situación es tan delicada que lo único que puede hacer con su mano izquierda es sostener su taza de café.

Desde luego, para un músico versátil como Jarrett, la composición sigue siendo una opción. Pero como pianista nos dice adiós. Irónicamente, esto sucede a pocos días de que el sello disquero ECM lance su disco ‘Budapest’, un concierto suyo grabado en 2016.

Para muchos, Keith Jarrett es el mejor improvisador que ha dado el universo del piano. Su disco ‘Köln Concert’ de 1975 es el álbum de piano sin acompañamiento más vendido en toda la historia. Para rendir un homenaje a este gran músico, hemos elegido tres piezas representativas de sus diferentes ensambles.

1. El cuarteto europeo

Aunque nació en los Estados Unidos y comenzó su carrera al lado de grandes músicos norteamericanos como Miles Davis, es en ciudades europeas como Oslo donde Jarrett despunta como músico. En 1971 un sello europeo, ECM Records, se interesa en su propuesta musical y al poco tiempo lanza las grabaciones de su cuarteto, donde comparte protagonismo con el saxofonista noruego Jan Garbarek.

2. El trío

En contraste con el cuarteto europeo, más experimental, Jarrett funda en los Estados Unidos un trío con el fin de explorar el lenguaje de los ‘standards’ o temas más representativos del jazz. Este formato es clásico: piano, contrabajo y batería. Pero Jarrett le agrega su sello colorido y les permite a sus dos compañeros figurar también. Lo acompañan Gary Peacock en el contrabajo y Jack DeJohnette en la batería.

3. Jarrett solo

Esta es quizá la faceta más admirada de Keith Jarrett: el hombre que es capaz de sentarse frente al piano e improvisar durante veinte, treinta, cuarenta minutos. Para muchos sigue siendo un misterio cómo lo hace. Jarrett ha explicado que en estos conciertos sale al escenario con la mente en blanco. Según sus palabras, “mis dedos empiezan el concierto sin mí”. También son proverbiales sus gemidos y contorsiones.

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal