Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe

Desapariciones forzadas en Latinoamérica: los casos que unen a Colombia y a México

Por: Fausto García Calderón

Entre 1970 y 2015 se registraron 60.630 personas desaparecidas forzosamente en Colombia. Dos años más adelante se reportó que la cifra ascendía a 80 mil víctimas. Así lo revelaron informes del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH). Hoy, en el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, recordamos este flagelo que ha azotado a Latinoamérica en toda su historia.

A finales del 2010 la Asamblea General de las Naciones Unidas expresaba su preocupación por el aumento de desapariciones forzadas que se presentaban en todo el mundo, con acciones como arrestos, detenciones y secuestros. Por eso, al año siguiente, el 30 de agosto de 2011, declaró el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas. 

En principio, las desapariciones forzadas en Latinoamérica se daban bajo el desarrollo de algunas dictaduras militares, pero en la actualidad se presentan en medio de  conflictos armados. La atención hoy se centra en las amenazas a defensores de derechos humanos, familiares de las víctimas y los abogados de estos temas, afirma Naciones Unidas.

Según el reporte de la ONU, de los 10 países con mayores desapariciones forzadas del mundo, siete se encuentran en América Latina: Guatemala, Chile, El Salvador, Argentina, México, Perú y Colombia.

En México, por ejemplo, las desapariciones aumentaron en la década de los 70, desde la masacre de Tlatelolco en 1968, así lo ha registrado el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos Hasta Encontrarnos. Desde 1964, 73.201 personas han sido reportadas como desaparecidas en ese país, situación que se ha agravado en las últimas dos décadas a causa del narcotráfico. Así lo afirmó Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos.

Hasta Encontrarlos

Nadín Reyes Maldonado vive en carne propia la desaparición de su padre Edmundo Reyes, luchador social y político, y su pareja Gabriel. Ahora, y tras su propia experiencia, es coordinadora del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos Hasta Encontrarlos en México y la ciudad de Oaxaca. 

“En ese camino de hallar a los desaparecidos por hechos políticos entre la década de los 70 y 80 se lograron rescatar personas con vida que se encontraban prisioneros en cárceles clandestinas”, expresa Reyes, que no pierde la esperanza de reencontrarse con sus familiares. Por eso, el comité de Hasta Encontrarlos realizará hoy una protesta en la Suprema Corte de Justicia de su país.

Reyes asegura que la lucha por buscar personas desaparecidas se ha consolidado en la región, aunque los hechos violentos continúen. “El equilibrio debe darse desde todos los Estados, aún debemos seguir con la exigencia de memoria, justicia y verdad”, expresa. Resalta que los hechos no pueden quedar en impunidad.

Para la líder mexicana, aunque son territorios y contextos distintos, si considera que la práctica de la desaparición forzada tiene algunos patrones que se han repetido en toda América Latina. Pero gracias al trabajo que se ha logrado robustecer en la región, las ideas y experiencias entre  asociaciones mexicanas y colombianas han dado vida a la creación del Manual ‘¿Qué hacer en caso de desaparición forzada?’ 

En el manual se destaca que este crimen viola derechos humanos como la integridad personal, a no ser arbitrariamente privado de la libertad, a ser protegido por la ley y reconocido como persona jurídica, a no ser sometido a tortura o tratamiento cruel, inhumano o degradante, a la verdad y a la vida.

“Si algo aprendimos en acercarnos a lo sucedido en Colombia, fue comprender los procesos de búsqueda, saber del trabajo de la Comisión de la Verdad y todo lo relacionado con la construcción de la memoria. Esto es una herencia que nos une como territorios, no solo con Colombia, sino a su vez con otros colectivos como las madres y abuelas de la Plaza de Mayo en Argentina”, manifiesta Reyes.

En la conmemoración que se desarrollará este año a nivel mundial por las víctimas de desaparición forzada, las distintas voces en el mundo exigirán verdad y justicia, mientras honrarán la memoria de las víctimas.