Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
La historia aborda los hechos reales sobre los orígenes de la bonanza marimbera de los años sesenta y cómo una familia indígena wayuu termina involucrada. Foto: Captura del tráiler de ´Pájaros de verano'.

Del Amazonas al universo wayuu, esta es la nueva película de Ciro Guerra

Por: Colprensa

Se lanzó el tráiler oficial de ‘Pájaros de Verano’, la nueva película de Ciro Guerra, que en esta ocasión comparte la dirección con Cristina Gallego, y que se espera que esté en las salas de cine en el segundo semestre de este año.

Se trata de un drama generacional sobre un peligroso negocio familiar en torno a la bonanza marimbera de los años setenta. La producción se rodó en La Guajira y es hablada en wayuunaiki, la lengua de las comunidades indígenas de esta región del norte de Colombia.

En el tráiler se pueden observar los paisajes de La Guajira entre rancherías que parecen que han quedado intactas en el tiempo, mostrando la fuerte presencia matriarca de la familia de la comunidad indígena Wayúu, donde son capaces de cualquier cosa por su familia y por el clan.

Una historia que desde la ficción aborda los hechos reales sobre los orígenes de la bonanza marimbera y cómo una familia indígena termina involucrada en el floreciente negocio de vender marihuana a los estadounidenses, conociendo lo que es la codicia, la avaricia y la pasión, que no son usuales entre las comunidades indígenas, por lo que no sólo ponen en peligro sus vidas, también su cultura y sus saberes ancestrales.

En esta película participan actores como Natalia Reyes, así como Carmiña Martínez y José Acosta, además de una serie de actores naturales de la región.

El rodaje de la película, cuyo guión fue escrito por María Camila Arias y Jacques Toulemonde, a partir de una idea original de Cristina Gallego, se realizó durante nueve semanas por un equipo técnico de más de 75 personas, 60 figurantes, cerca de dos mil extras y tuvo como escenarios varios lugares de La Guajira y la Sierra Nevada de Santa Marta.