Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Bogotá es la ciudad con la mayor presencia de víctimas en el país. Foto: Colprensa.

Víctimas del conflicto en Bogotá: en busca de reparación

Por: Sebastián Osorio Idárraga.

Un informe presentado por la Personería de Bogotá puso en cuestión la atención a las víctimas de la ciudad que no sobrepasa el 10 %. Esto, al momento de cumplirse siete años de la Ley 1448 de 2011, por la cual se reglamentó la atención, asistencia y reparación integral a las víctimas del conflicto armado interno en el país.

Uno de los puntos principales que relaciona el Ministerio Público, tiene que ver con los recursos con los cuáles se indemniza a las víctimas. Allí, se asegura que de las 341.000 víctimas que hay en estos momentos en la ciudad, solo el 8,4 % de ellas han recibido dinero, lo que representaría que a ese ritmo tan solo en 98 años se terminaría con el pago de este dinero en Bogotá.

“Desafortunadamente un mínimo porcentaje de las víctimas de Bogotá ha recibido la indemnización y esto paraliza los sueños de estas personas (...) Las víctimas han sido re victimizadas con el proceso de reparación, pues los gobiernos no han tenido la capacidad de reconocer los derechos de estas personas”: manifestó la personera Carmen Teresa Castañeda.

Entre el 2012 y el 2017, la Alcaldía de Bogotá invirtió $17.668 millones de pesos para apoyar programas de empleo, atención psicosocial y subsidios de vivienda. Con esto, se logró que 22.000 víctimas de 243.000 alcanzaran una estabilidad económica.

El Distrito asegura que sí se le ha cumplido a las víctimas, conforme a sus alcances presupuestales

A través de la Alta Consejería para las Víctimas, la Paz y la Reconciliación, la Alcaldía Mayor de Bogotá tiene tres líneas de acción: la Reparación Colectiva, la Restitución de Tierras y Retorno y Reubicación de víctimas.

La entidad, explicó que, en siete centros locales de atención a víctimas, en 2016 y 2017, se les brindó asesoría a 58.163 víctimas del conflicto armado. Lo que representa el 23 % de las víctimas que, según el sistema, estaban activas en ese periodo.

Con respecto a la etapa de atención inmediata, que es el momento en el que las personas llegan a la ciudad en condición de víctimas, la Alta Consejería aseguró que se ha brindado un 100 % de atención a la población que demanda este servicio, lo cual es ratificado por la Personería de Bogotá.

Sin embargo, para la reparación económica de las víctimas a través de indemnizaciones o subsidios, la entidad distrital manifestó que “por ley, la indemnización es competencia de la Nación”.

A pesar de esto, desde el Gobierno Nacional, se reportó que en Bogotá, desde el año 2011 hasta el 30 de abril de 2018 se había entregado indemnización administrativa a 32.355 personas, por un valor de $239.575 millones de pesos.

La Unidad Nacional de Víctimas acepta que aún falta mucho en reparación

En declaraciones a medios de comunicación nacionales, la directora de la Unidad Nacional de Víctimas, Yolanda Pinto, aseguró que “indudablemente falta por atender a muchas más víctimas (...) y aunque hay incertidumbres en el cercano futuro sobre lo que viene para las víctimas, con seguridad es un camino que aún no termina”.

El pasado 10 de junio se cumplieron siete años de existencia de la Ley de Atención de Víctimas y la Unidad Nacional presentó un balance completo de lo que ha sido el trabajo a través de esta ley, que tiene una inversión acumulada de 9,6 billones de pesos entre el 2012 y mayo de 2018.

En la Reparación Administrativa, que como ya se ha dicho es uno de los pilares de esta Ley, se destinaron ya cinco billones de pesos en la entrega de 805.815 indemnizaciones. De estos recursos se han hecho 9.951 pagos por $182.702 millones de pesos ordenados por procesos de Justicia y Paz.

“La política de reparación colombiana no tiene antecedentes. Es la más completa y ambiciosa, comparada con 45 experiencias de justicia transicional en 31 países”, destacó la entidad en el balance nombrado.

Allí, como parte de la inversión de casi 10 billones de pesos, la entidad resaltó que se han obtenido logros en el reconocimiento de las más de 8 millones de víctimas, la participación a través de mesas municipales y los más de 5.981 predios que han sido restituidos a 38.000 personas.

A pesar de esto, en un reciente encuentro con víctimas en Antioquia, la directora de la Unidad Nacional expresó que “este dinero no puede borrar el dolor, pero contribuye a mejorar sus vidas”.

Como un reto para el Gobierno del presidente electo Iván Duque, la Personera de Bogotá, Carmen Teresa Castañeda, pidió que se trabaje en unificar los sistemas de registro de víctimas en la capital del país, ya que “en Bogotá no existe un instrumento que permita identificar cuántas víctimas hay. Los registros de la Unidad Nacional no coinciden con los del Distrito y ahí hay un corto circuito en cómo se están registrando las personas, porque las cuentas deberías dar igual”.

Dato relevante

Bogotá es la ciudad con la mayor presencia de víctimas en el país. De las casi 360.000 personas que residen allí, 78 % han llegado afectadas por el desplazamiento forzado, 10 % por homicidio y 6 % por amenazas.