Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe

El mango de la plaza Alfonso López: un viejo residente de Valledupar

Por: Andrés Llamas Nova

Un aireado debate volvió a surgir por el estado de salud del tradicional palo de mango de la plaza Alfonso López, y desde diferentes sectores hay opiniones encontradas al respecto.

De acuerdo a la percepción de ambientalistas, el árbol se encuentra mal de salud, y la causa sería principalmente la remodelación que le hicieron el año pasado al escenario festivalero.

El mango de la plaza ya superó los 80 años de haber sido plantado, fue primero que el Festival de la Leyenda Vallenata y por esto se ha convertido en la insignia de los habitantes de la capital del Cesar. 

“El árbol tiene unas debilidades muy fuertes, insubsanables por ahora, que representan los cambios en la transformación de su parte externa, lo que se denomina su parte abiótica. Se le modificó el piso que venía adaptado desde hace unos 30 años, se le modificaron las condiciones climáticas, además de eso se le retiraron muchos árboles que de una u otra forma contribuían a hacer un mejor ambiente en la plaza”, afirmó el ambientalista y arborista Miguel Ángel Sierra. 

El ambientalista, miembro del colectivo La Mesa del Árbol, aseguró que el mármol que le instalaron a la plaza y otras modificaciones, que superaron los $9.000 millones, contribuyeron al deterioro de la salud del mango y sus raíces.

“Lo otro es el brillo que genera el piso de la plaza. Entonces al modificarle raíces, cortarle raíces, al cambiarle la dinámica, aun así tenga agua, el árbol tiene problemas radiculares de consumo. Los árboles no son como nosotros: ellos asumen una posición de reserva y cuando son intervenidos ellos dejan automáticamente de hacer lo que hacen por recuperar el daño”, finalizó Sierra.

Sin embargo, para otro ambientalista, el reconocido compositor, exdirector de la Casa de la Cultura de Valledupar, Tomás Darío Gutiérrez, el palo de mango está sano y gozando de buena salud.

“Vaya a la plaza, mire el árbol y dese cuenta que está como nunca antes. La administración del ‘Tuto Uhia’ le colocó dos toneladas de abono orgánico, le hizo control fitosanitario, le quitó las plantas parásitas y le puso un tubo para regarle agua. Eso jamás en su existencia se le había hecho”, dijo Gutiérrez al referirse al gobierno del alcalde Augusto Ramírez Uhía, 2016 – 2019.

Para el compositor de ‘Voz de acordeones’ y escritor del libro ‘Cultura vallenata: origen, teoría y pruebas’, el concepto de Sierra y de “otros similares” no es ambiental, sino “politiquero”. 

Sobre este debate, que año tras año aparece por lo que el árbol representa, ninguna autoridad local se ha pronunciado.