Durante mayo y junio es la temporada de cosecha, las calles de San Lorenzo se convierten en escenarios para secar los granos al aire libre. Foto: Colprensa. Mayo 2018.

San Lorenzo, una historia con aroma a café nariñense

Natalia Cabrera

Por: Natalia Cabrera

Los habitantes de San Lorenzo dicen que nacen siendo cafeteros, pues el municipio, ubicado al norte de Nariño, en el ramal del Nudo de los Pastos, tiene un clima privilegiado para la agricultura, especialmente para el cultivo del grano de oro, el café.

Siempre cafeteros

“Desde muy pequeños nos inculcan el amor y el sentido de pertenencia por el café. Yo me acuerdo que los abuelos nos ponían a escoger café, sin dejar de ir a la escuela, pero en las tardes nos llevaban a los cafetales para recolección de los granos”, cuenta Luis Fernando Moreno, quien nació en la vereda San Isidro y recuerda que desde muy pequeño está involucrado en las labores agrícolas.

Los campesinos madrugan con el cantar de los gallos, para iniciar la jornada con energía, toman café. A veces nublado, con un poco de lluvia o con el clima templado, salen listos para la siembra del grano. A los dos años del cultivo empieza la primera cosecha.

“Las mujeres son unas duras en las fincas cafeteras, porque ellas son las primeras que se levantan y las últimas que se acuestan”, dice Luis.

Ellas, además de la recolección se encargan de llevar los termos de tinto cargado para darles a los jornaleros cada dos horas. “Para aguantar todo el día bajo el sol, el café se lo toma para el hambre, para la sed, para conversar y para llenar el cuerpo de energías”, asegura.

Un 70% de los lorenceños son caficultores. Foto: Colprensa. Mayo 2018.

Para Luis Fernando, el sabor del café que cultivan no se puede describir con palabras: “La esencia es el amor por la tierra, por cada planta de café, por el grano, como se cultiva en las fincas familiares, el café hace parte de nuestras esencias”, comenta.

Durante mayo y junio es la temporada de cosecha y las calles de San Lorenzo se convierten en escenarios para la secar los granos al aire libre.

Café tipo exportación

Los campesinos lorenceños se han esforzado para que su producto sea de la mejor calidad, por eso Nespresso, una compañía multinacional con sede en Suiza, busca el café del norte de Nariño para ser comercializado en Europa. El café de San Lorenzo tiene las propiedades necesarias:

“El olor tiene que ser aromático, suave y el perfil quiere decir qué componentes químicos tiene el grano. El café que ofrecemos desde estas montañas es ácido, de cuerpo medio, pero con un dulzor pronunciado, eso es muy atractivo a nivel mundial”: Hernando Delgado, director ejecutivo del  Comité Departamental Cafeteros de Nariño de la Federación Nacional de Cafeteros.

San Lorenzo, ubicado en el ramal del Nudo de los Pastos, tiene un clima privilegiado para la agricultura, especialmente para el cultivo de café. Foto: Cortesía Luis Fernando Moreno.

Un 70% de los arracacheros (como se los conoce a los habitantes de San Lorenzo) son caficultores. Según Delgado quien también es oriundo del municipio, existe una oferta ambiental para cafés especiales muy importante, enfocada en sembrar otras 3 mil hectáreas. Con esto, San Lorenzo lograría ser el primer productor del sur del país.

En este momento, los 3.500 caficultores lorenceños están preparando su café especial para poderlo exportar sin intermediarios.

“El programa se llama LH que quiere decir, larga duración, se trata de mantener en el árbol 4 semanas más el café sin cosechar, o sea que ya no se cosecha rojo, sino que se cosecha uva. Con esta práctica se espera tener una mayor acidez, pero sin quitarle el dulzor”, explica el líder gremial, quien agrega que los productores ganarían 1600 pesos por cada kilo exportado.

Hernando Delgado asegura que San Lorenzo es un pueblo de vientos y montañas, encantador por el cariño con el que los caficultores preparan su café, tanto para tomar como para la venta.  “Eso hace que el amor se convierta en calidad, por eso el café de San Lorenzo tiene el grano de oro”, señala.