Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Fabio Martínez.

¿Cómo la violencia ha afectado la economía en la frontera con Ecuador?

Por: Diego Camilo Burgos.

La principal causa para que los ecuatorianos hayan disminuido considerablemente su presencia en Nariño se debe a los hechos ocurridos con ciudadanos del vecino país que han sido secuestrados.

Específicamente en zona rural de la costa Pacífica nariñense. Este es el caso del grupo periodístico del diario El Comercio de Quito y la pareja de comerciantes de la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas. Lo cual se ha considerado como un ‘golpe’ negativo para el sector turístico del departamento, afectando directamente su economía.

Para el presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Pasto, Arturo Fidel Díaz Martínez, es complicada la situación que se vive en la frontera entre Colombia y Ecuador, en especial en los límites con Tumaco. Lo que ha generado que los ecuatorianos que llegaban a Nariño en planes turísticos o comerciales hayan desaparecido.

“En Ecuador se han hecho campañas informando a sus habitantes que deciden ingresar a Colombia por el departamento de Nariño que corren un gran riesgo de ser violentadas. Hay que tener en cuenta que las autoridades del vecino país velan mucho por la seguridad de sus ciudadanos, por lo que hacen la advertencia de que las personas que quieran ingresar a nuestro país lo hacen asumiendo cualquier riesgo”, precisó el Arturo Fidel Díaz.

Esto le generó un impacto negativo al departamento e hizo desaparecer la bonanza de turistas ecuatorianos que se tuvo durante los años 2015 y 2016. Según el presidente de la Cámara de Comercio, no existen garantías de seguridad para que el turista ecuatoriano pueda estar en la región.

“Se tiene una gran dificultad y es lo que se está mostrando a nivel nacional e internacional, donde se evidencia esa guerra que se está viviendo en Tumaco en la cual personas civiles son objeto de abusos de su propia seguridad, generando un ambiente de zozobra”, indicó Arturo Fidel Díaz.

No hay inversión extranjera

Por su parte la Asociación Colombiana de Medianas y Pequeñas Empresas - Acopi, manifestó que el departamento de Nariño tiene una notoria afectación, debido a que es una región que depende económicamente del ingreso del turismo y que se había fortalecido a raíz de la revaluación del dólar.

“Hoy con esta ‘ola’ de inseguridad se ha evidenciado la disminución de turistas ecuatorianos del vecino del país, asimismo el sector transportador se ha visto afectado con la aparición de la delincuencia común hacia el pacífico”, aseguró Andrés Rojas, director ejecutivo de Acopi en Nariño.

El 90 % de la actividad económica de Nariño se deriva del comercio y de la parte agrícola y su mercancía se moviliza vía terrestre la cual se ha visto afectada por los hechos violentos que se han presentado, según Acopi. Además, existe un incremento del 20 % en la adquisición de las pólizas por hurto y siniestros.

“La situación de inseguridad y de violencia por la que atraviesa el departamento repercute negativamente en la economía. Sectores de inversión se frenan al llegar a Nariño, un empresario extranjero o de la misma región que quisieran hacer una inversión importante sobre todo en la costa Pacífica, lo piensa dos veces ante los hechos que se registran”, puntualizó el secretario de Hacienda del departamento, Ernesto Fernando Narváez.

Esta situación afecta directamente los renglones económicos de la región de ahí un llamado al Gobierno Nacional de invertir en este departamento en proyectos sociales para terminar con los problemas de violencia.

Estigmatización

La alerta que hiciera el gobierno norteamericano para que sus ciudadanos no visiten el departamento de Nariño, también ha contribuido a decir que esta región del país es una zona violenta.

“Que varias de las intervenciones del mismo gobernador Camilo Romero, han hecho referencia a que se ha agudizado la guerra en Nariño, debido a la aparición de los grupos armados y como estos se han ubicado hacia la frontera con la costa Pacífica, lo que genera temor por venir a esta región”, manifestó Arturo Fidel Díaz.

La Cámara de Comercio de Pasto se ha visto afectada con la no participación de conferencistas que han cancelado su presencia en Pasto, porque no sienten garantías de seguridad.  

Temor en la frontera

No sólo Nariño tiene repercusiones por esta violencia, en Ecuador en la provincia de Esmeraldas frontera con Colombia y zona predilecta para hacer turismo de mar, existe una disminución de turistas del interior del país que se abstienen de viajar por temor.

“Lo que ha pasado con el grupo periodístico como con los comerciantes, disparó una ola de temor entre los ciudadanos quienes se abstienen de viajar hacia la frontera afectando el turismo, son dos feriados que han pasado y no hubo reactivación económica”, comentó Paola Andrea Andrade, ciudadana ecuatoriana y periodista de Ecuavisa de Quito.

Mientras que para Cotelco la situación de la frontera si ha afectado el turismo del departamento, existen variables que no contemplan el por qué la disminución de visitantes a esta región.

Según Doris Ruano, directora ejecutiva de Cotelco en Nariño, “la actividad turística es variable, pero existen situaciones arancelarias que son más favorables para ellos y no hay promoción de los lugares que tenemos para explotar desde el sector privado como público”.

En el caso de los afiliados de Cotelco, se promociona al departamento a través de redes sociales, sin embargo, no hay más métodos que permitan ofrecer los servicios, puntualizó Doris Ruano.

Hoy en día los turistas ecuatorianos que viajaban a Nariño a comprar deciden desplazarse vía aérea hacia Cali, Bogotá o Medellín, como nuevas opciones de comercio.