Pasar al contenido principal
CERRAR

Katie Bowie, una sonrisa de resiliencia para Providencia

Esta gestora social lleva más de un año en el exilio en San Andrés pero las ganas de salir adelante no las ha perdido al lado de sus hijos.
Mi país
Foto: Cortesía.
Daniel Newball

Para quienes conocemos a la gestora cultural y cantante Katia Bowie, su pronunciada tez morena contrasta con su electrizante sonrisa. Un gesto que demuestra la honestidad en la alegría de refleja todos los días y que comparte con familiares y amigos.

Pese a que los eventos del huracán Iota la tienen a ella y a sus hijos como exiliados en San Andrés, la también presentadora de televisión en el canal regional expresa que más pudo su espíritu resiliente que la depresión que puede causar el perderlo todo en una tormenta.

“Desde el dos de enero me encuentro yo y mis hijos prácticamente exiliada en la isla de San Andrés, me encuentro muy complacida porque pese a que yo estoy acostumbrada a un ambiente pacífico y tranquilo, en San Andrés me han sabido tratar con mucho amor y me han abierto las puertas", narró.

“Tuve que llevar a mi mamá conmigo y ahora está conmigo en su casa nueva en Bottom House, ahora yo estoy a la espera de que terminen mi casa y así poder volver a Providencia sin resentimientos pero con mucha esperanza”, dijo Katia, quien confirmó que ya su casa ubicada en el sector de Bottom House se encuentra reparada, su madre que se encuentra en estado de discapacidad ahora tiene una vivienda donde tiene accesos que la ayudan a superar su limitación física, por lo que se siente agradecida con el Gobierno Nacional.

No obstante, para Katia es importante que se aúnen esfuerzos para ayudar a aquellas personas que aún viven en carpas y no han contando con la misma suerte que ella. 

“Es necesario que se le brinde apoyo a aquellos que aún no tienen su casa arreglada, que viven en carpas aún para que puedan volver a sus casas y no tengan que pasar las incomodidades que genera las lluvias y el sol con temperaturas, que son altas en esta época del año", expresó

'Sean valientes y resilientes', es el grito que desde su alma le envía a los isleños en Providencia luego del paso del huracán. Para Katia, luego de un año del Iota, no se aceptan llantos ni malos recuerdos sino la esperanza de que todo volverá a ser igual, o incluso mejor, que antes.
 

Artículos Player
Player Articulos
00:00
00:00
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal