Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: Cortesía Agencia de Turismo Comunitario Selvatika.

Turismo rural: un encuentro auténtico con el territorio

Por: Richard Hernández. 

Cada 27 de septiembre se celebra el Día Mundial del Turismo bajo el lema ‘Turismo y desarrollo rural’. Una fecha para destacar la fortaleza que tiene el turismo para generar oportunidades fuera de las grandes ciudades y conservar en todo el mundo el patrimonio cultural y natural de las comunidades rurales, los pueblos indígenas y otras muchas poblaciones históricamente marginadas.

Este año la celebración llega en medio de la pandemia, cuando los países desarrollan estrategias para la recuperación de este importante sector. Para muchas comunidades rurales, el turismo es un generador principal de empleo y oportunidades. En algunos lugares, es uno de los pocos sectores económicos viables.

“Debemos aprovechar la coyuntura y tomar la oportunidad de reimaginar nuestro turismo, y así apostarle al fortalecimiento de la calidad y sostenibilidad del sector. Además, es ahora cuando mejor posicionados quedaremos, pues los turistas a nivel mundial estarán buscando destinos con espacios abiertos y rodeados de naturaleza, lo que nos da la oportunidad de desarrollar iniciativas, por ejemplo, de turismo rural. Allí tenemos mucho potencial, de manera sostenible y responsable”, señala el Viceministro colombiano de Turismo, Julián Guerrero Orozco.

Foto: Cortesía Agencia de Turismo Comunitario Selvatika.

En unas semanas el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo expedirá la primera Política de Turismo Sostenible del país. Esta busca adoptar una visión estratégica y a largo plazo, que armonice los objetivos de desarrollo económico y socio-cultural del turismo con la necesidad de proteger el medio ambiente, la biodiversidad y los ecosistemas. El objetivo es hacer del país un destino atractivo para un alto volumen de turistas, que son una de sus principales fuentes de competitividad.

Según la Organización Mundial de Turismo (OMT) se estima que, para 2050, el 68 % de la población mundial vivirá en zonas urbanas, mientras que actualmente el 80 % de quienes se encuentran en una situación de “pobreza extrema” lo hace fuera de las ciudades.

“La celebración este año del Día Mundial del Turismo es agridulce por el impacto tan tremendo de la pandemia en el sector. Sin embargo, tenemos que verlo como una oportunidad para construir un turismo de futuro de acuerdo a las nuevas tendencias y aspirando a tener un turismo mejor del que teníamos antes, en donde los temas de claridad y sostenibilidad tengan un protagonismo importante”, comenta Guerrero.

Foto: Cortesía Agencia de Turismo Comunitario Selvatika.

Por su parte el secretario general de la Organización Mundial de Turismo OMT, Zurab Pololikashvili, dice sobre este día que “en todo el mundo, el turismo empodera a las comunidades rurales, ofreciendo empleo y oportunidades, sobre todo para las mujeres y los jóvenes. El turismo permite también a las comunidades rurales celebrar su excepcional patrimonio cultural y sus tradiciones, y es un sector vital para salvaguardar los hábitats y las especies en peligro”.

Turismo comunitario

Sandra Ramírez es una administradora hotelera quien, en 1999, comenzó su labor como docente de turismo del Sena en el departamento del Chocó. Después en ese lugar empezó a realizar diferentes trabajos alrededor del desarrollo turístico, principalmente comunitario. A través de esa labor de capacitar a la comunidad, surgió en 2013, la agencia de turismo comunitario Selvatika.

El turismo comunitario, según Sandra está dedicado a fortalecer a las comunidades social, económica, cultural y ambientalmente. Esto les permite un tema de conservación importante y, sobre todo, que aquellas participen en el tema económico de su territorio. El ingreso económico llega directamente a las posadas nativas, al transportador local, a las personas que hacen actividades diariamente, como por ejemplo, a un taller de cocina tradicional. No hay intermediarios.

Foto: Cortesía Agencia de Turismo Comunitario Selvatika.

 “Los turistas que buscan el turismo comunitario poseen una conciencia diferente y valoran mucho a las comunidades. Tienen gran respeto por la cultura y por el entorno. Son turistas que no dejan huella, que no dejan basura. Esto les permite conocer otras formas de vida y se van llenos de conocimientos: De cómo cocinan, cómo es su relación con el mar, con la selva y de sus costumbres. Están más cerca a la comunidad. Es un turismo vivencial con la comunidad”, señala.

La agencia de turismo comunitario de Sandra promociona destinos como los municipios chocoanos de Nuquí, Bahía Solano, Capurganá, Sapzurro. También las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, con su comunidad raizal. En la Guajira con grupos de mujeres Wayuu, que desarrolla sus actividades dentro de sus rancherías turísticas. En Valledupar con las comunidades de Pueblo Viejo, en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta.

“Poco a poco hemos ido aprendiendo a viajar en Colombia. Antes San Andrés islas estaba considerado como un sitio de rumba y bebida en la playa. Pero hoy hay actividades que la gente valora muchísimo como por ejemplo acompañar a los pescadores artesanales a sus faenas. Comer en el patio de una familia raizal sus platos típicos. La ventaja es que vienen muchos extranjeros que valoran mucho lo nuestro y entonces el colombiano cuando ve eso comienza a tener un respeto. Hoy valoramos las comunidades y la ruralidad también”. comenta Sandra. 

De esta forma, dice Sandra, se ayuda a hacer preservación de la cultura y la naturaleza. Ella participa en programas de conservación de tortugas y en el tema de avistamiento responsable de ballenas. Esas son las grandes ventajas que tiene el turismo comunitario.

Foto: Cortesía Agencia de Turismo Comunitario Selvatika.

El 2020 ha sido un año muy duro para este tipo de turismo. Algunas posadas habían mejorado sus instalaciones para recibir a los turistas.  Se quedaron con las compras hechas y lo que habían invertido para las diferentes temporadas. Muchas familias dedicadas a este negocio quedaron arruinadas. Algunas comunidades pueden subsistir porque pueden volver a sus antiguos oficios como la agricultura y la pesca.

“La reactivación es muy relativa porque, pueda que abran los destinos, pero si no tenemos los recursos para implementar las normas de bioseguridad, es un problema que nos tiene bastante varados. En la ruralidad o en las comunidades no hay dinero para invertir en las normas de seguridad. Un ejemplo es el Chocó ya que tenemos un problema que parece raro: allí no hay agua, los acueductos están dañados. Si no hay agua cómo va a haber bioseguridad”, expresa. 

Hay una red de turismo comunitario que agrupa a 51 organizaciones del país para obtener beneficios y para consolidarse como un gran estamento. 

Foto: Cortesía Agencia de Turismo Comunitario Selvatika.

“Estamos en esa lucha para lograr algunos beneficios por parte del Gobierno. Pero toca presentar el proyecto y esperar a que lo aprueben para poder hacer la implementación. Se han solicitado créditos, pero para las personas de las comunidades es imposible porque tiene muchos requerimientos. Está abierto el destino, pero aplicar no es tan fácil. Los auxilios son inalcanzables para la comunidad a diferencia de las grandes empresas”, asegura Sandra. 

Mientras tanto Sandra creó en mayo pasado, un programa en las redes sociales que se llama “Turismo a dos voces”, con el que sigue dándole continuidad al proceso de promoción turística para seguir hablando de esos destinos y para que la gente no los vea tan remotos. Ya se han realizado 15 capítulos con invitados de distintas regiones y organizaciones del país. Se llevan a cabo semanalmente, los jueves a las 4:00 p.m. por Live Instagram en su cuenta @sandraramirezselvatika.

Para Sandra lo más bonito de su labor es ver cómo se transforma una comunidad aprendiendo a hacer turismo responsable, diferenciado y amigable con el medio ambiente y, como ellos se convencen cada día más, de tener territorios hermosos.

Foto: Cortesía Agencia de Turismo Comunitario Selvatika.

“Yo decidí hacer país, hacer turismo orgulloso de lo que tienen en su entorno y lo que ellos son. El turismo para mí será siempre un gran dinamizador de la economía de un país. Hemos avanzado bastante, lo dicen las estadísticas y la cantidad de prestadores de servicios”, asegura.

De los muchos sitios hermosos que tiene Colombia, la experta en turismo comunitario Sandra Ramírez recomienda, no sin antes advertir que tendría que nombrar a muchos más departamentos, al Chocó: “es un sitio único. Todo lo que pasa allí es diferente. También otro lugar atractivo es San Andrés y Providencia desde la mirada del raizal, y Valledupar, porque mi papá es vallenato (risas) y porque es un lugar que enamora”.