Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe

Egan Bernal en ocho datos sobre su vida

Por: Thomas Beltrán

Pese a su reciente retiro de la competición, Egan Bernal es el ciclista colombiano con el logro deportivo más importante en la historia del país: consiguió el título del Tour de Francia en 2019, y lo hizo con tan solo 22 años y en sus primeros pasos del ciclismo élite. Estos son los ocho datos para conocer al cundinamarqués que ha marcado la historia del deporte nacional.

Significado de su nombre

Su nombre fue escogido por el médico de la familia y tenía un significado especial. El día que la madre de Egan, Flor Gómez, fue donde el médico José Bulla a preguntarle por los mareos que sentía, la respuesta fue que estaba embarazada, el médico le pidió que lo dejara escoger el nombre y ser el padrino del niño. Pidió que lo llamaran Egan, que en griego significaba campeón. Los padres del niño accedieron por el respeto que le tenían al médico.   

¿Zipaquirá o Bogotá?

Muchas veces se dice que no es de donde se nace sino de donde se cría. Los papás de Egan eran de Zipaquirá, Cundinamarca, y su madre trabajaba durante el embarazo en una empresa agrícola seleccionando claveles para exportar. Cuando rompió fuente la llevaron al hospital del municipio pero los trabajadores estaban en paro, por lo que no la atendieron. Finalmente fue llevada a la Clínica San Pedro Claver de Bogotá. Legalmente Egan nació en Bogotá, pero su historia se forjó en Zipaquirá. 

Heredó el amor por la bicicleta

Su padre Germán Bernal en sus años de juventud fue ciclista y alcanzó a ser corredor de ruta, pero sin tan siquiera una pequeña parte del éxito que tuvo su hijo muchos años después. German llevaba al pequeño Egan al ‘Alto del vino’ a entrenar y fue el mentor de su hijo. No tenía dinero para patrocinarlo, pero sabía de sus condiciones y con la ayuda de ‘padrinos’ logró meterlo al mundo de las bicicletas. 

Empezó en el MTB

Lo suyo siempre fueron las dos ruedas, pero no en todo momento la carretera. Inició a los ocho años en el ciclomontañismo o también llamado Mountain Bike (MTB). Su preparación era superando obstáculos naturales y en vertiginosos descensos por las montañas cercanas a Zipaquirá, su ciudad de origen. En esta modalidad de ciclismo fue segundo en un Campeonato Mundial Junior y además tiene título Panamericano y Latinoamericano. 

Primer equipo en ciclismo de ruta

Después de su paso por el ciclomontañismo y después de cumplir la mayoría de edad, decidió dar el paso al ciclismo de ruta. Su primer equipo fue el Androni Giocattoli-Sidermec, una escuadra que se ha convertido en la escuela de grandes ciclistas latinoamericanos como: Hernán Buenahora, José Serpa y José Rujano. Firmó por cuatro temporadas con este equipo, pero solo estuvo dos temporadas, antes de firmar con su actual equipo el Ineos, que antes se llamaba Sky. 

Gregario, campeón y retiro

En el Tour de Francia ha sido protagonista de todas las sensaciones y actuaciones posibles. En 2018, y con solo 21 años, fue escogido por su equipo Sky para ser el gregario de Chris Froome. En 2019 llegó a la gloria y en un hecho impensado se coronó campeón del Tour de Francia. En 2020 tuvo que retirarse de la competencia antes de empezar la etapa 17, debido a los problemas físicos que afrontó durante gran parte de la carrera. 

La caída más dura

No todo ha sido un ‘camino de rosas’ en su carrera como profesional. En 2018, en la Clásica de San Sebastián, tuvo una dura caída con el pelotón que por poco acaba con su carrera. El diagnóstico: trauma craneoencefálico y facial que le ocasionaron una hemorragia cerebral leve, fractura del tabique nasal y pérdida de algunos dientes. Por fortuna para él y para el ciclismo, se pudo recuperar de ese percance. 

Inspiración de canciones

Su logro en el Tour de Francia fue inspiración de artistas para crearle un par de canciones. Andrés Alzate, compositor y productor musical, creó la canción ‘Colombia está de fiesta’ que tiene la participación del acordeonero Luis Javier Hernández y que le imprime el sello vallenato al tema. Otro que le dedicó una canción fue el joven zipaquireño, Santiago Cañón, que compuso ‘Egan, vencedor’ canción de género urbano.