Pasar al contenido principal
CERRAR

Metas financieras de Año Nuevo: cómo planearlas y alcanzarlas

La planeación es necesaria para cumplir un sueño, y requerirá de disciplina y autoanálisis para dejar de gastar su dinero en asuntos innecesarios.
Economía
Foto de referencia: Pixabay
María Camila Sánchez

La administración adecuada del dinero puede ahorrarle muchos dolores de cabeza, y dentro de esa administración está una adecuada planeación. Esa planeación puede surgir de un sueño, un propósito, un anhelo y hacerlo realidad requerirá de disciplina y autoanálisis para dejar de gastar su dinero en asuntos innecesarios e invertirlos en lo que realmente apunte a sus propósitos.

En Contacto Directo, Irina del Mar Nieto, mentora de educación y economía conductual de la Financiera Progressa, y Javier Andrés Cárdenas, gerente general de Finance Group, explicaron cómo las emociones juegan un rol protagónico en el cuidado de sus finanzas y cómo establecer proyectos financieros realizables. Evalúe sus finanzas

Comprarse un helicóptero, tener una isla privada o navegar todas las mañanas en un yate pueden ser metas alejadas de su realidad financiera, por eso, es mejor soñar despierto y empezar por un buen diagnóstico sobre sus ingresos, gastos y ahorros.

“Lo primero que se requiere es evaluar cómo están mis finanzas; poner en la balanza los ingresos y los gastos, y más allá de fijarse el propósito de ahorrar sin algún control. Debe planear todo el año y entender su ciclo económico para tener un compromiso constante y no abandonar la meta”, indicó Nieto.

El ciclo económico consiste en conocer cómo se mueven las finanzas los 12 meses del año. Por ejemplo, un padre o una madre sabrán que enero es un mes de altos compromisos económicos con el pago de las pensiones de los colegios, uniformes, útiles y rutas; que junio y julio serán los meses para las vacaciones, que octubre requerirá de nuevos disfraces y que diciembre tendrá un gasto importante en juguetes y regalos de navidad. Con este panorama claro, hay que establecer cómo los ingresos se sujetan a dichas dinámicas y proponerse un presupuesto mensual.

“Las metas financieras no se cumplen cuando no hay buena proyección; llevar los registros del día a día de lo que gasto y de lo que recibo es indispensable porque podemos no darnos cuenta en qué se nos va el dinero”, dijo.

Cárdenas propone, como punto de partida, un presupuesto sobre los gastos y los ingresos. Estos presupuestos podrán mostrarle en dónde están los gastos más significativos y en dónde las oportunidades de reducción. “Como es recurrente podemos tener una tarjeta de crédito que cobra una tasa de interés y hay posibilidad de tomar esa deuda y venderla a una menor tasa y liberar gastos. Hay mayor ingreso porque ese dinero se queda en mi poder. Otro gasto innecesario es el pago de plataformas de películas y un operador de cable; en esto hay posibilidad de disminuir los gastos teniendo en cuenta que se puede cambiar ese hábito”, explicó.

Los “gastos hormiga” pueden ser la razón de la fuga de buena parte de su dinero mensual. “Son aquellos gastos pequeños donde siempre hay salidas de dinero. Por ejemplo, muchas personas en Colombia tienen el hábito de consumir café comprándolo en tiendas donde pueden pagar con monedas, pero, al sumar la totalidad de lo que cuesta al mes ese café, se dará cuenta de que es una gran cantidad”, dijo.

Incremente sus ingresos, reduzca sus egresos

Piense que usted es la caja de una empresa. Lo que todo empresario va a querer es producir más ingresos y reducir a toda costa gastos innecesarios sin afectar su productividad. Asimismo funciona su bolsillo. “El interés estará en cómo producir más ingresos y reducir gastos, identificar formas de apalancamiento o ingresos adicionales y buscar nuevos hábitos que lleven a disminuir gastos. Muchos empleados pueden tener su salario y buscar alternativas con rentabilidades adicionales y formar pequeñas empresas que puedan generar más ingresos”, explicó Cárdenas.

Según los expertos consultados, la voluntad y la creatividad serán la combinación perfecta para identificar nuevas metas financieras u oportunidades de inversión.

“En internet hay muchas oportunidades. Hay sitios en donde puede vender sin estar presente. Tenga en cuenta que este mundo cada vez más es minimalista así que uno no necesita tener libros, cd, y otros implementos en físico cuando todo puede estar en el celular. Recomiendo montar su propio negocio, tomar las cosas que ya no requiere, ponerlas en un portal y venderlas. Estas ventas podrán generarle unos ingresos que puede convertirlos en inversión, es decir, no se gaste ese dinero sino inviértalo”, dijo Cárdenas.

Y ahora sí, ahorre

Después de hacer este riguroso diagnóstico podrá identificar métodos para reducir gastos y apostarle a sus ahorros o a una inversión. Piense que es una apuesta a futuro o para su familia.

“Cuando se identifican los gastos no necesarios se pueden eliminar y, tras ese análisis, hacer un propósito de ese ahorro para tener una motivación. Además, puede crear un fondo de seguridad para usted, su familia o su vejez. Esa meta de ahorro busque cumplirla, no importa cuánto se demore, hay que hacerlo. Pero si no hay hábito de ahorro, es ideal hacerlo en compañía para que cada uno se rete y que se convierta en un sueño especial. Ojalá que logre la meta de ahorrar el 10% del salario”, sugirió Nieto.

Emociones

“Somos seres de emociones, por ende, la motivación debe estar presente y qué mejor que tener sueños compartidos. Siempre acuda a las emociones correctas, a la motivación para cumplir un sueño, un viaje, una casa, un fondo de vejez; que su proyecto de vida esté alineado con el dinero”, dijo Nieto.

Para ello sugirió la realización de una bitácora emocional, la cual consiste en escribir si se está triste qué se hace con el dinero, o qué hace con este cuando está feliz. “Eso determina mi comportamiento financiero y lo ayudará a identificar compras de más o comida de más. En la medida en la que comprendan las emociones la solución se presentará más fácil sin afectar el bolsillo”, explicó.

Recomendaciones para arrancar el 2022 con el bolsillo tranquilo y las metas financieras claras

Cárdenas entregó tres recomendaciones puntuales que pueden contribuir a que las metas financieras sean realizables y sobre todo, que durante los 365 días del año pueda evaluar nuevas oportunidades y cuidar de cada peso.

1. No compre por emociones: “La emoción es buena siempre y cuando se sepa manejar, hay que ponerle razón a la emoción, eso significa que al comprar algo pregúntese si lo necesita y si no, evalúe, deténgase y ponga en orden las prioridades”.

2. Racionalizar los gastos: “analice su día a día y defina si puede cambiar esos hábitos que, a pesar de no incrementar sus ingresos, harán que se disminuya el gasto y tendrá más recursos por usar”.

3. Busque alternativas de generación de ingresos adicionales: “Póngale imaginación y revise qué elemento puede hacerse más cómodo para posibilitar nuevos ingresos. Al referirme a cómodo hablo de que, por ejemplo para usted un CDT no sea lo ideal porque le rentará muy poco, así que busque alternativas que se ajusten a sus intereses”.

Artículos Player

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal