Pasar al contenido principal
CERRAR

Una despedida para Jaime Jaramillo Escobar, X-504

Jaime Jaramillo, uno de los más importantes poetas colombianos del siglo, falleció en Medellín a los 89 años.
Actualidad
Foto: Universidad EAFIT
Eduardo Otálora
Artículos Player
Player Articulos
00:00
00:00

Se me está haciendo una triste costumbre esta de escribir despidiendo autores. La muerte se los lleva y su ausencia empieza a doler y tenemos que convertir ese dolor en palabras. En esta oportunidad escribo para despedir a X-504, a quien algunos también conocían como Jaime Jaramillo Escobar, uno de los más brillantes representantes del Nadaísmo.

Él fue “reclutado” en 1967 por el gran Gonzalo Arango, fundador y líder del Nadaísmo. Cuentan quienes lo conocieron que pronto se cambió el nombre porque quería que Jaime Jaramillo Escobar pudiera vivir sin el peso de la poesía. Mejor que esos lingotes de palabras los cargara el número de la placa de un carro: X-504.

Su relación con el Nadaísmo se dio cuando apenas empezaba a leerse su libro titulado ‘Poemas de la ofensa’, una obra con unos versos potentes que hicieron explotar muchos cerebros. Con este libro fue merecedor del Premio Nadaísta de poesía Cassius Clay, que sólo ganaban libros que supieran noquear a sus lectores. X-504 los destruyó.

También cuentan quienes lo conocieron, y puede que sea mito, pero uno que engrandece aún más su llamativa personalidad, que sus primeros acercamientos literarios fueron con periódicos reciclados. La historia dice que, de niño, cuando estuvo viviendo en Altamira (un pequeño pueblo construido en el filo de una de las montañas del suroccidente antioqueño) le compraba al tendero los periódicos con que venían envueltos los productos. Lo hacía para poder reunir los suplementos dominicales y leérselos.

Ese pequeño lector se fue convirtiendo con el tiempo en un tremendo poeta, autor de libros tan importantes para la literatura como el ya nombrado ‘Poemas de la ofensa’ (1968), pero también ‘Sombrero de ahogado’ (1983), ‘Poemas de tierra caliente’ (1985) y ‘Poesía de uso’ (2014). También son recordados de él ese par de tomos en los que “enseñaba” a crear poesía: ‘Método fácil y rápido para ser poeta’, el primer tomo publicado en 1999 y el segundo en 2011.

Para recordarlo, dejo el fragmento de un poema donde el arrogante X-504 le habla a la cara a la muerte.

Afrenta de la muerte

La Muerte, acompañada de sus seis hijos...

Evangelio de Bartolomé. (Recensión copta)

He aquí que de repente aparece la Muerte acompañada de sus seis hijos,

de los cuales tres son varones y tres son hembras.

Yo la miro fijamente y la escupo a la cara,

y ella me lanza una palabrota por debajo de su manto raído.

–Mala Muerte, mala Muerte: si yo te preñé seis veces

te puedo preñar las siete.

Cuando yo estaba enfermo vino el Gran Visir a mi alcoba con sus seis amantes,

de los cuales tres son varones y tres son hembras,

y abriendo la puerta a las tres de la madrugada,

los echó desnudos sobre el tapiz, a los pies de mi cama,

y cohabitó con ellos al borde de mi fiebre.

Después yo tuve que ponerme a pelear con la Muerte, hasta

que se estuviera callada.

–Mala Muerte, mala Muerte: si te preño siete veces,

puedo preñarte las nueve.

Escuche en la parte superior el fragmento de un poema recitado por el propio Jaramillo en nuestro programa "Personajes", del año 2012.

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
Radio
+Colombia
Exploremos
Señal