Pasar al contenido principal
CERRAR

Exmilitares reconocieron su participación en ejecuciones extrajudiciales en Norte de Santander

Ante la JEP y las víctimas, 11 comparecientes dieron su testimonio en Ocaña frente a los casos de asesinatos y desapariciones forzadas.
Falsos positivos en Norte de Santander
Judicial
Foto: Facebook JEP
Radio Nacional de Colombia

Durante la audiencia pública de reconocimiento de verdad y responsabilidad adelantada por la JEP en Ocaña, Norte de Santander, 10 miembros de la Fuerza Pública y un tercero civil reconocieron ante las víctimas, su participación en ejecuciones extrajudiciales y otras violaciones a los derechos humanos en el Catatumbo, entre el 2007 y el 2008.

En medio de la audiencia de reconocimiento el cabo primero Néstor Guillermo Gutiérrez reconoció que participo en las ejecuciones extrajudiciales realizadas en el municipio de El Carmen, Norte de Santander y que las víctimas fueron reclutadas mediante engaños.

“Yo reconozco y acepto mi responsabilidad como coautor por los crímenes de guerra, de lesa humanidad y homicidio en persona protegida, crímenes que cometí, no voy a justificar lo que hice porque cometí delitos, crímenes. Asesinamos personas inocentes, campesinos. Quiero aclararlo acá: lo que asesinamos fue campesinos”, señaló Gutiérrez.

Por su parte, el capitán (r) Daladier Rivera le pidió a Villamir Rodríguez, único sobreviviente de este crimen, que se pusiera de pie a la vez que le reafirmaba: "Quiero aclararle al mundo y los colombianos que usted no era ningún combatiente. Vengo a limpiar su nombre".

De acuerdo con la magistrada relatora de la JEP, Catalina Díaz, los 11 comparecientes reconocerán ante la justicia, las víctimas y el país su responsabilidad por los hechos y crímenes que cometieron y que fueron esclarecidos por la JEP.

“La JEP pudo establecer que los once comparecientes fueron hallados responsables de 120 asesinatos y desapariciones forzadas sucedidos entre el 2007 y el 2008 en el Catatumbo”.

Los exmilitares y el civil que fueron hallados como responsables, deben pasar del reconocimiento escrito al reconocimiento público ante la justicia, las víctimas y el país de los crímenes de guerra y de lesa humanidad que la JEP les imputó.

Los exuniformados compareciente son el brigadier general Paulino Coronado Gámez quien fue el comandante de la Brigada 30; los coroneles Santiago Herrera Fajardo y Rubén Darío Castro Gómez, antiguos comandantes de la Brigada Móvil 15 (BRIM15).

Asi mismo, el teniente coronel Álvaro Diego Tamayo Hoyos, antiguo comandante del Batallón de Infantería No. 15 'General Francisco de Paula Santander' (BISAN) de Ocaña, el teniente coronel Gabriel de Jesús Rincón Amado, exoficial de operaciones de la BRIM15 y el mayor Juan Carlos Chaparro Chaparro, excomandante del BISAN. La JEP también imputó a los antiguos oficiales de la Central de Inteligencia de Ocaña (CIOCA): el capitán Daladier Rivera Jácome y al sargento segundo Rafael Antonio Urbano Muñoz.

Así como al sargento segundo Sandro Mauricio Pérez Contreras quien fue jefe de la sección de inteligencia del BISAN, al cabo primero Néstor Guillermo Gutiérrez Salazar, excomandante de escuadra en la BRIM15 y al tercero civil Alexander Carretero Díaz, quien trabajó como colaborador de las dos estructuras militares.

Al término de la audiencia, si la sala concluye que los comparecientes imputados reconocen la verdad completa, detallada y exhaustiva y reconocen su responsabilidad, se debe hacer una resolución de conclusiones en un periodo de tres meses, donde se recomendará la imposición de una sanción restaurativa, reparadora. 

De igual forma la investigación, pudo establecer que Norte de Santander, es uno de los seis departamentos con más casos de estos delitos en el país, luego de un proceso de escucha desarrollado con las víctimas del conflicto, como aporte a la verdad y la justicia.

“De igual forma, 35 víctimas del conflicto armado de los 120 casos identificados serán escuchadas en la audiencia pública de reconocimiento de verdad y responsabilidad que adelanta la JEP dentro del caso 03” agrega la magistrada; y que hace parte de los compromisos adquiridos por la JEP en el punto 5.1.2 del Acuerdo de Paz firmado (2016) como aporte a la verdad y la justicia.

La audiencia se desarrolla el 26 y 27 de abril en el auditorio Jorge Pacheco Quintero de la Universidad Francisco de Paula Santander en Ocaña, Norte de Santander, hace parte del caso 03 (subcaso Catatumbo), que adelanta la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).  

Artículos Player

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos