Radio Nacional de Colombia
Transmisón Señal Radio Nacional de Colombia
Transmisión Señal Clasica
Transmisón Señal Llanera
Transmisón Señal Digital
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Andina
Transmisón Señal Caribe
Foto: NASA.

Llegada del hombre a la Luna: 50 años de una hazaña

Por: Richard Hernández.

Hace 50 años el astronauta estadounidense Neil Armstrong se convirtió en el primer hombre en pisar la Luna. Detrás de él descendía del módulo Lunar Eagle, su compañero Edwin Aldrin, mientras Michael Collins, el otro astronauta que conformaba la misión Apolo 11, los esperaba en la nave espacial.

“Lo primero que hay que destacar es que las misiones Apolo demostraron que el ser humano puede ir a otra parte del universo y volver. En el momento que Armstrong pisa la Luna y dice la famosa frase -Este es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad-, las puertas del universo se abrieron porque no hay duda que vamos a volver a la Luna, vamos a ir al planeta Marte, a los planetas gigantes y seguramente a los planetas de otras estrellas”, asegura Germán Puerta, divulgador científico del Planetario de Bogotá.

Los avances científicos y tecnológicos que surgieron después de la llegada del hombre a la Luna son muchos y han traído grandes beneficios para la humanidad.

“Los adelantos tecnológicos fueron impresionantes. Hoy en día los usamos y los aplicamos en la vida diaria, los satélites, el GPS, los celulares, el internet, el bloqueador solar, el teflón, el scanner y mil cosas más”, afirma Germán.

Las misiones Apolo 11 de la NASA también despertaron un inmenso interés en el público en general por la astronomía y los viajes espaciales. Los grandes planetarios del mundo se hicieron en esa época.

Además, demostraron que el ser humano puede lograr grandes hazañas si trabaja en cooperación, aunque la bandera que se plantó fue la de Estados Unidos, realmente trabajaron directamente en estos programas 400 mil personas de muchas naciones.

“El desarrollo tecnológico fue posible gracias al aporte de muchos ingenieros técnicos y especialistas de muchos países incluyendo a Colombia que también tuvo que ver con estos desarrollos. Varias telas aislantes fueron tejidas en algunos telares en Usaquén, los sismógrafos fueron calibrados por especialistas colombianos y algunas areniscas muy especiales que se usaron en algunos experimentos fueron recolectadas en Colombia”, señala Puerta.

La Luna ha inspirado a poetas, escritores y directores de cine y la que ha sido objeto de estudio para muchos científicos, ahora ya conocemos muchas cosas de ella, gracias a esta hazaña del hombre cuando piso su suelo.

“Aprendimos que la Luna surgió como el resultado de un tremendo impacto de un objeto muy grande contra la Tierra que sucedió hace unos 4.500 millones de años. Descubrimos que la Luna tiene pocos metales lo que confirma la teoría de que el impacto elevo al espacio los materiales más livianos que se condensaron en la Luna, mientras que los más pesados se quedaron el cuerpo mayor que es la tierra”, comenta German.

En el Planetario Distrital de Bogotá se puede observar en una vitrina algunos fragmentos de rocas lunares las cuales fueron traídas por los astronautas de la misión Apolo 11, cuando tres meses después de la llegada a la Luna, visitaron a Colombia durante el gobierno de Misael Pastrana y obsequiaron estas muestras.

“Yo tenía 11 años cuando vi la transmisión por televisión de la llegada del hombre a la Luna. Mi ingenuidad a esa edad, me llevó a salir a la calle y mirar el cielo para ver si lograba ver a los astronautas en la Luna”, comenta Sergio Gamboa, un visitante del planetario.

La llamada Guerra Fría, ese enfrentamiento político, económico, militar, informativo, social y científico que se dio entre Estados Unidos y la Unión Soviética, después de la Segunda Guerra Mundial, ayudó en gran parte a que el hombre llegara a la Luna.

“Realmente la tecnología de ambas potencias se estaba desarrollando a un nivel muy parejo, era cuestión casi de suerte o azar, pero aquí fue indispensable el uso del cohete Saturno 5, el cual había sido diseñado por el alemán Wernher von Braun, quien había trabajado con los nazis. Hasta el momento sigue siendo la maquina más potente desarrollada por el hombre.

El presidente John F Kennedy había prometido que antes de finalizar la década el hombre iba a llegar a la Luna. Hubo un interés muy patriota de ganarle a los soviéticos en la conquista del espacio. La carrera espacial como tal nace en 1957 con el lanzamiento por parte de la Unión Soviética, del Sputnik 1, que fue el primer satélite artificial.

La cosa hubiera sido tal vez diferente si no hubiera existido esa rivalidad entre Estados Unidos y la Unión Soviética y nos hubiéremos tardado un poco más en llegar a la Luna, porque esto sin lugar a dudas fue lo que hizo que los recursos y los grupos de investigación trabajaran incansablemente para conseguir ese objetivo en los años 60.

El desarrollo espacial influyó en diferentes aéreas muy diversas del conocimiento, de hecho, si ahora conocemos la Tierra como la conocemos, es gracias al programa espacial y a todos los satélites que ahora tenemos observando nuestro planeta”, asegura Santiago Vargas, astrofísico y profesor del Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional de Colombia.

Según la Nasa, los astronautas del Apolo 11 colocaron en la Luna el 21 de julio de 1969, un panel de unos 60 centímetros de ancho recubierto por 100 espejos apuntando a la Tierra

“Son espejos con los cuales es posible lanzar rayos laser desde la Tierra que rebotan en esos espejos y nos dan información entre la distancia entre la Luna y la Tierra. De hecho, así se supo que la Tierra y la Luna se alejan a razón de 4 centímetros por año. También se dejaron medidores de partículas del Sol, es decir lo que llamamos viento solar para ver cuál era la influencia del Sol en la superficie lunar, a raíz de todas esas partículas”, señala Santiago.

En la historia de la humanidad el hombre ha logrado grandes hazañas: los viajes de Cristóbal Colón para llegar al Nuevo Mundo, el vuelo sin escalas que realizó Charles Lindbergh en su avión “El espíritu de San Luis” cruzando el océano atlántico y el viaje a la Luna que realizó el Apolo 11, con los astronautas Neil Armstrong, Edwin Aldrin y Mike Collins

“Lo que significa para la ciencia esta proeza de la misión Apolo 11, es mostrarle al mundo como los avances tecnológicos y el desarrollo en ciencia básica, como por ejemplo los sistemas de propulsión que se estudian en los laboratorios, como eso puede llevarnos a cumplir hazañas que parecen increíbles. Por eso 50 años después mucha gente cree todavía que no fuimos a la Luna, porque realmente era un desafío tecnológico muy grande que se logró gracias a la ciencia.

“Para la ciencia este logro es simplemente ver materializada la importancia de desarrollar conocimiento y como ese conocimiento puede ser transformador y nos abre un panorama de oportunidades y de campos de estudio increíbles. La astronomía ha abierto muchísimos campos en investigación que van desde la biología hasta la historia”, comenta Santiago.

En 1902, el director de cine francés George Mélié presentó su película “Viaje a la Luna” y el escritor también del país galo Julio Verne escribió en 1865 el libro “De la tierra a la Luna”, una obra que se anticipaba a la llegada del hombre a la Luna.

“Julio Verne es un personaje muy interesante porque desde la literatura visionó como podía ser un viaje a la Luna. De hecho, pronosticó varias cosas que luego se cumplieron: la forma como llegaríamos a la Luna saliendo de la tierra en un cohete; el sitio del lanzamiento en las costas de la Florida y también la llegada a la tierra en el Océano Pacifico como realmente sucedió. Esto es interesante, de cómo la ciencia ficción gracias al desarrollo de la tecnología y del conocimiento se vuelve realidad siglos después”, señaló el profesor Vargas.

Con motivo de la celebración de los 50 años de la llegada del hombre a la Luna, el presidente estadounidense Donald Trum aseguró “Vamos a ir otra vez a la Luna pronto, y plantaremos la bandera de Estados Unidos en Marte”. El mandatario quiere adelantar el próximo viaje tripulado a la Luna de 2028 a 2024 y solicitó al Capitolio 1.600 millones de dólares adicionales.

Por su parte el director de la NASA, Jim Bridenstine afirmó “Volver a la Luna ayudará a consolidar el dominio de Estados Unidos en el espacio, facilitará a innovadoras investigaciones científicas y tecnológicas, ampliará el impacto económico de Estados Unidos, y permitirá probar tecnologías y estrategias comerciales para futuras misiones humanas a Marte”.