Pasar al contenido principal
CERRAR

Se levantó el paro de transportadores en Bucaramanga

Los taxistas y conductores de buses de la ciudad exigían mayores controles al transporte informal.

Tras una serie de reuniones con las autoridades de Bucaramanga, el gremio transportador llegó a un acuerdo para conjurar el paro, que afectó la movilidad en varias zonas urbanas de la capital de Santander.

Desde el pasado 20 de abril, los taxistas y conductores de buses urbanos del Área Metropolitana de Bucaramanga decidieron cesar sus operaciones y movilizarse para exigir mayores controles al transporte informal.

“Lo más importante de esta mesa de negociación es que las direcciones de tránsito se comprometieron a hacerle control a la ilegalidad, pero sobre todo, a aplicarle la ley a aquel motociclista o conductor de cualquier vehículo que esté ofreciendo servicios de transporte de manera ilegal”, señaló Jose Ricardo Quijano, líder de los taxistas.

Por su parte, la directora de Tránsito de Bucaramanga, Andrea Méndez, enfatizó que junto con la Policía se va a crear un grupo élite dedicado específicamente a combatir la informalidad que aqueja a la ciudad en este sector.

Sobre los terminalitos, que son los lugares en donde los motociclistas y conductores de vehículos informales se parquean para esperar pasajeros y ofrecer el servicio ilegal, las autoridades también se comprometieron a hacer vigilancia constante en estos sitios, que en su mayoría están ubicados en el centro de Bucaramanga.

Mientras tanto, la Superintendencia de Transporte hizo múltiples requerimientos a la Dirección de Tránsito Municipal y a la administración local, para que se ejerzan acciones contundentes contra la ‘piratería’ y para que no se promueva el transporte informal.

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
X