Pasar al contenido principal
CERRAR

Sacha inchi, cultivo de paz y oportunidades en Arauca

Excombatientes del Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación Villa Paz desarrollan diferentes productos con este cultivo.
Campo Colombiano
Foto: https://colombiasostenible.gov.co/
Daniela Quesada
Artículos Player
Player Articulos
00:00
00:00

La sacha inchi se ha convertido en un cultivo no tradicional promisorio para los integrantes del Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación Villa Paz en el departamento de Arauca. A partir de este elemento se pueden crear productos como nuez tostada, chocolate y aceite, con las propiedades del omega 3, 6 y 9, nutrientes de alto valor.

Fidel Marulanda, Omaira Fuentes, Ubisiu Rotalbaria, Ever Díaz y Bladislav Aguirre, son algunos de los excombatientes que habitan en este ETCR. Después de la firma del acuerdo de paz, iniciaron su proyecto productivo sostenible con la sacha inchi.

Algunos se dedican a la transformación de la planta y otros a la comercialización de los productos, logrando así una fuente de ingresos en medio de su proceso de reincorporación. “Venimos dando fe de que sí se puede generar industria en el terreno”, asegura Bladislav con orgullo.

Inicialmente, se cultivaron 15 hectáreas de Sacha Inchi para los firmantes de paz. Su cosecha tarda entre tres y cuatro meses, tiempo prudencial para ver los primeros frutos y trabajar la materia prima que brinda sostenibilidad a los integrantes del proyecto y sus familias.

Aceite sacha inchi

“Trabajar en colectivo es el mejor aporte que uno puede recibir, porque realmente nos enseñamos a trabajar en comunidad, como una gran familia”, asegura Omaira.

Los firmantes aplican los saberes que tenían años atrás sobre el manejo de la agricultura, e igualmente han sido capacitados en temas relacionados con la elaboración de los diferentes productos, lo que les ha permitido fortalecer las visiones sobre comercialización y alternativas para llegar a más clientes, impulsando el desarrollo empresarial del territorio.

“Las personas que nos han visto estar al frente, liderar, participar en diferentes eventos, y me han dado ese reconocimiento de ese líder, de ese emprendedor, de ese personaje que irradia ese positivismo, esa alternativa que ha hecho fortalecer el emprendimiento de sacha inchi”, cuenta Fidel Marulanda.

Las emociones que comparten los excombatientes después de cinco años de la firma del acuerdo de paz son diversas. Guardan sentimientos encontrados de preocupación y alegría por saber que están de nuevo con sus familias. Pero también tienen miedo por la falta de garantías en seguridad y de compromiso en el acompañamiento a su proceso de reincorporación. Aun así, tienen claro que son parte de un cambio histórico para el país, que su aporte es valioso y que no olvidan el compromiso que tienen con la construcción de paz desde su territorio.

00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal