Pasar al contenido principal
CERRAR

El futuro del sector editorial: ¿leemos más libros en papel o digitales?

El sector editorial se encuentra inmerso en un nuevo ecosistema productivo en el que conviven la edición tradicional, en papel, y la edición de libros electrónicos.
Literatura
Foto: Pixabay.com.
Radio Nacional de Colombia.

Los hábitos de consumo y ventas de libros durante la pandemia variaron significativamente en América Latina. Durante 2018, las ventas interanuales alcanzaron un crecimiento del 57%, mientras que en 2019 la cifra fue de 35%. Sin embargo, para 2020 el crecimiento alcanzó el 113%. ¿Y leemos más libros en papel o digitales? Según estas mismas estimaciones, los ebooks y audiolibros fueron los que crecieron en mayor medida, con 112% y 137%, respectivamente.

Así, el sector editorial se encuentra inmerso en un nuevo ecosistema productivo en el que conviven la edición tradicional, en papel, y la edición de libros electrónicos. Han surgido nuevas formas de leer, favorecidas por la digitalización de contenidos y el uso intensivo de internet y de todo tipo de dispositivos electrónicos dotados de pantalla.

Todo ello obliga a instituciones e industrias vinculadas al libro y a la promoción de la lectura a invertir en formación para poder hacer frente a lo que Teresa Iribarren, profesora del máster de Edición Digital de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y líder del grupo de investigación Literatura Catalana, Mundo Editorial y Sociedad (LiCMES), de los Estudios de Artes y Humanidades, describe como "un cambio de paradigma en todos los perfiles profesionales vinculados al libro".

Te puede interesar: Seis episodios imperdibles de podcast sobre literatura

El móvil y la interacción con los autores en las redes

"Leemos más que nunca y desde cualquier lugar gracias al teléfono móvil", señala Teresa Iribarren. La profesora de la UOC se refiere a todo tipo de textos, desde WhatsApps en contenidos de redes sociales hasta libros en papel, que sigue siendo el formato preferido para los libros. "Todo es lectura, pero cambia la forma en que la practicamos", advierte la experta.

X

 

La lectura digital es multicanal y discontinua. "Podemos interrumpirla para ampliar información sobre una cuestión concreta, por ejemplo", explica Iribarren. "También nos permite interaccionar con el autor o con otros lectores", por ejemplo en redes sociales como Twitter. Estas nuevas prácticas de lectura exigen cada vez más accesibilidad e interactividad. Contrariamente, la profesora indica que la lectura en papel es "aislada y unidireccional, lo cual propicia una experiencia lectora más inmersiva, sin distracciones".

Las instituciones y las industrias vinculadas al libro y la promoción de la lectura tienen que adaptarse a este nuevo paradigma originado por la lectura digital. "Las nuevas prácticas de consumo cultural en internet y, más en concreto, la lectura digital, tienen consecuencias culturales y económicas de alcance enorme", asegura la investigadora de la UOC. Para justificar esta afirmación, Iribarren pone de relieve tres fenómenos recientes, impulsados en buena medida por el contexto derivado de la pandemia: el crecimiento de préstamo digital de textos literarios en las bibliotecas públicas, la eclosión del audiolibro y el nacimiento de nuevas librerías tradicionales.

Artículos Player

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos