Pasar al contenido principal
CERRAR

María La Baja busca convertirse en destino turístico de los Montes de María

El Consejo Comunitario del corregimiento de San Pablo solicitó al Gobierno declarar al menos 50 hectáreas de bosques como reserva forestal.

María La Baja es un municipio situado en el norte del departamento de Bolívar con una importante riqueza cultural afrodescendiente, es reconocido a nivel internacional por el tradicional Festival del Bullerengue, por el peinado afro de sus mujeres, su gastronomía, y por eso, su comunidad, quiere apuntarle a convertirlo en un destino turístico y ecológico a nivel nacional.

La iniciativa ha sido promovida por el Consejo Comunitario del corregimiento de San Pablo, en el municipio de María La Baja, que le solicitó al Gobierno Nacional declarar al menos 50 hectáreas de bosques como reserva forestal para promover el turismo ecológico.

“La idea es mostrar la riqueza ancestral de María La Baja, tales como la pesca, la agricultura, la ganadería, la fauna, la flora. En la actualidad, contamos con aproximadamente con 50 hectáreas en tierra firme, adicionalmente, la ciénaga que está a la orilla del pueblo y los arroyos que comunican la ciénaga”, expresó Édgar García, representante del consejo comunitario del corregimiento de San Pablo.

Cerca de ocho mil habitantes pertenecen a este consejo, conformado por asociaciones de base, organizaciones de base y asociaciones de campesinos, quienes están buscando el mismo fin: impulsar el turismo ecológico de María la Baja, resaltando la riqueza cultural del municipio.

Hilda Zuñiga, vicepresidenta del consejo comunitario y representante legal de la Asociación integral para el desarrollo de la comunidad afrocolombiana de San Pablo y María La Baja, destaca que el municipio puede ser un gran atractivo turístico y ecológico, y señala que únicamente necesita apoyo y gestión para darse a conocer.

“Se están tratando de impulsar sitios turísticos, como la “montañita” y la parte étnica. Creemos que podemos involucrarnos en la industria turística, porque puede generar empleo y mejorar la calidad de vida, de los habitantes de María La Baja”, puntualizó Zuñiga.

Para cumplir este fin, el consejo comunitario de San Pablo se está preparando en lo referente al turismo, y recientemente, recibió capacitaciones con Propaís y la Agencia de Renovación del Territorio (ART). De esta manera, desarrollan el inventario turístico del municipio montemariano para idealizar la ruta turística de la comunidad afrodescendiente.

“María La Baja es un potencial en turismo étnico y cultural, turismo ecológico, turismo naútico. Contamos con la represa de Matuya, el Playón, el Volcán de Flamenco, la Ciénaga. Tenemos una gran ruta turística para que propios y visitantes disfruten de nuestros atractivos naturales”, recordó Hilda Zuñiga.

Respecto a la Ciénaga, también explicó que existe preocupación en la comunidad por la posible construcción de un muro por parte de Cardique, que la dividiría, situación por la que los miembros del consejo comunitario han manifestado que acarrearía un grave impacto económico, social, ambiental, cultural y hasta religioso en la zona.

A pesar de la preocupación, la vicepresidenta del consejo comunitario, resaltó que la posible creación del muro en la ciénaga no los detendrá, al contrario, los anima a luchar por su entorno y conservación de puntos turísticos y ecológicos.

ETIQUETAS

00:00:00
Al aire
100%
X