Pasar al contenido principal
CERRAR

Reserva de Anchicayá, un paraíso natural para disfrutar en el Valle del Cauca

A 40 kilómetros de Cali, esta área megadiversa ofrece fuentes de agua, bosques y una gran cantidad de fauna silvestre.
Katherin Estacio
Artículos Player

Los habitantes de la cuenca del río Anchicayá se capacitan en turismo sostenible para brindar una mejor atención a los visitantes, preservar la naturaleza y trabajar por la reactivación económica.

A 40 kilómetros de Cali, en el municipio de Dagua inicia la Gran Reserva Forestal Protectora Nacional del Anchicayá y termina en el Distrito de Buenaventura, atravesando todo el corredor de la vía Simón Bolívar - antigua vía al mar.

Esta es un área megadiversa que ofrece fuentes de agua, la protección de sus bosques y una gran cantidad de fauna silvestre. Ríos como el San Juan, Cabas, Digua, El Engaño, río Blanco y Danubio, son afluentes tributarios del río Anchicayá.

Diego Fernando Sánchez, líder de la zona, cuenta que desde que inició el turismo en la zona sus habitantes dejaron de lado la minería y la cacería.

“Ya empezamos todos a montar unos negocios, otros venden la fritanga, otros las bebidas típicas. Los extranjeros vienen y mejor dicho, encantados. Que cuidemos esto, nos felicitan y que sigamos conservando todo. Aquí tendrán la experiencia de caminar por la naturaleza, si está de buenas va a ver los micos, de pronto las ranitas, vamos a pasar las cascadas también, hay cualquier cantidad de especies de aves. El recorrido es de unos 30 minutos, dependiendo del estado físico”, cuenta.

Por ello la comunidad trabaja en el fortalecimiento de sus procesos, y como Diego, son al menos 40 emprendedores del lugar los que se han visto beneficiados con las capacitaciones en negocios verdes y turismo de naturaleza ofrecidos por la WCS Colombia, Cvc, Parques Nacionales Naturales, Celsia y la Escuela de Turismo de la Universidad Autónoma de Occidente.

Dayro Última es líder de la cuenca del río Anchicayá y se dedica a la guianza local. Resalta con orgullo que “estamos en la gran reserva forestal del Pacífico. Hay una serie de biodiversidad, fuentes hídricas, recursos naturales, especies endémicas en aves, reptiles, anfibios, en fauna y flora. Eso lo hace atractivo. Nos permite tener una conexión directa con la naturaleza dentro de este territorio. Este es un proceso de transformación de territorios, un fortalecimiento organizativo desde el tema comunitario para generar turismo sostenible”, indica.

Anchicayá

En el recorrido por el río se pueden contemplar más de 10 cascadas, una de las más sorprendentes es ‘La Sirena’ y hay sectores mágicos como ‘siete charcos’. La visita siempre debe ser guiada y se podrán realizar diversas actividades y deportes.

La reserva tiene dos figuras de conservación: la primera es el Parque Nacional Natural Farallones de Cali, administrada por Parques Nacionales Naturales; la segunda es la Gran Reserva Forestal Protectora Nacional del Anchicayá, administrada por la CVC. Estas dos autoridades ambientales son las encargadas de velar por la conservación del lugar.

Para llegar a la Cuenca de Anchicayá, desde Cali, se inicia en la Portada al Mar hasta llegar al KM 26, donde se desvía para el KM 30, pasando El Saladito, hasta llegar al Queremal y ahí tomar la carretera hacía El Danubio (atravesando todo el corredor de la vía Simón Bolívar - antigua vía al mar). Siempre deben contar con un guía para poder explorar las maravillas de este destino turístico.

La Reserva del Río Anchicayá es un paraíso biodiverso, que debe convertirse en parada obligatoria dentro del turismo de la región. Sin embargo, quienes quieran vivirla y disfrutarla deben estar comprometidos a conservarla y protegerla.

00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos
Señal