Pasar al contenido principal
CERRAR

Emilio Sierra: 130 años del padre de la rumba criolla

Nacido en Fusagasugá, Cundinamarca, Sierra le dio un viraje bailable, pícaro y cosmopolita a la música del interior.
Música
Foto: Fundación BAT Colombia
Artículos Player

Hernán Restrepo Duque, disquero antioqueño, crítico, comentarista radial y figura clave en el desarrollo de las discografías colombianas, fue responsable de la única gran compilación discográfica en LP conocida con temas de la orquesta del compositor cundinamarqués Emilio Sierra Baquero, grabados tanto en Bogotá en la década de los 30, con una máquina portátil de la RCA Víctor dirigida por Ciro Vega Barrera.

En ese disco, llamado “Qué sabroso” (al igual que uno de los bambucos fiesteros de Sierra), cuenta Restrepo Duque con toda autoridad: “La música de Emilio Sierra identifica al Bogotá de 1941. Ayer no más, pero precisamente cuando se iniciaba la transformación fabulosa de la capital del país, y comenzaban a desaparecer para siempre los viejos rincones santafereños”.

Continúa Restrepo: “Quizás fueron los ritmos alegres del maestro fusagasugueño el primer grito contra los valores centenaristas y los bosquejos iniciales de la metrópoli que se desarrolló en pocos años. Hasta Emilio Sierra, la música bogotana estuvo constituida por los amables sones tradicionales que legaron Murillo y Alejandro Wills, Arturo Patiño y el Ciego Ras. Las mismas canciones serenateras que habían animado las noches bohemias de la Gruta Simbólica y que sobrevivían en los tiples enamorados de Jerónimo Velasco y sus discípulos”.

Efectivamente, el músico le dio un viraje bailable, pícaro y cosmopolita a la música del interior. Nacido en Fusagasugá en septiembre de 1891, Sierra Baquero fue, junto con su colega tolimense Milciades Garavito, el padre del género musical conocido como “rumba criolla”, primera aproximación del sonido interiorano a las sonoridades del gran Caribe y fenómeno de gran calado en el país desde principios de la década del 40. En alguna entrevista él aclaraba que la rumba criolla era, simplemente “un fandango, hermano menor y más alegre del bambuco”.

En 1935, Sierra se radicó en Bogotá para tomar lecciones en el Conservatorio y fundar su propia orquesta. Tres años después, durante la inauguración de Radio Santa Fe, se escuchó por primera vez al aire su pieza “Vivan los novios”, conocida luego como “Que vivan los novios”, compuesta como regalo matrimonial para un amigo. Desde ese momento, aquel tema cobraría fama nacional, todo mundo bailaba sus sones y se convertiría en canción fundacional del género de la rumba criolla, llegando a ser incluso el himno del Carnaval de Barranquilla en 1944.

Muchas de las letras de los temas musicalizados por Murillo eran del periodista Luis Eduardo Castillo, “Mojicón”, aunque algunos clásicos como “On tabas” tiene letra del propio compositor. Otros de sus letristas fueron Rafael Almanza y José Joaquín Jiménez. Una de las iniciativas de Sierra como promotor fue darle impulso a la carrera de un dueto tolimense llamado Las Hermanas Díaz, con quienes grabó dos temas. Ellas luego se fueron a trabajar con otro compositor, su tocayo Emilio Murillo y, poco tiempo después de su separación artística una de ellas, Matilde Díaz, se convirtió en la estrella vocal de la orquesta de Lucho Bermúdez.

Tras una gira por todo el país, Sierra decidió quedarse residiendo en Tuluá, en el Valle del Cauca. La muerte lo sorprendió en Cali, el 8 de marzo de 1957. Más de 120 temas propios en diferentes géneros fueron grabados por el compositor y su orquesta, entre ellos los ya clásicos “Que vivan los novios”, “Trago a los músicos”, “A juerguiar tocan”, “Éntrale en ayunas” “Ricitos de oro”, “El pataleo”, “Tierra mía” y “On tabas”.

La obra de Sierra permanece vigente como un patrimonio de Cundinamarca para el mundo gracias al festival que en su honor y en el de la rumba criolla se realiza cada año en su natal Fusagasugá, además de otras actividades emprendidas allí por la Fundación Emilio Sierra para la Cultura.

El 15 de septiembre conmemoramos los 130 años del natalicio de Emilio Sierra, el padre de la rumba criolla. Por eso es nuestro Artista de la Semana.

00:00:00
Al aire
100%
X